Decretan el estado de catástrofe en el norte de Chile por las inundaciones

Internacionales
Lectura

El norte de Chile está jaqueado por las crecidas en los ríos y las inundaciones, que dejaron al menos un muerto y dos desaparecidos. Ante esta dificil situación, el presidente Sebastián Piñera

decretó el estado de catástrofe para las comunas afectadas.

"Quiero anunciar que vamos a decretar el estado de catástrofe en estas comunas para poder disponer de todos los recursos y las facilidades para ayudar a los damnificados y proteger las vidas y las propiedades de las personas de esta región", dijo el mandatario a su llegada en helicóptero a la región de Atacama.

El presidente chileno se desplazó a la ciudad de Alto del Carmen, una de las más afectadas por la crecida del río Huasco, que a su paso por la localidad de El Tránsito causó la pérdida de una vida y la desaparición de otras dos personas.

El agua de las lluvias que cada año en estas fechas precipitan en la altura del altiplano de Bolivia recorren cientos de kilómetros por las laderas de la cordillera de Los Andes hacia Chile causando riadas y crecidas que afectan principalmente a urbes ubicadas en medio del desierto de Atacama.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de Chile informó este martes que permanece la situación de alerta amarilla para las comunas de Copiapó, Tierra Amarilla, Diego Almagro, Chañaral y Alto del Carmen en esa región.

"Vamos a disponer en terreno todas las medidas para ayudar a las víctimas y a los damnificados, pero también para prevenir, porque es posible que siga lloviendo y queremos tomar medidas especiales", advirtió Piñera, quien explicó que tomará parte de una reunión con las autoridades para conocer con exactitud la situación.

La Onemi informó que en las próximas horas y hasta el miércoles se registrarán precipitaciones de intensidad moderada en los sectores de valles altos, precordillera y cordillera de Los Andes de la región de Atacama.

"La probabilidad de ocurrencia de otros eventos de remoción en masa es alta a muy alta en todo el sector cordillerano de la región, mientras se mantenga la ocurrencia de precipitaciones en la zona", explicaron desde el organismo en su último informe.

En ese mismo documento se recomendó a la población de estas localidades que presten atención ante la posibilidad de "lluvia fuerte y sostenida por mayor tiempo de lo normal; subida o disminución repentina de nivel y caudal en cursos de agua; aumento en la turbiedad del agua en los cauces; y fuerte ruido de fondo".

Ya en la noche del lunes la calma se vio alterada por el sonido de las sirenas de emergencia que anunciaban la evacuación inmediata de la zona cercana al río Salado en la localidad homónima.

Fuente: EFE.