La vanguardia científica, la otra guerra entre China y los EE.UU.

Internacionales
Lectura

En una reveladora investigación la revista Nature, advierte que la brecha en la financiación de investigación y desarrollo (I+D) entre las dos mayores economía mundiales, se va cerrando rápidamente lo

que implicará un giro crucial en los liderazgos científicos. EE.UU. es cada vez más visto globalmente como “un líder importante en lugar de un líder indiscutible en ciencia e ingeniería”, afirma el prestigioso medio que cita estadísticas de la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU.

El reporte publicado este mes, dice que entre el 2000 y 2017 el gasto en I+D en Norteamericana creció a un promedio de 4,3% por año. Pero en China, ese gasto trepó a más del 17% anual durante el mismo período.

Como se sabe, las dos mayores economías globales están enzarzadas en una batalla comercial que acaba de lograr una nueva tregua en su cruce de castigos arancelarios. La motivación real de ese litigio no son los déficit en el intercambio sino, precisamente, la lucha por la vanguardia tecnológica. El artículo de Nature brinda datos precisos que explican la preocupación norteamericana por el ímpetu de su adversario para liderar en robótico, inteligencia artificial o supercomputadoras.

El gasto en investigación no es el único referente para analizar esa carrera, pero es un dato relevante. Varios otros países, incluidos Alemania y Corea del Sur, también aumentaron su gasto a tasas que superaron a las de EE.UU., pero se mantienen sólidamente detrás de los dos líderes mundiales en términos de financiamiento total, dice este semanario británico que, junto a Science, es considerado de las más prestigiosas revistas científicas a nivel mundial.

El rover chino que alunizó por primera vez en la historia en la cara oculta de la Luna. EFE

El rover chino que alunizó por primera vez en la historia en la cara oculta de la Luna. EFE

“Los datos preliminares de 2019 sugieren que China ya superó a EE.UU. en gastos de investigación y desarrollo”, afirma Julia Philips, presidenta del comité de políticas de ciencia e ingeniería de la Junta Nacional de Ciencias, citada en el informe. Los especialistas no ven con preocupación esta disputa. Diane Sovuaine, científica de la Universidad de Tufts en Massachusetts, afirma que “el nuevo conocimiento beneficia a todos”.

El reporte aclara que EE.UU. todavía lidera el mundo en muchas métricas importantes, entre ellas la proporción de publicaciones altamente citadas y la inscripción de estudiantes internacionales con movilidad. Pero el informe de la NSF encontró signos de que esta señal podría estar cambiando. “El número de estudiantes nacidos en el extranjero que se matriculan en universidades de EE. UU. ha disminuido 4% desde 2016. Y las tasas de retención de ciudadanos chinos e indios con doctorados en EE.UU. han disminuido entre 9 y 5 puntos porcentuales, respectivamente, desde 2003”, afirma.

Ese comportamiento se debería, en parte, al endurecimiento de las políticas de inmigración del gobierno de Donald Trump que no discriminan respecto a los talentos de los recién llegados. China, en cambio, es más flexible para recibir a científicos al tiempo que incrementó la fortaleza de sus programas universitarios lo que hace más tentador ese destino.

“Casi 40% de los artículos científicos publicados por autores estadounidenses en 2018 incluyeron coautores extranjeros, en comparación con el 19% en 2000. Los científicos chinos contribuyeron a más de una cuarta parte de estos manuscritos”, dice.

Años atrás China señaló que había logrado generar la supercomputadora más avanzada del mundo, aunque de un consumo que la hace poco práctica y logro liderar en la plataforma 5G. Beijing, además, busca romper la dependencia de EE.UU. en semiconductores e impulsa un desarrollo propio que se supone logrará antes de finalizar esta década.

Disputas en el marcador de las publicaciones

La disputa por publicaciones científicas entre EE.UU. y China es pareja y por momentos se inclina hacia Asia. Esto se advierte en los artículos en Nature y Science, las dos revistas científicas líderes mundiales. En 2016, según un estudio publicado por la Universidad de Harvard, China superó a EE.UU. por primera vez en la materia con mayores publicaciones en ambos medios.

Xi Jinping y su colega Donald Trump, los líderes de dos potencias que disputan en todos los niveles. AFP

Xi Jinping y su colega Donald Trump, los líderes de dos potencias que disputan en todos los niveles. AFP

Así, un siglo después de que las universidades estadounidenses instauraran un monopolio de excelencia académica, China se convertía en una alternativa. Ya en 2016 el 20% de los autores que allí difundían sus trabajos eran chinos, es decir poco más del doble que 15 años antes y solo contabilizándose trabajos en ingles.

EE.UU, aun lidera en excelencia académica pero china tiene ya 11 universidades entre las mayores de las cien mejores.