Donald Trump también amenaza a España con más aranceles

Internacionales
Lectura

El rey Felipe VI de España se reunió este martes en el Palacio de la Zarzuela de Madrid con los enemigos jurados de Donald Trump:

la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y una delegación de congresistas y senadores del Partido Demócrata que asisten en Madrid a la Cumbre mundial del Clima (COP25); otro sitio que Trump encuentra, por lo menos, inaudito (para alguien que no cree en tal cosa como calentamiento global). Tal vez sea por una cosa u otra que apenas aterrizó en Londres para asistir a la cumbre de la OTAN soltó todo tipo de improperios contra los demócratas y el impeachment que buscan sacar adelante, luego que desde Washington se anunciaran más sanciones comerciales a España.

La presencia de Pelosi y los otros congresistas en la cumbre tiene como objetivo reafirmar la postura de los demócratas a favor de combatir el cambio climático, frente al planteamiento negacionista del presidente. "Al venir aquí, queremos decir a todos: seguimos implicados", afirmó Pelosi durante una rueda de prensa en la sesión de apertura, en la que tuvo un encuentro con el jefe del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez.

Desde Londres Trump contraatacó al "considerar muy anti patriótico por parte de los demócratas montar este show. Lo creo. Creo que es algo malo para nuestro país. El impeachment no debería usarse así".

Los reyes Felipe VI y Letizia saludan a la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, la demócrata Nancy Pelosi./ EFE

Los reyes Felipe VI y Letizia saludan a la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, la demócrata Nancy Pelosi./ EFE

También repartió ataques a Francia, criticó a su presidente y amenazó a los franceses con aranceles del 100% a sus productos. Y en esta nueva ronda de re-imposición de aranceles (el lunes ya había anunciado tarifas para el acero y el aluminio que salen de Brasil y Argentina), enfiló hacia España.

Trump amenazó con subir los aranceles a los productos españoles impulsado por un fallo de la OMC en contra de la UE por subsidios a Airbus.

"En virtud de este fallo y la falta de progreso en los esfuerzos para resolver esta disputa, EE.UU. inicia un proceso para evaluar el aumento de las tasas arancelarias y someter productos adicionales de la UE a los aranceles", expresó la Casa Blanca.

Expectativa por un informe

El raid de anuncios arancelarios y declaraciones con garrote contra sus enemigos sirven acaso para arrojar humo sobre el crucial informe que se viene de manera inminente sobre las evidencias existentes para someter a Trump a juicio político.

El informe de la Cámara de Representantes de Estados Unidos se hará público este mismo miércoles. Allí estará detallada la evidencia de lo que se describe como conductas indebidas hacia Ucrania del presidente Donald Trump, hallazgos que sumirán al Congreso en un histórico debate sobre si el mandatario republicano debe ser destituido.

Tras dos meses de interrogatorios a puertas cerradas y audiencias públicas, la mayoría demócrata de la Comisión de Inteligencia de la cámara baja del Congreso sostiene que Trump violó el juramento de su cargo con sus acciones hacia Ucrania y que trató de obstruir la investigación en su contra poniendo obstáculos al procedimiento legislativo.

En bloque, los republicanos defienden al presidente y afirman que Trump nunca buscó presionar a Ucrania cuando le pidió el "favor" de investigar al ex vicepresidente Joe Biden, su potencial rival demócrata en las elecciones del año próximo.

Los republicanos dicen también que la asistencia militar que la Casa Blanca estaba reteniendo a Ucrania en esos momentos no se estaba usando de manera extorsiva, como afirman los demócratas, y que la prueba de ello es que los 400 millones de dólares finalmente fueron liberados.

Los hallazgos del informe servirán de base para que la Comisión de Asuntos Judiciales examine potenciales acusaciones concretas contra Trump para someterlo a juicio político, en un histórico proceso en torno a un caso que divide al Congreso y a Estados Unidos.

Si la Cámara aprueba el impeachment, el tema pasará al Senado, donde se realizará el juicio político, quizás a principios de 2020. Allí se requiere mayoría de dos tercios para destituir a Trump, y los republicanos tienen mayoría.

Trump es el cuarto presidente de Estados Unidos sometido a una investigación de juicio político.

De los otros tres, Bill Clinton (1993-2001) y Andrew Johnson (1865-1869) fueron absueltos, mientras que Richard Nixon (1969-1974) renunció antes de ser acusado, a consecuencia del escándalo de Watergate.

Fuente: agencias