Chile: el Senado aprobó la ley antisaqueos, entre críticas de la oposición

Internacionales
Lectura

El Senado de Chile aprobó este lunes la conocida como ley antisaqueo, impulsada tras los desórdenes públicos vividos durante las manifestaciones que desde octubre se vienen sucediendo en contra

del Gobierno del presidente, Sebastián Piñera​. La oposición critica con fuerza la iniciativa, a la que considera como "un pretexto para crear un marco legal" con el que "sancionar y evitar cualquier forma de manifestación social".

"El camino a la paz social se logra con una agenda social, no con más policías o más sanciones. La protesta social hay que protegerla, pues hoy una minoría la está afectando", señaló el senador del Partido Por la Democracia (PPD) Felipe Harboe.

El proyecto de ley, que tendrá que ser ratificado en el Congreso, no sufrió modificaciones desde que fue presentado en el Senado y con él se busca incluir un nuevo artículo en el Código Penal con que sancionar de manera especial los delitos de saqueo con hasta cinco años de cárcel, entre otras cuestiones.

Sebastián Piñera celebró la sanción en el Senado de la ley antisaqueos. (AGENCIA UNO / SEBASTIAN BELTRAN GAETE)

Sebastián Piñera celebró la sanción en el Senado de la ley antisaqueos. (AGENCIA UNO / SEBASTIAN BELTRAN GAETE)

En ese sentido, el texto también tipificó como delito la construcción de barricadas, la obstrucción al tránsito y el lanzamiento de objetos contundentes, acciones que no alcanzarían en el peor de los casos los dos años de prisión, según detalló el periódico chileno 'La Tercera'.

Valoro acuerdo que permitió aprobación de necesaria Ley antisaqueos, encapuchados y barricadas hoy en el Senado. Recuperar la seguridad de las familias y la paz social requiere una fuerte voluntad de nuestros parlamentarios y un compromiso con la paz que debe convocarnos a todos

— Sebastian Piñera (@sebastianpinera) January 14, 2020

Sin embargo, una de las polémicas del proyecto es aquella que considera como un acto delictivo una suerte de piquete conocido como "el que pasa baila", en el cual las personas obstruidas pueden tener libre circulación una vez que hayan bailado con los manifestantes. Los penas para este nuevo delito alcanzarían el año de prisión.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, celebró la aprobación de la norma en el Senado y subrayó la importancia de recuperar la seguridad y la paz social. "Valoro acuerdo que permitió aprobación de necesaria Ley antisaqueos, encapuchados y barricadas hoy en el Senado. Recuperar la seguridad de las familias y la paz social requiere una fuerte voluntad de nuestros parlamentarios y un compromiso con la paz que debe convocarnos a todos", dijo, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

La iniciativa de Chile tipifica como delito la construcción de barricadas, la obstrucción al tránsito y el lanzamiento de objetos contundentes. (EFE)

La iniciativa de Chile tipifica como delito la construcción de barricadas, la obstrucción al tránsito y el lanzamiento de objetos contundentes. (EFE)

Por su parte, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, destacó la "amplia mayoría" con la que el Senado aprobó la norma, que ahora deberá ser ratificada en la Cámara Baja, y recalcó que "el resguardo del orden público es una garantía democrática".

Para la oposición, el problema con la norma antisaqueos radica en ver "cómo se llevan a cabo las manifestaciones", pues en un principio el proyecto, aseguran, "atenta contra el legítimo derecho a la protesta", y es inútil, pues "las figuras que se dicen querer implantar ya existen en el Código Penal", por lo que se pretendería "aumentar una aparente sensación de seguridad a la población".

Mirá también
Sobrevaluación de las redes

Desde el Partido Socialista se defendió que si bien ellos votarán a favor de castigar los saqueos, "no se puede considerar como protesta social hechos delictivos que sí deben ser sancionados".

Por su parte, desde la bancada oficialista, el senador de Evolución Política Felipe Kast criticó la "falta de seriedad tremenda" de la oposición por "oponerse a cualquier tipo de reforma que busque garantizar el orden público", ya que les estarían haciendo "una campaña de rechazo" a la nueva Constitución, cuyo plebiscito será el próximo 26 de abril.