Por qué Boca y River no jugarán el Superclásico de verano

Deportes
Lectura

River y Boca se enfrentaron como pocas veces este año. Y a excepción del empate de la primera final en la Bombonera (2 a 2) siempre se festejó el equipo millonario.

Hasta ganó el amistoso del verano en Mar del Plata (1 a 0) con un gol de Rafael Santos Borré. Después, se impuso en la Supercopa Argentina (2 a 0, la noche de los goles de Gonzalo Martínez e Ignacio Scocco) en Mendoza, en el duelo de la Superliga (2 a 0, otra vez con Pity y Nacho como goleadores) disputado en la Bombonera y en la final de la Copa Libertadores (3 a 1) en Madrid. Fueron demasiados cachetazos para el bicampeón del fútbol argentino.

Así y todo, nada tuvieron que ver los resultados a la hora de tomar una decisión fuerte: no enfrentarse en el habitual amistoso de pretemporada. Lo resolvieron Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio, a pesar de las diferencias que los alejaron los últimos tiempos. De todas maneras, hay presión de la televisión para lograr un espacio para colar el Superclásico en la cargada agenda estival.

“Tenemos muchos asteriscos en la Superliga y ya nos fijaron dos fechas a fines de enero. No podemos jugar contra Boca. Y si nos piden hacerlo, les vamos a decir que no”, le dijo D’Onofrio a Clarín en esta ciudad. River debe cuatro partidos del torneo y desde las oficinas de Puerto Madero, donde está enclavada la nueva estructura del fútbol argentino, ya programaron dos. El sábado 19 de enero, a las 20 en el Monumental, recibirá a Defensa y Justicia. El miércoles 23, también en Núñez pero a las 21, enfrentará a Unión. El 27 de enero jugará con Patronato, otra vez en Udaondo y Figueroa Alcorta, en la reanudación del campeonato. Los encuentros pendientes ante Godoy Cruz en Mendoza y Central en Rosario todavía no tienen día ni horario.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

“Esto no tiene nada que ver con la seguridad ni con lo que pasó en este mes convulsionado por la final de la Copa. Queremos darle prioridad a la Superliga”, explicó D’Onofrio. Más allá de esta afirmación del mandamás de la banda roja, hay una realidad: el clima está demasiado tenso entre los dos equipos y hay crispación en las tribunas.

River le dará a la Superliga toda esa atención que le quitó en los últimos meses para ocuparse de la Libertadores. Jugará tres partidos seguidos de local. Como para ponerse a tiro de Racing, el líder del torneo que le lleva 17 puntos. ¿Le alcanzará con galopar desde atrás?

AL AIN, EMIRATOS ARABES UNIDOS. Enviado especial