El FMI rebajó su previsión de crecimiento en el mundo: será de 3,3 por ciento

Internacionales
Lectura

La mejora en las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos redujo incertidumbres, pero el abrupto ajuste para la India puede ser un freno para

la economía mundial, dijo ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI). No obstante se atenuaron riesgos, el FMI advirtió que los resultados económicos “dependen en gran medida de evitar una nueva escalada” de las tensiones entre Washington y Beijing.

En la actualización de su informe económico mundial de octubre (WEO), la entidad rebajó en una décima de punto, a 3,3%, su expectativa de crecimiento para este año y para 2021 la recortó un poco más, a 3,4%.

“La parte del león de la revisión a la baja” responde a India, dijo el Fondo. “Después de una desaceleración sincronizada en 2019, esperamos una recuperación moderada del crecimiento mundial este año y el próximo”, dijo la directora gerente del FMI Kristalina Georgieva en una conferencia de prensa en Davos en vísperas del inicio de la 50º edición del Foro Económico Mundial en Suiza.

AFP

AFP

Para el mundo, la relación entre China y Estados Unidos, las mayores economías globales, sigue perturbada por “disputas no resueltas” que continúan siendo un factor de problemas potenciales. “El riesgo de una prolongación de un crecimiento económico global lento sigue siendo tangible a pesar de señales tentativas de estabilización”, dice el informe. “Errores de políticas en esta etapa podrían debilitar más a la de por si lábil economía mundial”, advirtió el Fondo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó la semana un acuerdo con China que apacigua el conflicto comercial entre las potencias. No obstante, siguen vigentes aranceles a dos tercios de los productos que Estados Unidos importa de China. La tregua condujo a mejorar el pronóstico de crecimiento del PIB de China a 6,0% en 2020, con una leve caída a 5,8% en el año siguiente. Empero, la economía china ya estaba en desaceleración.

AFP

AFP

Para Estados Unidos, el FMI recortó en una décima de pp a 2,0% su expectativa de crecimiento para 2020 y para 2021 espera 1,7%. Desde 2018, Washington y Beijing se aplicaron recíprocamente aranceles por cientos de miles de millones de dólares.

En el anterior análisis, el FMI había estimado que los conflictos comerciales y los aranceles, recortarían en 0,8 puntos porcentuales el crecimiento mundial. Dos tercios de ese daño, corresponde a los gastos e inversiones que se detienen debido a la incertidumbre comercial, según el FMI. Si las tensiones vuelven a aflorar, o si Trump se enfrasca en pugnas comerciales con Europa o si aumenta la tensión con entre Estados Unidos e Irán, el comercio y el sector manufacturero resultarán perjudicados y el crecimiento mundial será menor al pronosticado, dijo el Fondo.

El panorama económico mejoró algo para la Unión Europea y el Gran Bretaña al aclararse también las perspectivas para el Brexit. Respecto a su informe de octubre, el FMI recortó nuevamente la previsión de crecimiento esperado para India en 1,2 puntos porcentuales en este año y 0,9 puntos para 2021 debido a una caída mayor de la esperada de la demanda interna y a crecientes presiones en el sistema financiero indio. Aunque la expansión sigue siendo relativamente robusta (5,8% en 2020 y 6,5% en 2021), no es suficiente para reducir la pobreza en esa economía.

En cuanto a la economía latinoamericana, esta se recupera y crecerá un 1,6 % en 2020 y un 2,3 % en 2021, gracias al tirón de Brasil y pese al empeoramiento de las previsiones de expansión de México y el malestar social en Chile, según el FMI.

En su informe sobre "Perspectivas Económicas Globales" presentado este lunes en el foro Económico de Davos, el organismo destaca el bajo nivel de inversión en México, y la incertidumbre creada en Chile por las protestas sociales.

AFP

AFP

No obstante, el FMI pone el foco en la revisión al alza que ha hecho de la economía brasileña, donde el sentimiento económico ha mejorado de forma notable tras la reforma de las pensiones y el modo en el que se han aplazado las tensiones en el sector de la minería.

En Brasil, al igual que en otros mercados emergentes, prosigue el informe, se han notado los efectos de los bajos tipos de interés y la mejora de las condiciones de financiación.

En este país -al igual que en México, Turquía, Polonia, India o Rusia-, el coste de su deuda soberana se ha reducido de media en 25 puntos básicos.

Fuente: AFP y EFE