River y un antecedente que les trae buenos recuerdos a los hinchas y permite soñar con una remontada

Deportes
Lectura

La derrota dolió. Los hinchas que llenaron el Monumental no la esperaban. Gremio se llevó un triunfo para ilusionarse con jugar otra vez la final de la Copa Libertadores. Sin embargo,

River atesora un antecedente que le permite confiar en que nada es imposible en la Copa Libertadores.

Hace tres años, en la Copa Libertadores 2015 que ganó, y después de eliminar a Boca en los octavos de final tras el recordado incidente del gas pimienta en la Bombonera, también perdió en casa y tuvo que jugarse todo en Brasil.

En aquellos cuartos de final del certamen continental, River perdió con Cruzeiro 1-0 en Núñez. Viajó a Belo Horizonte con preocupación pero allí jugó -para muchos- el mejor partido copero como visitante de la historia del club.

Accedió a las semifinales al vencer 3-0 al conjunto brasileño en el Mineirao. Fue un arranque demoledor; a los 20 minutos Carlos Sánchez rompió el cero. Maidana y Teo Gutiérrez completaron la goleada.

El equipo, es cierto, no es el mismo: se mantiene apenas Jonatan Maidana, Leonardo Ponzio, Gonzalo Martínez (jugó 11 minutos en ese partido), Rodrigo Mora (fue titular en 2015 y ahora no fue ni al banco) y Camilo Mayada (ingresó 20 minutos y el martes fue suplente). Tampoco lo es el nivel del rival.

Pero algo se mantiene inalterable: la presencia de Marcelo Gallardo en el banco, el mismo que el martes a la noche recibió una ovación y se llevó en la retina el recuerdo imborrable de un mosaico plasmado en la tribuna.

Además, River no sabe de territorios enemigos. En la actual edición de la Copa, está invicto fuera del Monumental: empató 2-2 con Flamengo y 0-0 con Racing e Independiente, mientras que les ganó a Emelec (1-0) e Independiente Santa Fe de Bogotá (1-0).

Claro que Gremio tiene también con qué defenderse. El campeón defensor de la Libertadores terminó con la valla invicta en siete de los once partidos que jugó y en total le anotaron solo cinco goles: tres de esos cinco se los hizo Estudiantes (ganó 2-1 en Quilmes y perdió por ese resultado en el Arena do Gremio, donde cayó en los penales).

En su casa, además, consiguió resultados contundentes: venció 4-0 a Monagas de Venezuela, 5-0 a Cerro Porteño de Paraguay, 1-0 a Defensor Sporting de Uruguay, el mencionado 2-1 a Estudiantes de La Plata (luego lo venció por penales 5 a 3) y el más reciente 4-0 a Atlético Tucumán.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS