Marcelo Gallardo, un especialista de los mano a mano que busca otra final con River

Deportes
Lectura

Letal en el mano a mano. Desde la llegada de Marcelo Gallardo, el hombre que produjo un quiebre en la historia millonaria en ese tipo de definiciones, los números

crecieron considerablemente. Entonces, es en su capacidad y en las estadísticas que lo envuelven donde se sustentan las ilusiones del club de Núñez para intentar llegar a otra final de Copa Libertadores.

Es que desde que el Muñeco está en el banco de suplentes, River ganó el 83% de las series que disputó, ya sea a uno o dos partidos. Un porcentaje mucho más alto que tenía antes de su arribo. Era del 64% contabilizando las definiciones mano a mano de su historia. Pero si se toman en cuenta solamente los torneos internacionales, el número es más impactante. En ese ámbito, antes de Gallardo River había superado el 58 % de los cruces (de 82 series, ganó 48 y perdió 34). En cambio, después de Gallardo superó el 83% de estas definiciones (triunfó en 19 y cayó en 4).

En la era amateur River disputó 57 mano a mano, de los que ganó 31 y perdió 26. Es decir que tuvo un 54 por ciento de efectividad. Mientras que en el profesionalismo, antes de la llegada de Gallardo, disputó 168 de esas series, de las cuales superó 111 y cayó en 58, lo que marca que en un 66 por ciento salió victorioso. Gallardo, con su alto número, lo elevó al 68 por ciento. Es que incluyendo lo del Muñeco, River disputó 272 series en su historia, de las que ganó 181 y perdió 92.

Los equipos de Gallardo se han caracterizado por demostrar una fortaleza mental y una concentración suprema para jugar este tipo de definiciones. El equipo, además, juega con mucha intensidad estos partidos. Y con una motivación extra. No es casual que todos los títulos que ganó el Muñeco hayan sido en Copas, donde se juega a cara o cruz.

De los 47 cruces que tuvo hasta el momento, desde el 27 de julio de 2014 cuando se enfrentó a Ferro en Salta por los 16avos de final de la Copa Argentina y lo superó por penales, River avanzó en 39 y perdió apenas 8. Un detalle: apenas dos de esas 39 avanzó desde la definición de los 12 pasos. Una fue la mencionada contra el conjunto de Caballito y la otra en la instancia siguiente de esa Copa Argentina 2014 ante Colón en San Luis. Las otras fueron en los 90 minutos.

Boca (en tres oportunidades), Guaraní (dos veces), Ferro, Colón, Godoy Cruz, Libertad, Estudiantes, Atlético Nacional de Medellín, San Lorenzo, Cruzeiro, Liniers de Bahía Blanca, Tigres, Gamba Osaka, Liga de Quito, Chapecoense, Sanfrecce Hiroshima, Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto, Estudiantes de San Luis, Independiente Santa Fe, Arsenal, Unión, Gimnasia, Rosario Central, Jorge Wilstermann, Atlas, Instituto, Defensa y Justicia, Atlanta, Deportivo Morón, Atlético Tucumán, Central Norte de Salta, Villa Dálmine, Racing, Platense, Independiente y Sarmiento de Resistencia padecieron al equipo de Gallardo en el mano a mano. Fueron 25 equipos argentinos (27 enfrentamientos en total ya que ante Boca fueron tres), 2 paraguayos (3 choques en total; 2 con Guaraní), 2 brasileños, 2 colombianos, 2 japoneses, 1 ecuatoriano, 1 mexicano y 1 boliviano.

Y hubo apenas cinco equipos que lograron superarlo en el mano a mano: Lanús (2 veces), Huracán (2), Rosario Central (2), Barcelona e Independiente del Valle. Tres equipos argentinos (dos veces cada uno le ganaron), uno español y uno ecuatoriano.

Si se hace el desglose en el plano internacional, la efectividad del equipo de Gallardo también da 83 por ciento. Fueron 23 cruces. Ganó 19 y perdió solo 4. Los equipos vencidos fueron 6 argentinos (Boca- dos veces-, Godoy Cruz, Estudiantes, San Lorenzo, Racing e Independiente), 2 brasileños (Cruzeiro y Chapecoense), 2 colombianos (Atlético Nacional e Independiente Santa Fe) 2 paraguayos (Guaraní -dos veces- y Libertad), dos japoneses (Gamba Osaka y Sanfrecce Hiroshima), 1 boliviano (Jorge Wilstermann), 1 ecuatoriano (Liga de Quito) y 1 mexicano (Tigres).

En tanto, los cuatro que lo derrotaron fueron: 2 argentinos (Huracán y Lanús), 1 ecuatoriano (Independiente del Valle) y 1 español (Barcelona).

Y si se toman en cuenta los enfrentamientos con los rivales de Brasil, dado que el próximo cruce será contra un equipo de ese país, se encuentra la dificultad que tuvo River en su historia. Apenas ganó el 39% de las series. De 23 cruces, superó 9 y cayó en 14. Con Gallardo tiene el 100%. Es cierto, apenas fueron dos los enfrentamientos (con Cruzeiro en los cuartos de final de la Copa Libertadores 2015 y con Chapecoense en la Sudamericana de ese mismo año) pero los superó ambos. Y ahora, ante Gremio, el Muñeco va por más historia. Los números lo respaldan para intentar llegar a otra final continental.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.