Alonso y Bochini le ponen picante al cruce de River e Independiente por la Copa Libertadores

Deportes
Lectura

-Beto, ¿vas a venir a la cancha a ver el partido?

-Podría ser, si vos me invitás Bocha...

-Sí, llamame y arreglamos para verlo en un palco del Libertadores de América.

-¿Cómo te voy a llamar si no tengo tu teléfono? Decime el número.

-Anotá, 15...

Hablan como dos amigos que se conocen desde hace más de 40 años. Dos amigos que compartieron épocas doradas con la pelota bajo la suela. Cada uno con la camiseta del club del que es ídolo indiscutido. Son Norberto Alonso y Ricardo Bochini quienes, en medio de la redacción de Clarín, intercambian sus números para ir a ver el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, este miércoles, desde las 19.30, que enfrentará a Independiente y River, en Avellaneda (la vuelta será el martes 2 de octubre).

Mientras se chicanean y vuelven loco al fotógrafo, se va formando una fila para pedirles selfies y autógrafos. Se acerca gente de todas las secciones para verlos y admirarlos. Se los trata de usted. Son faros que aun después de haber dejado el fútbol hace décadas, siguen encandilando a todos. "Estábamos esperando estos partidos para que la gente vea fútbol", dice el Beto (65 años) apenas se sienta en el living de Clarín para palpitar lo que se viene y también volver el tiempo atrás.

"Se me vienen muchos recuerdos. En mi época, Independiente tenía un equipazo. Y nosotros, también. Al Bocha le tocaba enfrentar a Mostaza, a Jota Jota... Yo estaba más para la creación, como él. Nos divertíamos mucho jugando al fútbol. Hay que divertirse para divertir a la gente", sigue Alonso. Bochini (64), a su lado, se sirve agua, asiente y aporta: "River era un equipo que dejaba jugar pero que tenía muchos jugadores con talento y habilidad. Los dos pensábamos en el arco de enfrente. Íbamos a ganar, a buscar el gol. Nunca esperábamos un error del rival; se atacaba con mucha gente. Con River se daban partidos muy parejos. En esa época eran los dos mejores equipos de la Argentina. Ellos ganaban muchos campeonatos locales y nosotros tuvimos la suerte de ganar cuatro Copas Libertadores seguidas".

No es posible meterse en el presente sin rememorar momentos únicos entre dos de los equipos más grandes de Sudamérica, mucho menos si tuvieron como protagonistas a estos dos próceres de la número cinco. "Me acuerdo que con River jugamos dos veces por la Libertadores. Una fue en el 76, era un triangular y clasificaba uno sólo. Ellos nos ganaron en Avellaneda y habíamos empatado en el Monumental, y como sacamos los mismos puntos tuvimos que desempatar en cancha de Vélez. Ahí nos ganaron 1 a 0 con un gol de Pedro González. Nos dejaron afuera después de haber ganado cuatro seguidas".

-Alonso interrumpe: ¿Vos decís el día que cortaron la luz? Le estábamos dando un baile bárbaro y cortaron la luz...

-Bochini: No, al contrario estábamos muy parejos, me acuerdo. Si perdíamos 1 a 0 y nosotros teníamos que empatar, no nos benefició el corte de luz. Encima, hacía un frío impresionante. Estuvimos como media hora esperando.

La charla, ahora sí, se posa sobre el duelo copero de la actualidad. Y ahí, cada uno analiza a su equipo y mira de reojo al rival. "River tiene una columna vertebral con Armani, Maidana, Pinola y Ponzio. Eso es importante. Boca tiene billetera, sí, pero compró nombres. No tiene nada que ver con formar un equipo. Independiente no está pasando por su mejor momento, pero es un rival copero, tradicional. Vamos a ver qué pasa en el primer partido, que para mí es clave. Esta serie es más brava que la de Racing", avisa el Beto. Y el Bocha agrega: "River puede tener más plantel que Independiente, pero 11 contra 11 es parejo. Si Independiente va con todos los titulares le puede jugar de igual a igual. Pero si se le bajan un par ya le puede pasar lo que le pasó, que no le ganó a Brown de Adrogué. Ya hablé con Holan. Para mí el mediocampo tiene que ser de juego, no tiene que ser para esperar. Hay que ir a jugarse todo".

Hay elogios para Franco Armani. "Ahí saca ventaja River. Armani hizo de cinco metros el arco de River. Es un arquero con mucha personalidad, sabe salir en los centros, manda, ordena. Campaña es un buen arquero, pero vulnerable", expresa Alonso. "Es verdad, en estos momento es de los mejores de Sudamérica", refuerza Bochini.

-¿Se animan a decir un resultado?

-Bochini: Para mí no va a ser un partido abierto. Siempre y cuando no haya equivocaciones. Porque ahí las cosas pueden cambiar. Empate o el que hace el gol gana por la mínima.

-Alonso: Partido cerrado. Va a ser muy importante la ida para definir en cancha de River. Va a ser esa típica serie de 180 minutos, larga, sin que esté resuelta hasta los minutos finales en cancha de River.

-¿De quién se tiene que cuidar Independiente, Ricardo?

-B: Del colombiano Quintero. Y del chico Palacios.

-¿Y de quién se debe cuidar River, Beto?

-A: Tiene que estar atento de todos. Meza juega bien al fútbol, Benítez tiene velocidad. Juegan la fútbol.

Antes de la pregunta final, Bochini celebra que el Rojo vuelva a disputar los cuartos de final de la Copa tras 28 años: "Es bueno para los chicos que no vieron la gloriosa época. Ahora Independiente tiene que pensar siempre en jugar estas instancias. Tiene que dejar un equipo base para mantenerse porque lo que le pasó al club fue culpa de los dirigentes que no conocían lo que era Independiente y traían a cualquier jugador".

Alonso, va más allá y se imagina una final superclásica: "Sería lindo una final contra Boca. Yo quiero una final River-Boca. Ahora sí. Cuando ganó D'Onofrio dije que íbamos a ir a la cancha de Boca y que con huevos y fútbol íbamos a ganar y a cambiar un poco la historia. Y en aquel partido que ganamos con gol de Funes Mori empezó esta linda etapa".

-¿Qué pesará más: la paternidad o la mística?

-A: Yo creo mucho en eso y para mí la paternidad siempre pesa. Con Racing pasó. Además, River por la Copa se transforma y es otro equipo.

-B: No sé si la mística pesa. Para mí tiene mucho que ver el planteo del juego. Quiero ver qué equipo pone Holan.

-A: Tiene un poquito de miedo.

-B: No, no, no. Yo aclaro que depende de la formación. Si vos me decís que Independiente va a formar de tal manera yo te digo que Independiente le va a hacer partido y le puede ganar. Pero de otra manera no lo sé. Yo espero que Holan no le tenga miedo a River. El año pasado Independiente era una cosa; hoy está un poco bajo. Tiene que volver a ser lo que fue en la Sudamericana del año pasado.

"Tiene miedo", chicanea el Beto a Bochini. (Foto: Andres D'Elia)

"Tiene miedo", chicanea el Beto a Bochini. (Foto: Andres D'Elia)

Los partidos y los goles que guardan en el corazón

Los recuerdos afloran. Y es inevitable no pensar en aquellos duelos entre Independiente y River que los tuvieron a ambos como protagonistas, entre los 70 y 80, en los que el fútbol ganaba, más allá de quién se llevara la victoria. Eran encuentros de alto nivel futbolístico y que divertían al público.

-¿Qué partido y qué gol que hayan hecho en este clásico son los que más recuerdan?

-Alonso: Me acuerdo del 7 a 2 (en el Nacional 72), cuando hice el gol que no pudo hacer Pelé, al gambetear a Santoro pasando la pelota por un lado y yendo a buscarla por el otro para definir con el arco vacío. Y después me acuerdo de un 4-3 en cancha de River (por la semifinal de ida del Metropolitano 79) que perdíamos 3 a 1...

-Bochini (interrumpe): No, íbamos 1 a 0 nosotros, 2-1 ustedes, 3-2 nosotros y 4-3 nos ganaron.

-A: Ah sí, tenés razón, fue así. Me acuerdo del cuarto gol. Me hizo reír mucho (José Luis) Pavoni, el 2. Se va al ataque y me la tira a mí, sale (Enzo) Trossero y yo con un pase con el revés del pie lo dejo solo con (Esteban) Pogany. Y se asustó. Cuando pateó, sacó un pedazo de milanesa (sic) de pasto... Y la pelota iba al lado del palo y Pogany la saca al córner. Córner de Pedro González, entra el Nene Commisso, cabezazo y 4-3.

-B: A mí el que mejores recuerdos me trae es el de la final del Nacional 78 (ambos partidos se jugaron en enero de 1979). Habíamos empatado 0-0 en River y yo hice los dos goles del 2-0 en cancha de Independiente. Ganamos y fuimos campeones.

Alonso y el Bocha, reunidos por Clarín, recordaron viejos tiempos. (Foto: Andres D'Elia)

Alonso y el Bocha, reunidos por Clarín, recordaron viejos tiempos. (Foto: Andres D'Elia)

Dos campeones del mundo hablando de la Selección

Cada uno tiene colgada su medalla. El Beto, la del Mundial 78. El Bocha, la del 86. Es por eso que sus palabras están más que autorizadas para hablar de la Selección.

“Antes el técnico de la Selección tenía para elegir a tres o cuatro jugadores por puesto. Sampaoli, en el Mundial de Rusia, no sabía cómo llegar a 20 jugadores. No se sale campeón del mundo de casualidad. Si no tenés plantel...”, arrancó Bochini. “Antes los entrenadores de la Selección tenían a todos jugando acá. Hoy los tienen un ratito nada más”, siguió Alonso. Pero las críticas no quedaron ahí. “Ahora hay una Selección nueva con Scaloni. Empató 0-0 con Colombia y parecía que habíamos ganado la final del mundo. Increíble", comentó el Bocha. “Hoy la Selección está para ganarle a Guatemala, nada más. Es la verdad”, remató el Beto.

Los campeones del mundo también dieron su opinión sobre la actualidad de la Selección. (Foto: Andres D'Elia)

Los campeones del mundo también dieron su opinión sobre la actualidad de la Selección. (Foto: Andres D'Elia)

-Scaloni está como interino. ¿Quién creen que tiene que ser el técnico de la Selección?

-Alonso: Primero se necesita un mánager. Puede ser Pekerman o alguien que haya estado en la Selección y conozca la camiseta. Y al técnico lo tiene que elegir el mánager. Puede ser Gareca (NdR: ya arregló su continuidad en Perú), Gallardo... Aunque prefiero seguir disfrutándolo en River.

-Bochini: Tiene que venir un técnico que nos recuerde al fútbol de otras épocas. Gallardo y Gareca me gustan me gustan. Hay que buscar a un técnico de esos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.