Grecia tendrá una mujer presidenta por primera vez en su historia

Internacionales
Lectura

Por primera vez en su historia, Grecia cuenta desde hoy con una jefa de Estado. El parlamento heleno, en el que las mujeres están subrepresentadas, aprobó este miércoles la

candidatura de la jueza Ekaterini Sakelaropulu.

Sakelaropulu reunió 261 votos, muy por encima de los 200 que necesitaba para ser elegida, gracias al apoyo de casi todos los diputados del partido en el gobierno, la conservadora Nueva Democracia, y de los mayores grupos de la oposición: el izquierdista Syriza y la coalición de centroizquierda Movimiento del Cambio.

"Grecia entra hoy en una nueva era, el país entra en el tercer decenio del siglo XXI con una mujer presidenta. Deseo a la señora Sakelaropulu una presidencia exitosa", afirmó el Primer Ministro, Kyriakos Mitsotakis, tras la elección.

Precisamente, Mitsotakis destacó que la nueva presidenta es "una personalidad estupenda, una jueza estupenda que nos une a todos".

El presidente del parlamento griego Konstantinos Tasoulas le anuncia a Ekaterini Sakelaropulu los resultados que la consagraron como la primera mujer presidenta de Grecia. / EFE

El presidente del parlamento griego Konstantinos Tasoulas le anuncia a Ekaterini Sakelaropulu los resultados que la consagraron como la primera mujer presidenta de Grecia. / EFE

Aunque Sakelaropulu obtuvo una de las mayorías más amplias en una votación de este tipo, no contó con el voto, entre otros ausentes por enfermedad, de un gran personaje de Nueva Democracia y de la historia política reciente.

Poco después de que el Primer Ministro propusiera a Sakelaropulu para el cargo, el ex premier griego Andonis Samarás dijo que no acudiría a la sesión por estar fuera del país.

En los últimos meses varios nombres se han barajado en los medios locales como posibles nuevos presidentes, entre ellos el del mismo Samarás y, aunque Sakelaropulu fue una de ellos, no se encontraba entre los considerados más probables por los analistas.

El presidente del parlamento, Konstandinos Tasulas, irá al Tribunal Supremo Administrativo esta tarde para anunciar formalmente a Sakelaropulu la elección del parlamento.

El Primer Ministro de Grecia Kyriakos Mitsotakis fue quien propuso a Sakelaropulu para el cargo de presidenta. / DPA

El Primer Ministro de Grecia Kyriakos Mitsotakis fue quien propuso a Sakelaropulu para el cargo de presidenta. / DPA

Se espera que la nueva presidenta tome posesión del cargo el 13 de marzo --un día después de que expire el primer y único mandato de su predecesor, Prokópis Pavlópulos--, dando comienzo a 5 años al frente de la jefatura de Estado.

En Grecia es muy común que los Gobiernos de izquierdas propongan presidentes conservadores, y viceversa, para ofrecer una imagen de consenso institucional.

Progresista y sin militancia política

Aunque Sakelaropulu no ha militado en ningún partido político, es conocida su tendencia progresista y, además, se convirtió en la primera mujer en presidir el Tribunal Supremo Administrativo tras ser nombrada en 2018 por el anterior gobierno de Syriza. 

"Siempre trabajó con firmeza en favor de la justicia, la protección de los derechos individuales y la neutralidad religiosa del Estado. Su elección recompensará los valores progresistas que defendió como juez", elogió Alexis Tsipras, ahora líder de la oposición de izquierda.

Ekaterini Sakelaropulu tiene 63 años, y es graduada en derecho constitucional y derecho medioambiental en Atenas y París. Será la primera mujer presidenta de Grecia. / REUTER

Ekaterini Sakelaropulu tiene 63 años, y es graduada en derecho constitucional y derecho medioambiental en Atenas y París. Será la primera mujer presidenta de Grecia. / REUTER

Graduada en derecho constitucional y derecho medioambiental en Atenas y París, esta jueza defendió los derechos de los refugiados, las minorías y las libertades civiles. Pero se destacó sobre todo en los casos de protección del medioambiente, en los que siempre se preocupó por preservar las inversiones en una Grecia golpeada por una década de crisis.

La magistrada sí fue criticada por haber defendido un polémico proyecto de inversión de una empresa minera canadiense en el norte del país. Sin militancia política conocida, esta feminista, divorciada y madre de un niño, pasa así de ocupar las más importantes funciones judiciales a situarse a la cabeza del Estado.

El jefe de Estado y de las fuerzas armadas tiene en Grecia funciones más bien simbólicas. Según la Constitución, puede declarar una guerra, pero siempre bajo la supervisión del gobierno.

"Este nombramiento es un logro significativo y estratégico que abrirá nuevas perspectivas para el futuro", consideró el editorialista Elias Maglinis en el diario conservador Kathimerini.

Gracias a esta propuesta conciliadora (a la que el líder de Syriza, Alexis Tsipras, difícilmente podía negarse), Mitsotakis consiguió asegurar el éxito con la amplia mayoría que le dio el cargo a Sakelaropulu.

Además de la imagen de cohesión institucional, Mitsotakis consigue tres cosas con esta nueva jefatura de Estado: debilitar el discurso de la oposición que lo acusa de ser de extrema derecha, poner al mando del Supremo Administrativo a un juez de tendencia conservadora, y sacar del cargo a Pavlópulos.

Grecia es uno los países peores posicionados en cuanto a desigualdad de género se refiere: hay tan solo un 18% de diputadas mujeres. / DPA

Grecia es uno los países peores posicionados en cuanto a desigualdad de género se refiere: hay tan solo un 18% de diputadas mujeres. / DPA

Los presidentes salientes suelen ser escogidos para un segundo mandato. De hecho, esta es la primera vez que un partido en el Gobierno no propone la reelección de un presidente de sus propias filas. Según los analistas, esto se debe a las malas relaciones entre Pavlópulos y el Primer Ministro, quien no apoyó su elección como presidente en 2015.

La elección de Sakelaropulu como presidenta de Grecia es, también, un indicador de cambio en un país profundamente machista.

Según la agencia de la Unión Europea (UE) para la igualdad, Grecia tiene el dudoso honor de encabezar la lista de sus países miembros en desigualdad de género.

Los peores resultados se ven precisamente en relación al acceso al poder: hay un 18% de diputadas y tan solo el 9,3% de las ejecutivas de grandes empresas son mujeres.

"Llegó la hora de que nuestra patria elija a una mujer como presidenta de la república", destacó Mitsotakis cuando anunció su candidatura en un mensaje televisado a la nación.

Fuente: EFE y AFP