En campaña, Donald Trump vuelve a defender el uso de armas

Internacionales
Lectura

Mientras el Senado de Estados Unidos se prepara para iniciar el juicio político contra Donald Trump, y en el comienzo de un año electoral que se

prevé tenso, el presidente volvió a defender el libre uso de armas de fuego y arremetió contra la oposición demócrata. 

El mandatario advirtió que la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que avala el derecho a portar armas de fuego, "está bajo un ataque muy serio" en el estado de Virginia, tomado clara posición en medio de un debate espinoso en el país.

"Tu Segunda Enmienda está bajo un ataque muy serio en la Gran Comunidad de Virginia", escribió Trump en Twitter este viernes, poco antes de la concentración por el derechos a las armas en Richmond prevista para el lunes, feriado nacional por Martin Luther King Jr.

"Eso es lo que sucede cuando votas por los demócratas, te quitarán las armas", subrayó. "Los republicanos ganarán Virginia en 2020. Gracias demócratas!", acotó con ironía, en referencia a ese estado pegado a la capital, gobernado ahora por la oposición.

Your 2nd Amendment is under very serious attack in the Great Commonwealth of Virginia. That’s what happens when you vote for Democrats, they will take your guns away. Republicans will win Virginia in 2020. Thank you Dems!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) January 17, 2020

También se conoce ese día como el "Día del lobby" en la política de Virginia, ya que los defensores de una serie de causas usan el feriado para tratar diferentes temas. Al mismo tiempo, es tradicionalmente una jornada en que tanto los defensores de la libre portación de armas y los partidarios de un control más fuerte de su uso realizan masivas manifestaciones.

Está previsto que miles de defensores de los derechos de las armas acudan a una manifestación organizada por la Liga de Defensa de los Ciudadanos de Virginia este lunes.

A principios de esta semana, el gobernador demócrata Ralph Northam, declaró un estado de emergencia y dijo que prohibía temporalmente que las personas porten todo tipo de armas en los alrededores del Capitolio antes de la manifestación por temor a que se repitan hechos de violencia, como ocurrió en Charlotte hace dos años.

Activistas a favor de las armas dijeron que desafiarán la orden.

Un juez de la Corte de Circuito de Richmond confirmó la orden de Northam, rechazando una demanda presentada por la Liga de Defensa de los Ciudadanos de Virginia, así como por los propietarios de armas de Estados Unidos, que buscaban una orden judicial contra la prohibición del gobernador.

Mientras tanto, agentes del FBI arrestaron el jueves a un ex reservista de las fuerzas armadas canadienses y a otros dos hombres vinculados a un grupo violento de supremacía blanca, que se creía que se dirigían a la manifestación del lunes.

En medio de la polémica, un funcionario de Virginia mostró su apoyo a la Segunda Enmienda a principios de esta semana al llevar un rifle semiautomático de estilo AR-15 a una reunión del consejo municipal, informaron este sábado fuentes locales.

El concejal de Portsmouth, Nathan Clark, sorprendió el día en que el consejo debía considerar convertir la localidad en una "Ciudad Constitucional de la Segunda Enmienda", colocándola en oposición simbólica a los esfuerzos de control de armas en curso en la nueva Asamblea estatal controlada por los demócratas.

Fuente: ANSA