Cayó un avión que combatía los incendios en Australia: tres muertos

Internacionales
Lectura

Un avión cisterna que combatía los incendios en Australiacayó este jueves en el estado de Nueva Gales del Sur, dejando un saldo de tres muertos.

La aeronave

se encontraba realizando labores contra un peligroso foco en la región de Snowy Monaro, a 80 kilómetros al sur de Canberra, cuando dejó de enviarles señales a las autoridades.

El hecho ocurrió a las 13.30 (hora local, 23.30 del miércoles en la Argentina). Después de dos horas de búsqueda, un grupo de rescatistas encontró los restos del avión.

Los tres ocupantes murieron. Si bien en un primer momento no se dieron a conocer sus identidades, algunas fuentes oficiales señalaron que son estadounidenses.

The NSW Rural Fire Service is investigating reports of a serious incident involving an aircraft in southern NSW this afternoon.
Contact was lost with a Large Air Tanker which was working in the Snowy Monaro area. #nswrfs#nswfirespic.twitter.com/i6u1mlZsZ0

— NSW RFS (@NSWRFS) January 23, 2020

Aún no se conocen las causas de la caída del aparato, que había combatido los incendios en California en 2019 y que ahora había sido contratado para colaborar con el Servicio de Bomberos Rurales del estado.

"Les damos nuestras sentidas condolencias a las familias" de las víctimas, dijo la primera ministra de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian.

"Hoy, otra vez queda demostrado que la temporada de incendios está lejos de terminar", agregó la funcionaria.

Las llamas consumen una vivienda cerca de Bundanoon, en Nuevo Gales del Sur. (AP /Noah Berger)

Las llamas consumen una vivienda cerca de Bundanoon, en Nuevo Gales del Sur. (AP /Noah Berger)

Con estas muertes ya son 32 las personas fallecidas por los incendios en todo el país, que desde septiembre han arrasado un terreno del tamaño de Siria (180.000 kilómetros cuadrados).

La Oficina Meteorológica del estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney y en donde arden 84 focos, de los cuales 40 permanecen fuera de control, indicó que los fuertes vientos en altas montañas "aumentan el peligro de incendios".

"Es posible que (los fuegos) se aviven o comiencen otros", señaló Shane Fitzsimmons, jefe de los bomberos de Nueva Gales del Sur, en una rueda de prensa donde subrayó la dificultad de la presente jornada.

Además, las autoridades tuvieron que cerrar el aeropuerto de Canberra, debido al peligro que representaban focos cercanos al lugar.