Bailaron desnudos con pañuelos verdes sobre una imagen de la Virgen y el Papa

Sociedad
Lectura

A días de tratarse la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Senado, una obra teatral generó revuelo en la ciudad de Rafaela por simular una misa católica, en la que los actores bailan desnudos y “abrazan” al papa con pañuelos verdes, símbolos de quienes se manifiestan a favor de la legalización del aborto.

El pasado viernes, la obra “DIOS”, dirigida por Leandro Rodríguez, se estrenó en el Centro Cultural Municipal de Rafaela, Santa Fe, y la polémica fue inmediata: fue considerada un "agravio" para la comunidad católica y para las autoridades eclesiásticas de la región.

Sobre el escenario se simula una Misa católica, donde hay esculturas que simbolizan a la Virgen María y al Papa Francisco, a quienes dos de los actores les colocaron pañuelos verdes a favor del aborto, y, en las escenas, se puede ver a los actores -también con pañuelos verdes- abrazando a las figuras que representan al catolicismo.

Polémica
En la promoción de la obra se advierte que "puede herir la sensibilidad religiosa, moral e ideológica del espectador”.

Luego de que las imágenes circularan en las redes sociales, la respuesta de la Iglesia no tardó en llegar y el Obispo de Rafaela, Monseñor Luis Fernández, se pronunció al respecto. “Este hecho duele profundamente, y así lo sentimos de manera especial los católicos de Rafaela”, sostuvo mediante un comunicado, en el que además manifiesta que “es un agravio al espíritu religioso que no colabora con la pacificación anhelada de nuestra sociedad".

En la misma línea, en la ciudad de Rafaela un grupo de católicos pidió una reunión con el intendente Luis Castellano, para pedirle explicaciones de lo que consideraron una ofensa para su comunidad, aunque el funcionario aún no dio declaraciones al respecto.

Por su parte, Lisandro Rodríguez, dramaturgo y director de la obra, explicó a Clarínque la obra “es casi un homenaje a León Ferrari, aunque en realidad es un homenaje al Papa. Y trabaja con la idea de la corporación ‘iglesia’, donde lo que opera son las corporaciones. Son las construcciones de poder que operan todo el tiempo. Vamos a hablar de lo que no se habla. Ahí es donde el arte entra y se pone en tensión, interpela. Pero también es un refugio donde podemos sentir cierta complicidad" aseguró.

Además, se supo que en presentaciones anteriores, en la promoción de la obra se advierte que "puede herir la sensibilidad religiosa, moral e ideológica del espectador”, dejando en claro que “queda bajo su decisión ingresar a la misma”. Asimismo, se prohibe para menores de 18 años.

Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.