Lucas Martínez Quarta, el campeón que siente a River como su familia

Deportes
Lectura

"Familia" es la palabra que repite varias veces en la entrevista con Clarín Lucas Martínez Quarta. Aquí en Punta del Este, el defensor se siente parte de la "gran familia" que

para él es el plantel de River. Y esa es una de las claves del buen andar del equipo de Marcelo Gallardo.

"Este grupo es una familia y eso es muy importante. Es una familia que se pone objetivos en la cabeza y trata de cumplirlos. Y no es casualidad que siempre estemos peleando títulos y que hayamos sido campeones de América. Estamos unidos y sabemos lo que queremos", afirmó el Chino.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Familia es lo que construyó él también en lo personal junto con Agustina, su mujer, el pequeño Bautista y la beba Mía, de apenas cuatro meses. "Al margen de las Copas que ganamos, el nacimiento de mi hija fue otro de los grandes momentos del año pasado", expresó Martínez Quarta.

Familia es su hijo Bautista heredando la pasión de su padre. Con casi 2 años, ya es fanático de River. E intenta cantar algunas canciones. "El enano está como loco. Fue increíble poder disfrutar con mi familia todo lo que vivimos. Pudimos llevarlos a Madrid, y disfrutar con ellos es incomparable", contó el juvenil de 22 años. Bautista ya canta canciones de River.

"'Vamos, vamos, River Plate', dice, y también intenta cantar la del Pity Martínez, pero le sale la última palabra de cada parte. De 'El Pity Martínez' dice 'Martínez' y de 'qué loco que está le sale solo 'está'", contó el marcador central entre risas.

x

Familia es su hermano Gonzalo, con quien disfrutó en la tribuna hasta no hace mucho tiempo. "La Copa de 2015 la viví como hincha con mi él, que también es muy fanático. Y esto que pasó conmigo desde adentro lo vivió con mucho orgullo y sentimiento. Es muy lindo compartir con toda mi familia esto y más siendo hinchas", aseguró el bonaerense.

Su faceta de hincha le salió del alma en la final en Madrid. "En el gol de Juanfer Quintero -confesó- me descontrolé gritándolo, y el del Pity ya lo vi más de 20 veces fácil".

También recordó la corrida de Pinola detrás del mendocino. "Pinola es un loco. En el minuto 120 se pegó el pique con el Pity. No sé cuándo va a parar de correr, ja. Pero que a los 35 años haga eso es muy admirable, y ver cómo se entrena y cómo se queda media hora después del entrenamiento para seguir haciendo cosas es admirable. Para los más chicos como yo es un ejemplo a seguir", elogió. También destacó a Maidana: "Tanto Javier como Jony son como dos docentes del puesto. Me enseñan muchas cosas".

Martínez Quarta tiene como objetivo sumar más partidos y hasta pelear la titularidad en este 2019. Siente que en lo personal en 2018 le faltaron más minutos "y una mejor versión futbolística". Aunque también encontró un lado positivo sobre el cierre: "Me reconfortó haber jugado la primera final en la Bombonera y que Marcelo (Gallardo) haya confiado en mí para esa responsabilidad, me puso contento".

Lamentó el gol que perdió de cabeza en la Bombonera, pero sobre todo valoró haber podido abrazar la Copa Libertadores que en poco tiempo llevará tatuada en la piel. Y eso lo dejó tranquilo. No solo por el logro, sino también porque pudo revertir el mal trago del caso de doping del año anterior en la Copa. "Haber ganado la Libertadores fue una revancha personal después de lo que sufrí en 2017". aseveró en Punta del Este el defensor. Con la cabeza platinada por ese logro que sigue disfrutando, junto a esos compañeros a los que siente como su familia.