Venezuela: masiva deserción de militares por falta de comida en los cuarteles

Internacionales
Lectura

La deserción de militares es masiva en Venezuela. Sólo en la Guardia Nacional (GN), el cuarto componente de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), se han producido casi

6.000 bajas de militares de tropa profesional, equivalente a un tercio de esa fuerza, por el descontento creciente y la falta de comida en los cuarteles.

Para ser exactos, la lista de los militares desincorporados alcanza a 5.976 sargentos, según la Orden Administrativa oficial Nro. 47238 emitida por el comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), mayor general Fabio Enrique Zavarse Pabón, con fecha del 7 de diciembre, bajo el argumento de salvaguardar el patrimonio público, “para garantizar la oportuna, efectiva, eficaz y eficiente administración del recurso humano”.

Este documento oficial de desincorporación masiva de sargentos de las filas de la Guardia Nacional ha ocurrido en los últimos meses y ha circulado ampliamente en las redes sociales. La GNB se ocupa de resguardar los puntos fronterizos, los puntos de control, peajes en las rutas y aduanas en Venezuela.

Para justificar su decisión, el comandante Zavarse sostiene que la tropa profesional dada de baja “se encuentra en estado difuso dentro del componente a pesar del llamado reiterado para que normalicen su condición. Hasta la fecha la mayoría de los efectivos militares que se encuentran en esa situación han hecho caso omiso al llamamiento de sus comandantes naturales, creando un ambiente de desobediencia e indisciplina afectando el interés jurídico del patrimonio público”.

Expresa que “esos militares decidieron unilateralmente no regresar a las unidades o dependencias a las cuales se encuentran escritos”. Es así como ordena la separación de la Fuerza Armada de casi seis mil integrantes de tropa profesional de la Guardia Nacional.

Para separar a algún integrante de la institución armada debe existir un procedimiento legal. El comandante Zavarse Pabón incurre en una omisión importante, porque nadie puede ser dado de baja o desincorporado, aunque sea en ausencia, pero debe existir una decisión del Consejo de Investigación en este caso.

“Está repitiendo lo que Nicolás Maduro al degradar o expulsar de la Fuerza Armada a varios oficiales como lo ha hecho en repetidas ocasiones, sin realizar a un procedimiento legal previo”, señala la especialista en temas militares, Sebastiana Barraez.

Para enfrentar la deserción masiva de militares, Maduro, quien desconfía de los oficiales del ejército, ha impulsado el reconocimiento legal de la milicia como quinto componente de la FANB para reemplazar las vacantes dejadas por la tropa profesional sin necesidad de la formación académica militar.

Los planes de Maduro es aumentar a un millón de milicianos. Por ahora, ha prometido dotar a 320.000 milicianos de Kalashnikov (fusiles rusos) y en lo inmediato a 13.000 acantonados en las fábricas de la zona industrial de Puerto Ordaz, estado Bolívar. La Milicia o Guardia del Pueblo fue creada por el fallecido Hugo Chávez para que le sirviera como su guardia pretoriana pero todavía no tiene el estatus constitucional.

Integrantes de la Milicia Bolivariana, durante un acto en Caracas./ EFE

Integrantes de la Milicia Bolivariana, durante un acto en Caracas./ EFE

La orden del general Zavarse también muestra el grado de desesperación de los integrantes de los distintos componentes de la Fuerza Armada, quienes se ven obligados a escoger entre desertar, delinquir o morirse de hambre ante los míseros salarios que reciben para subsistir frente al colapso económico, explicó José Antonio Colina, presidente de la organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (VEPPEX).

El Nuevo Herald de Miami dijo: “En los cuarteles no hay comida, no hay logística para la ropa, no hay logística para que puedan subsistir bajo condiciones moderadamente dignas, y eso hace que el individuo se sienta desmotivado”, dijo Colina.

“Y al no haber posibilidades de progreso y ser obligados a vivir bajo condiciones paupérrimas, el individuo llega a la conclusión de que no hay futuro y se va del país”, agregó Colina, cuya organización está conformada por un alto número de uniformados que huyeron de las filas castrenses.

Caracas, especial