Removieron a la cúpula del penal de Ezeiza por una seguidilla de suicidios

Sociedad
Lectura

Tuvieron lugar durante el primer semestre del año. Por primera vez se designó a una mujer como autoridad en una cárcel de hombres

En poco más de seis meses se suicidaron 7 presos en el penal de Ezeiza. Uno cada 26 días, en su mayoría por ahorcamiento; un promedio que contrasta con todo el 2016, donde sólo se registró un caso dentro de la cárcel. Por este motivo, las autoridades del Servicio Penitenciario Federal (SPF) resolvieron relevar a toda la cúpula ante la sospecha de que su director, prefecto Jorge Vassilión, y el subjefe, el prefecto Jorge Migues Adultos, no aplicaron de manera estricta los protocolos para prevenir y evitar este tipo de episodios.

Así, el nueve jefe del penal será René Azcona y, por primera vez en la historia de la cárcel, se designó como autoridad a una mujer: Sonia Álvarez será la segunda al mando, luego de dirigir la Escuela Penitenciaria de la Nación (EPN), entre otros cargos.

Según informó la agencia Télam, de los siete casos de suicidios que se registraron en esta cárcel de máxima seguridad, en seis de ellos las víctimas fueron presos que se encontraban procesados y aún no habían accedido a juicios o no tuvieron sentencia firme.

"Existen protocolos de prevención en presos que tienen un perfil suicida. Existe un equipo de psicólogos y psiquiatras para tratarlos y son ellos quienes, al notar alguna actitud que pueda apuntar a que se trate de un paciente con un aspecto depresivo, lo pueden derivar a talleres y charlas que previenen esos estados", reconocieron desde el SPF.

En este sentido, se informó que "los suicidios en contexto de encierro son eventos estresantes tanto para la población penal y sus familiares, como así también para los funcionarios que se desempeñan en los distintos complejos y unidades".

Con relación al relevamiento de la cúpula, se aseguró que "la medida ha sido adoptada con el fin de mejorar la coordinación de las distintas áreas del establecimiento con relación a la provisión de una serie completa de actividades, y para implementar reformas específicas en la alerta temprana de indicadores de suicidios en pos de una rápida detección, intervención y seguimiento de los casos de riesgo".

Además de designar las nuevas autoridades, el Servicio Penitenciario Federal ordenó un sumario administrativo para intentar determinar si existe algún tipo de vinculación entre los casos. "Hay un efecto contagio o dominó (imitación) que se detectó en todas las cárceles del mundo y acá pudo haber sucedido lo mismo. Cabe destacar que con estas directivas se pretende evitar futuros acontecimientos de esta índole, para sostener el descenso de la tasa anual de fallecimiento que se viene evidenciando en el último tiempo", afirmaron funcionarios del organismo.

La seguidilla de muertes de los reclusos de Ezeiza ya había sido advertida por la Procuración Penitenciaria de la Nación.

fuente infobae
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.