Los técnicos que se reciclan, una tendencia en aumento en la Superliga

Deportes
Lectura

La Superliga se devoró a siete entrenadores en ocho fechas. La sentencia parece un deja vú. Y lo es. Así como en la primera semana de noviembre la referencia numérica (ocho

técnicos) asombraba tras la disputa octava fecha de la primera edición de la Superliga, once meses después, el dato se repite, aunque ahora son siete, apenas uno menos. Es histórico: las urgencias le siguen ganando a los proyectos. Los cuatro años y dos meses al frente de River parecen una excepción. En tiempo y estabilidad. También lo es Guillermo Barros Schelotto, quien está desde marzo de 2016. Sin embargo, a pesar de los dos títulos locales y de haber llegado a semifinales de la Libertadores, es difícil que que el año que viene siga en Boca.

Gastón Coyette cambió de provincia. De San Martín de San Juan a San Martín de Tucumán.

Gastón Coyette cambió de provincia. De San Martín de San Juan a San Martín de Tucumán.

Lo curioso en esta Superliga es que los técnicos no se quedan sin trabajo. Se reciclan. Tanto que ocurrió un enroque que no tiene antecedentes: Walter Coyette dejó San Martín de San Juan y se fue a San Martín de Tucumán. Y Rubén Darío Forestello, que estaba en el Santo tucumano, ahora está en el sanjuanino. En tanto, Ezequiel Carboni se fue de Lanús y ahora está en Argentinos Juniors. Los otros que saltaron desde el banco fueron Alfredo Berti (Argentinos), Juan Pablo Pumpido (Patronato), Cristian Ledesma (Tigre) y después del clásico cordobés, Lucas Bernardi (Belgrano). Pero no desesperan. Seguramente pronto estarán en otro equipo de Primera. Por ejemplo, Bernardi tiene 41 años, lleva tres temporadas dirigiendo y ya estuvo en cinco clubes (Newell’s, Arsenal, Godoy Cruz, Estudiantes y Belgrano). Suma 81 partidos, tiene un 44 % de efectividad, dirigió cinco clásicos y se fue de Newell’s tras perder con Central y ahora del Pirata que cayó 3-0 con la T.

Ezequiel Carboni dejó Lanús por los malos resultados. No importó. En pocos días arregló con Argentinos Juniors.

Ezequiel Carboni dejó Lanús por los malos resultados. No importó. En pocos días arregló con Argentinos Juniors.

Uno que puede dar fe es Mario Sciacqua, que ahora está en Patronato de Paraná y en el torneo pasado se fue de Olimpo tras la sexta fecha. El más nuevo es Mariano Echeverría, quien transita su primera experiencia como entrenador. Mientras que Luis Zubeldía volvió a Lanús luego de dirigir en el exterior. Ahora resta saber quién será el reemplazante de Bernardi en Belgrano, que también cambió a su entrenador luego del clásico con Talleres en el torneo pasado (fue 0-0 pero el Gallego Sebastián Méndez renunció luego).

El reciclado de técnicos es una tendencia desde el torneo de Primera División comenzó a jugarse con 30 equipos. Pero fue en aumento.

En 2015 apenas dos técnicos estuvieron dos equipos en el mismo torneo: Mauricio Pellegrino (Estudiantes e Independiente) y Darío Franco (Defensa y Colón). En el cortito de 2016, solo Diego Osella (Olimpo y Newell’s), pero explotó en la temporada 2016/17, hubo 12 entrenadores que dirigieron a dos equipos: Juan Manuel Azconzábal (Atlético Tucumán y Huracán), Sebastián Méndez (Godoy Cruz y Belgrano), Ricardo Caruso Lombardi (Huracán y Tigre), Paolo Montero (Colón y Central), Eduardo Domínguez (Huracán y Colón), Ariel Holan (Defensa e Independiente), Fernando Quiroz (Aldosivi y Sarmiento), Pablo Lavallén (San Martín de San Juan y Atlético Tucumán), Leonardo Madelón (Unión y Belgrano), Cristian Díaz (Olimpo y Quilmes), Lucas Bernardi (Arsenal y Godoy Cruz) y Ricardo Zielinski (Racing y Atlético Tucumán). En cambio, en la Superliga pasada otra vez fueron dos: Walter Coyette (Chacarita y San Martín de San Juan) y Omar De Felippe (Vélez y Newell’s).

Hay otros entrenadores en la cuerda floja sobre los cuales las críticas y quejas de los hinchas crecieron después de los resultados del fin de semana: Leandro Benítez en Estudiantes de La Plata, Omar De Felippe en Newell’s y Claudio Biaggio en San Lorenzo, sobre quien se afirma que dirigiría hasta fin de año y luego le buscarían reemplazante. Incluso, ya se mencionan a Jorge Almirón o Sebastián Beccacece (hoy en Defensa y Justicia), ambos de la “escudería” de Cristian Bragarnik, como posibles sustitutos del Pampa. En Talleres, antes del clásico, también estaba en discusión Juan Pablo Vojvoda, que ahora sumó un poco de aire.

Gallardo y Barros Schelotto son los dos técnicos que más tiempo llevan en sus equipos en Primera División. El tercero es Julio César Falcioni. El Emperador volvió a Banfield en abril de 2016, estuvo un tiempo ausente por un tratamiento para superar un cáncer de laringe y esta temporada volvió con todo. Junto con Gallardo es uno de los pocos indiscutidos. También trabajan con tranquilidad Gustavo Alfaro en Huracán, Ricardo Zielinski en Atlético Tucumán, Leonardo Madelón en Unión, Eduardo Coudet en Racing y Ariel Holan en Independiente. Y como siempre, los resultados mandarán en los procesos de Eduardo Domínguez en Colón y Gabriel Heinze en Vélez.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.