Pipi Romagnoli: el regreso de Lavezzi, el DT para la Copa y el crack que nace

Deportes
Lectura

Una charla a solas y relajada con Leandro Romagnoli puede abrir tantas puertas que permite estacionar en el juego, pasar por su nuevo rol de mánager y arribar a lo

que imagina a futuro para San Lorenzo.

“Lo que murió es la posición del enganche, no el 10. Hoy sería el doble 5 adelantado, con la función de regresar, o volcado a la derecha o a la izquierda. Un 10 se le llama al que tiene calidad, al que puede asistir o sacarse dos jugadores de encima. Hoy está el 10, pero no en la posición del enganche”, analiza el Pipi.

Romagnoli agrega: “Hoy no se juega mucho. Se corre mucho. Se pega bastante. Todo es muy friccionado. Todo es empuje. Todos chocan. Hay que estar bien físicamente porque vienen, te chocan y te tenés que levantar y seguir; y al ratito te pasa lo mismo. Si no estás bien físicamente, hoy no se puede resolver. Pasa mucho por lo físico”.

-¿Se puede revertir esta tendencia?

-Está difícil cambiar en el fútbol argentino. En muchos lugares de Europa se juega a otra cosa. Acá se marca mucho. Para marcar mucho, tenés que tener mucha intensidad. La intensidad se logra corriendo, trabando y metiendo. Y el que recibe la pelota jamás se puede dar vuelta con la comodidad con que lo hace Messi en España...

Pipi Romagnoli, en una de las bocas de acceso a la popular local del Gasómetro, junto a un mural de un cuervo que parece vigilarlo.Fotos: Rubén Digilio

Pipi Romagnoli, en una de las bocas de acceso a la popular local del Gasómetro, junto a un mural de un cuervo que parece vigilarlo.Fotos: Rubén Digilio

-¿Hay algún Romagnoli brotando en San Lorenzo?

-Hay muchos chicos que vienen creciendo muy bien. Tenemos a Matías Palacios.

-Es la joyita. Ya se vio en la Selección Juvenil y hasta lo hizo debutar Biaggio.

-Es la joyita, sí. Eso es lo que se dice, pero hay que llevarlo tranquilo, hay que mantenerlo con los pies en la tierra. Este camino es largo.

-¿Hablás mucho con él?

-Sí, hablo, hablo. Es un chico tranquilo, humilde. Lo lleva bien. Pero el ambiente del fútbol es complicado y hay que estar encima.

Leandro Romagnoli se metió en el corazón de San Lorenzo, como lo dice el mural que lo custodia. Fotos: Rubén Digilio

Leandro Romagnoli se metió en el corazón de San Lorenzo, como lo dice el mural que lo custodia. Fotos: Rubén Digilio

-¿Qué es ser mánager?

-Ser manager es depender de otros, de los jugadores, de los técnicos, de los dirigentes. No hay como ser jugador.

-¿Qué planes tenés para San Lorenzo?

-A corto plazo, el objetivo es la Copa Argentina. Es algo pendiente. Perdimos la final en 2013. Y después es armar un equipo competitivo para la Libertadores.

-¿Ya estás tirando líneas para reforzar el equipo?

-Estamos pensando. Esperaremos que termine todo y veremos. Nos sentaremos con los dirigentes para ver qué jugadores podemos traer. Este semestre se hizo un parate en ese sentido porque había que acomodar lo económico. Hay que charlar para ver qué esfuerzo se puede hacer.

Leandro Romagnoli y la camiseta titular que usará en su partido homenaje del 15 de diciembre. Fotos: Rubén Digilio

Leandro Romagnoli y la camiseta titular que usará en su partido homenaje del 15 de diciembre. Fotos: Rubén Digilio

-Mencionaste en algún momento a Piatti, a Lavezzi. ¿Son posibles sus retornos o son apenas deseos?

-Piatti me dijo que tenías ganas de volver al fútbol argentino. Pero hay que hablar y ver bien su situación en Estados Unidos. Dio una nota en la que dijo que ahora no podía ser, pero hablaremos. Y Lavezzi está en China. Yo sé que gana una fortuna, pero es una edad linda para venir a jugar a San Lorenzo. Si viene a la despedida, será cuestión de tomarnos cinco minutos y charlar. Algo le voy a decir a Lavezzi para que venga a jugar la Copa. Eso seguro. Después, veremos si quiere y puede.

-¿Habrá presupuesto en San Lorenzo para encarar la Libertadores con chances de ganarla? Se necesita mucho dinero.

-Sí, se necesita. Vamos a ver. Sería bueno mantener la base, que no se vaya nadie. Y si alguien se va, habrá que sentarse con el entrenador de turno y ver qué se necesita.

-Hablaste del entrenador. ¿Descartan a Biaggio como entrenador para la Libertadores?

-No, no. El Pampa tiene contrato hasta diciembre y ahí veremos qué es lo mejor para el club, para él y para todos. No puedo decir ni que sí ni que no porque el fútbol es muy cambiante.

El Pipi, sentado sobre un para-avalanchas en la popular local del Gasómetro.Fotos: Rubén Digilio

El Pipi, sentado sobre un para-avalanchas en la popular local del Gasómetro.Fotos: Rubén Digilio

-A Biaggio lo tuviste como técnico y ahora como mánager. ¿Qué análisis hacés de su gestión?

-Cumplió varios de los objetivos que nos planteamos. Este año salimos terceros en el campeonato y entramos a la Libertadores del año que viene, peleamos en la Sudamericana, estamos en carrera en la Copa Argentina. Hay que mejorar en el campeonato, eso está claro, porque no arrancamos de la mejor manera.

-¿Es una locura que Biaggio sea el técnico en la Libertadores o no?

-No, ¿por qué me lo preguntás?

-Por todo lo que se habla, por los rumores de búsqueda de otros entrenadores.

-Obviamente que el Pampa puede dirigir la Libertadores, ¿por qué no? Pero en un club grande como San Lorenzo también siempre hay que pensar en el presente y en el futuro para que nada te sorprenda. En fútbol nunca sabe uno qué puede venir dentro de un par de meses.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS