Donald Trump dice que el acuerdo con China podría esperar hasta después de las elecciones de 2020

Internacionales
Lectura

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enfrió las expectativas de un acuerdo inminente con China: afirmó que no hay una fecha límite para hacerlo,

y aseguró que podría ser preferible retrasarlo "hasta después de las elecciones", que se celebrarán en noviembre de 2020.

"En cierto modo, me gusta la idea de esperar hasta después de las elecciones para el acuerdo con China", indicó Trump en declaraciones a la prensa en el marco de la cumbre de líderes de la OTAN, que se celebra en Londres.

Las palabras del mandatario republicano tuvieron efectos inmediatos en Wall Street.​ Los índices de la bolsa de Nueva York tuvieron caídas superiores al 1%, y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cayó hasta 400 puntos. 

Si no hay un acuerdo para el 15 de diciembre, se aplicarán nuevos aranceles sobre productos chinos, entre ellos smartphones y laptops.

Los presidentes de Estados Unidos y China, Donald Trump y Xi Jinping. El acuerdo entre ambos países podría prolongarse hasta el 2020. / REUTER

Los presidentes de Estados Unidos y China, Donald Trump y Xi Jinping. El acuerdo entre ambos países podría prolongarse hasta el 2020. / REUTER

Tensiones en alza

Las tensiones entre los dos países se agravaron la semana pasada, cuando Trump firmó una proclamación en apoyo al movimiento prodemocracia de Hong Kong. 

China y Estados Unidos están inmersos desde el año pasado en un conflicto comercial, el cual provocó la imposición recíproca de aranceles por un valor de más de 360.000 millones de dólares de intercambios anuales.

Trump y Xi acordaron una tregua en la guerra comercial durante la cumbre del G20 en Japón en junio para poder reanudar unas negociaciones que no han dado resultado.

En octubre, Trump anunció que había llegado a un acuerdo de "primera fase" con China, el cual abría la esperanza de que la guerra comercial podría llegar a estar cerca del final.En esa fase inicial estaba contemplado la posibilidad de que China volviera a comprar productos agrícolas estadounidenses, y que Estados Unidos no impondría las tarifas que estaban planificadas para el 15 de octubre.

La presión sobre ambos bandos para concluir esa fase del acuerdo comercial antes del 15 de diciembre está creciendo, aunque Trump podría postergar la imposición de sanciones, como hizo en octubre, para darle oportunidad a las negociaciones.

Sin embargo, continuaba habiendo temas en disputa que ponían el acuerdo en duda. Por un lado, no estaba claro si Trump quitaría los aranceles por 360 mil millones de dólares que ya se habían impuesto sobre productos chinos. Si Washington avanza con la ronda de tarifas previstas para diciembre, terminaría en resumidas cuentas por cobrar un impuesto a toda zapatilla y producto electrónico que China ingresa a Estados Unidos, lo que abriría la puerta a más problemas.

Según The New York Times, el gobierno de Trump quiere que Beijing ofrezca más garantías para proteger la propiedad intelectual, y abra sus mercados a las empresas estadounidenses. Por su parte, China está pidiendo un alivio más importante de las tarifas como una concesión antes de avanzar con ese tipo de medidas. 

No obstante, el actual ocupante de la Casa Blanca señaló el interés de China en llegar a un acuerdo lo antes posible. "No tengo fecha límite", advirtió Trump.

En este sentido, según informa la cadena CNBC, Trump sugirió que el acuerdo con China depende únicamente de su voluntad de rubricarlo. "Lo estamos haciendo muy bien con China en este momento y podemos hacerlo incluso mejor con solo mover un bolígrafo", añadió.

Fuente: DPA y AP