Maradona debutó como DT en Dorados con una goleada

Deportes
Lectura

Y finalmente llegó el día. Diego Armando Maradona debutó victorioso como entrenador de Dorados de Culiacán, su nueva experiencia en el norte de México, al superar con claridad 4 a 1

a Cafetaleros, en la octava fecha de la Segunda División azteca.

Lo particular es que el triunfo se gestó desde un triplete de Vinicio Angulo, el portador de la camiseta número “10”, y gran figura del encuentro.

El primero de VINIC10. ???? pic.twitter.com/ak9JAyHdV2

— #HazlaDeDiez (@Dorados) 18 de septiembre de 2018

VINIC10 X2. ???????????? pic.twitter.com/lLQuQnwIA5

— #HazlaDeDiez (@Dorados) 18 de septiembre de 2018

¡Qué noche del ????! ???????????? #HazlaDeDiezpic.twitter.com/wDkf8cCcG9

— #HazlaDeDiez (@Dorados) 18 de septiembre de 2018

???? Para cerrar el partido… ¡apareció la zurda @alonsoescoboza! ???????? pic.twitter.com/j5KEr7pzeS

— #HazlaDeDiez (@Dorados) 18 de septiembre de 2018

Dorados, que cuenta con varios futbolistas argentinos en el plantel, obtuvo así su primera victoria en la Liga Ascenso MX del fútbol mexicano, para cerrar una semana intensa donde los focos se centraron en Maradona desde su arribo.

De hecho, durante el partido, se usó una cámara especialmente para seguir a Maradona en el banco de suplentes, junto a su colaborador más cercano el exarquero Luis Islas.

El astro argentino ingresó con una gorra -que modificó de posición varias veces-, vestido con ropa deportiva del club, y permaneció poco activo durante los primeros 45 minutos, de brazos cruzados sentado en el banco.

En el complemento, modificó su postura corporal, porque la mayor parte de los minutos los vivió parado, fuera del toldo del banco de relevos, en todo momento alentó y ordenó a sus futbolistas.

Los tres goles de Angulo los gritó de igual forma: apretó ambos puños, se abrazó con su cuerpo técnico y arengó a la tribuna.

En el segundo tanto, de hecho, corrió hasta el córner para abrazar y saludar uno a uno a los jugadores que festejaron el 2-0 parcial.

Más allá de la bronca por el descuento de cabeza de Sebastián Ariel, la tranquilidad definitiva llegó con el tanto de Cogoza, que también le ofrendó su festejo al Diego.

Con el pitazo final, Maradona apretó el puño derecho, lo lanzó al aire, se persignó y acompañó a sus jugadores para hacer el festejo “vikingo” junto a sus hinchas, que impulsó la Selección de Islandia e imitaron muchos equipos del mundo.

En el estadio “La Pecera”, con capacidad para 19.000 espectadores, los hinchas de Dorados lucieron las camisetas de su club con el número 10 y hasta banderas pintadas con el rostro de Maradona en su época como futbolista.

ED Fuente: NA

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS