Marruecos se convierte en la primera potencia espacial de África

Adalberto Agozino
Lectura

Con el lanzamiento de los satélites Mohammed VI A y B, Marruecos se convierte en la primera potencia espacial de África y despierta los recelos de sus rivales regionales.Por el Dr. Adalberto C. Agozino

 

 

 

 

Para el rey Mohammed VI nada parece ser suficiente si se trata de impulsar el desarrollo de Marruecos, ni las ciudades inteligentes, ni el mayor complejo portuario del mediterráneo, ni los trenes de alta velocidad o las mejoras en las telecomunicaciones. Ahora, el monarca alauí se encuentra abocado al desarrollo de las capacidades aeroespaciales del Reino.

En noviembre de 2017, la misión UV11 de Arianespace a cargo de un lanzador ligero europeo Vega despegó desde la base espacial de Kourou, en la Guayana Francesa para poner en órbita, el satélite de observación de alta resolución marroquí Mohammed VI A, con capacidad para tomar quinientas fotografías al día.

Las actividades de relevamiento de información del Mohammed VI A se complementarán a partir del próximo 20 de noviembre, con el lanzamiento del nuevo satélite Mohammed VI- B, gestionado por el consorcio europeo, Arianespace.

Ambos satélites marroquíes son de tipo Pleiada de 1,1 toneladas, de estructura hexagonal y con tres paneles solares fabricados en Francia, por la empresa Thalesalenia Space.

La misma empres fue la encargada de proporcionar los instrumentos ópticos que permiten a los aparatos obtener imágenes diurnas y nocturnas con una resolución de 0,7 metros, mientras que Airbus France ha construido la plataforma, los equipos de abordo y ha precedido a la integración del satélite .

Rabat empleará este nuevo satélite para actividades cartográficas, de planificación  territorial, monitoreo de actividades naturales y el mejor aprovechamiento de los abundantes recursos naturales ictícolas que le proporcionan los 3.500 kilómetros en una de las zonas de pesca que alberga la mayor biodiversidad del planeta con una biomasa de más de quinientas especies marinas, y también el monitoreo del clima.

Ambos satélites serán totalmente administrados por ingenieros y técnicos marroquíes que se han capacitado y especializado en el extranjero.

El lanzamiento del satélite Mohamed VI, constituye un nuevo éxito del monarca alauí en el proceso de modernización  del Reino y de plena integración con el mundo.

En esta forma, el reino Magrebí se convertirá en la primera potencia espacial de África. Aunque los avances marroquíes hacia el claro predominio en la región del Magreb despiertan los receles de los países vecinos que se sienten postergados por los continuos y genuinos avances de Marruecos en todos los campos.