Las claves del plan de paz de Donald Trump para Oriente Medio

Internacionales
Lectura

El plan presentado este martes por Donald Trump para la paz en Oriente Medio sostiene que “quiere lograr un reconocimiento mutuo del Estado de Israel como una nación-Estado

para el pueblo judío y el futuro Estado de Palestina como el Estado-nación del pueblo palestino, con los mismos derechos civiles para todos los ciudadanos”.

Anexión israelí. Concede a Israel el Valle del Jordán, en Cisjordania, un territorio poblado por palestinos. “El valle del Jordán, que es crítico para la seguridad nacional de Israel, estará bajo la soberanía de Israel”, sentencia el texto.

Fragmentación. El mapa que marca el plan muestra un Estado palestino fragmentado, con asentamientos israelíes en su interior conectados con el Estado israelí a través de corredores que parten el territorio. Los palestinos de Gaza y Cisjordania estarían unidos a través de un largo túnel que que atravesaría Israel.

Jerusalén. El plan contempla a Jerusalén como capital “indivisible” de Israel y agrega que la capital del Estado de Palestina debe estar en la sección de Jerusalén localizada en áreas al este y el norte de la barrera de seguridad existente. Esto significa que la capital palestina se ubicaría en barrios de las afueras de la ciudad.

Seguridad. Afirma que el Estado palestino debe estar totalmente demilitarizado. “Palestina no tendría esta carga, que sería asumida por el Estado de Israel”, afirma el texto. De esta manera, los israelíes tendrían el control de la seguridad en la región. Los enclaves y rutas de acceso tanto a terrritorios palestinos como israelíes quedarían en manos de las fuerzas de seguridad israelíes.

Refugiados. El plan marca taxativamente que los refugiados palestinos en otros países no tendrán derecho de retorno a territorio israelí. Deberían ser absorbidos por los países de acogida, integrarse al nuevo Estado palestino o reasentarse en otros países árabes.

Gaza. La iniciativa recuerda que la Franja estuvo gobernada por Hamas, movimiento al que el texto describe como “terrorista”, y por lo tanto concede a israel la soberanía de sus aguas territoriales, que cosidera vitales para la seguridad del Estado israelí. Advierte de que “no habrá mejoras significativas en Gaza hasta que haya un alto el fuego con Israel” y una desmilitarización.

Inversión. Propone un plan de desarrollo economico de los palestinos, con una fuerte inversión de unos 50.000 millones de dólares. Esto, señala, le permitirá al futuro Estado Palestino duplicar su PBI y crear un millón de empleos.