El lenguado tiene un cuerpo ovoide, aplanado por ambos lados y protegido por pequeñísimas escamas. En un lateral es de color verdoso y amarronado, mientras que del otro lado es blanco.