Para potenciar y retener en el país a los mejores investigadores nacionales, la Universidad de Buenos Aires (UBA) firmó ayer un convenio marco con la Sociedad Max Planck, una prestigiosa institución científica alemana. Esta institución apoyará a graduados de esa casa de estudios con becas para que hagan en el exterior sus doctorados y posdoctorados, y luego regresen a la Argentina para continuar sus investigaciones.

Por hambre, falta de libertad, escasez de medicamentos o, simplemente, la búsqueda de mejores oportunidades para estudiar o trabajar, cada vez más venezolanos huyen de su país y eligen como destino la Argentina. Historias de gente que optó por una vida digna lejos de su patria