La Rural dejó de mostrar sólo el campo y ahora invita a un "viaje" por el interior del país

Sociedad
Lectura

Estar en La Rural es como meterse en un documental o hacer un viaje pedagógico al interior del país. En este sentido, el predio de Palermo deja de ser una exposición

de la agricultura regional para transformarse en un gigantesco escenario, donde cada pabellón representa una escena que nos enseña sobre las costumbres, la cultura y los sabores argentinos.

El público de esta película son grupos de familias de todo el país que, a pesar del frió y la lluvia, aprovechan las vacaciones de invierno para aprender más sobre el mundo de la ganadería y la agricultura nacional.

Un programa para los chicos. La primera jornada de la Rural se llenó de grupos de familias de todo el país. Llegaron hasta la exposición, a pesar de la lluvia y el frío. German Garcia Adrasti

Un programa para los chicos. La primera jornada de la Rural se llenó de grupos de familias de todo el país. Llegaron hasta la exposición, a pesar de la lluvia y el frío. German Garcia Adrasti

Como si fueran turistas japoneses, caminan por todos lados, hablan con los productores, les hacen preguntas, prueban de todo, se sacan fotos. Se prenden en todas las actividades, que son muchas, y tratan de acordarse de los nombres de cada uno de los animales que ven.

En cada pabellón ocurren cosas y experiencias distintas. En donde están los caballos, la gente se acumula para verlos y tocarlos. "Viste, estos son de verdad", le dice Daniel a su hijo de dos años, que con mucha timidez acaricia la cabeza de un ejemplar que se asoma entre las rejas de un corral. Mientras tanto, cerca de ahí, un grupo de personas mira con preocupación a un domador intentando calmar a un enorme caballo de polo que, por medio de patadas y relinches, se resiste entrar a un box de madera.

Un programa para los chicos. La primera jornada de la Rural se llenó de grupos de familias de todo el país. Llegaron hasta la exposición, a pesar de la lluvia y el frío. German Garcia Adrasti

Un programa para los chicos. La primera jornada de la Rural se llenó de grupos de familias de todo el país. Llegaron hasta la exposición, a pesar de la lluvia y el frío. German Garcia Adrasti

En la Rural hay unos 4.000 animales de las mejores razas del país y participan más de 400 expositores de 12 provincias (Río Negro, San Juan, Entre Ríos, Chaco, Salta, Santiago del Estero, Chubut, Corrientes, Córdoba, Santa Fe, Tierra del Fuego y Mendoza).

"Es una muy buena salida de vacaciones de invierno para disfrutar en familia porque se disfruta de las ofertas gastronómicas y aprende de animales y producción agrícola", dice Laura, que pasea junto a su marido y sus dos hijos por el predio de Palermo.

Las actividades abundan. Y hay para todos los gustos y todas las edades. El pabellón de los niños ofrece a los más pequeños la experiencia de vivir en una granja y la oportunidad de conocer a los animales más queribles de la exposición. Ahí, los chicos tienen la oportunidad de ver a los pollitos nacer, andar en pony, acariciar una ovejita o un cordero, tocar un lechón y hasta domar una llama.

Por otro lado está el área de demostración de las 4x4, donde varias marcas de automóviles conocidas ofrecen a los papás subirse a una camioneta todo terreno y manejarla por un vertiginoso circuito con rampas, puentes y desafíos varios. "El paseo es totalmente gratuito", cuenta Sebastián a la consulta de Clarín.

Un programa para los chicos. La primera jornada de la Rural se llenó de grupos de familias de todo el país. Llegaron hasta la exposición, a pesar de la lluvia y el frío. German Garcia Adrasti

Un programa para los chicos. La primera jornada de la Rural se llenó de grupos de familias de todo el país. Llegaron hasta la exposición, a pesar de la lluvia y el frío. German Garcia Adrasti

La gastronomía es otra de las estrellas de la exposición. La oferta va desde las comidas regionales en el patio gastronómico a los food trucks y stands ubicados en diferentes lugares de la muestra. La idea es que el recorrido también sea un paseo gastronómico que permita participar de diferentes actividades e ir haciendo paradas para degustar las exquisiteces más típicas de Argentina.

Una novedad este año es el "after office ganadero", donde habrá variedades de cerveza artesanal, hamburguesas, Panchos Gourmet, de salchichas alemanas con salsas, y Rocking Chips, con sus conos de papas y toppings. En el Pabellón Frers, donde estará el Pabellón de Niños, habrá helados. Para los más grandes, cosas dulces y cafetería.

También vuelven los búfalos. Tras 18 ausencia, están en la pista la raza Murrah. Su nombre deriva del hindú y significa “espiralado” dada la forma de sus cuernos. Son animales macizos.

Algunos datos útiles para tener en cuenta: la entrada general cuesta, de lunes a viernes, $120; y de sábados a domingos, $ 150. De 9 a 20. Los jubilados ingresan gratis los días lunes y martes; de miércoles a viernes abonan $75, y sábados y domingos $150. Niños menores a 8 años ingresan gratis acompañados de un adulto. Personas con discapacidad ingresan sin cargo, presentando certificado.

Estudiantes de veterinaria y agronomía; y estudiantes del Instituto Superior de Enseñanza, Estudios y Extensión Agropecuaria (ISEA) ingresan sin cargo, presentando libreta universitaria.










Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.