Central aprovecha el poder de fuego de Zampedri y se mete en la final

Deportes
Lectura

Rosario Central buscará este domingo en Córdoba su cuarta final de Copa Argentina. Temperley intentará seguir haciendo historia en esta edición del torneo. Estarán frente a frente en el estadio Mario

Kempes, desde las 17 y con la presencia de más de 15.000 simpatizantes. La otra llave de las semifinales la protagonizarán River y Gimnasia La Plata el miércoles 28 en el José Minella de Mar del Plata.

Tres cambios presentará Rosario Central en relación al equipo que perdió 2-1 con Atlético Tucumán por la Superliga. Matías Caruzzo (recuperado de un desgarro), Diego Becker y Maximiliano Lovera ingresarán por Renzo Alfani, Federico Carrizo (suspendido) y Germán Herrera (con una molestia muscular).

Los concentrados de Rosario Central.

Los concentrados de Rosario Central.

Temperley viene cumpliendo una floja campaña en la Primera B Nacional (suma dos derrotas consecutivas ante Instituto de Córdoba y Atlético Mitre de Santiago del Estero) y está en riesgo su permanencia por su bajo promedio. Presentará una variante: Federico Fattori entrará en lugar de Leonardo Di Lorenzo.

En los cuartos de final, Rosario Central eliminó a Newell’s, mientras que Temperley dejó afuera nada menos que a San Lorenzo. En caso de empate, el finalista se definirá por penales.

Los concentrados de Temperley.

Los concentrados de Temperley.

Una victoria le otorgará a Rosario Central o a Temperley, el acceso a la final y también una eventual clasificación a la Copa Libertadores 2019. Para sellar ese boleto, River deberá ganarle a Boca la final de esta edición y además superar a Gimnasia en la semifinal. Si eso ocurre, el Millonario abrirá una vacante para el subcampeón de esta Copa Argentina. En el caso de Temperley, sería la primera vez en su historia en que disputa un certamen continental de clubes.

Un título, hace tres décadas

Rosario Central-Temperley tienen un recordado antecedente. Por la última fecha del Campeonato de Primera 1986-87 se enfrentaron en el sur bonaerense y el empate 1 a 1 les valió a los rosarinos el título.

Ese Rosario Central, dirigido técnicamente por Angel Tulio Zof y con Omar Palma como su figura principal, logró un récord, aún vigente: es el único ascendido de la B que salió campeón en la siguiente temporada en la categoría mayor.

En aquel partido, disputado el 2 de mayo de 1987, Ricardo Dabrowski abrió la cuenta y Palma, de penal, selló el empate. En Central jugó Edgardo Bauza, su actual DT. Ese día, Temperley quedó condenado a jugar un desempate con Platense -que venció a River en el Monumental- y luego descendió al Nacional B.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.