El coronavirus se extiende entre los médicos en China: más de 1.700 se contagiaron y seis murieron

Internacionales
Lectura

La epidemia de coronavirus sigue avanzando en China con nuevos casos cada día y preocupa ahora el número de trabajadores de la salud que se

han contagiado. Más de 1.700 médicos y enfermeros fueron infectados por el nuevo virus y seis de ellos murieron, confirmaron ayer las autoridades, una muestra de los riesgos que se corre en los hospitales desbordados del gigante asiático.

En tanto, el presidente chino, Xi Jinping, llamó a revisar el sistema de respuesta ante este tipo de emergencias sanitarias.

El Ministerio de Salud de China elevó el balance del brote de coronavirus originado en la ciudad de Wuhan 63.851 personas contagiadas, con 5.090 casos más que el día anterior, y 1.380 muertos, 121 más que el jueves.

Del total de infectados, 1.716 son médicos y enfermeros que trabajan en contacto con los pacientes, según la Comisión Nacional de Salud china. Y seis de ellos murieron, informó el vicedirector de esa entidad, Zeng Yixin, en una conferencia de prensa.

“Este asunto preocupa gravemente” a la comisión, que ha emitido normas para la prevención y control del mal en las instituciones médicas, agregó el funcionario. Y detalló que los trabajadores de la salud constituyen el 3,8% del total de casos.

La gran mayoría de esos contagios en hospitales (1.102) tuvieron lugar en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei (centro) y cuna de esta epidemia de neumonía viral que se detectó en diciembre y fue bautizada días atrás como COVID-19.

El anuncio se produce una semana después de la muerte, por causa del virus, de un médico que había alertado a las autoridades al comienzo de la epidemia, pero fue reprimido y amonestado.

Las autoridades se han esforzado en distribuir equipos de protección en los hospitales de Wuhan. Pero muchos médicos han tratado a los pacientes sin mascarillas o trajes de protección adecuados o han usado varias veces el mismo equipo, cuando deberían cambiarlos con regularidad.

Trabajadores de un hospital de Wuhan desinfectan una sala donde se atienden pacientes con coronavirus. /EFE

Trabajadores de un hospital de Wuhan desinfectan una sala donde se atienden pacientes con coronavirus. /EFE

Poco descanso y falta de insumos

Los médicos “están estresados”, reconoció Zeng Yixin, no solo por la presión “física y mental” a la que están sometidos sino por las mayores posibilidades de contraer el virus.

Aparte del caso de Li Wenliang, el médico fallecido la semana pasada, varios doctores murieron después de trabajar numerosas jornadas seguidas prácticamente sin descanso.

El presidente chino, Xi Jinping, admitió que fue deficiente el sistema de respuesta a la epidemia. /AP

El presidente chino, Xi Jinping, admitió que fue deficiente el sistema de respuesta a la epidemia. /AP

Por ello, Zeng hizo un llamado a los hospitales para que “repartan los turnos de forma racional”, y al mismo tiempo propuso premiar al sobrecargado personal con más vacaciones cuando el brote remita y ofrecerles “apoyo psicológico”.

A pesar de que las autoridades afirman que la producción de mascarillas se encuentra ya cerca de su capacidad máxima, el personal en las zonas más afectadas sigue sufriendo carencia de suministros básicos.

Según el ministro asistente de Finanzas, Ou Wenhan, hasta ahora se han asignado 25.940 millones de yuanes (3.716 millones de dólares) para adquirir insumos médicos y mejorar las condiciones de los trabajadores de la salud. Y garantizó que el gobierno central asumirá el complemento de entre 200 y 300 yuanes (entre 28,7 y 43 dólares) diarios al personal que trabaja en “el frente” de la lucha contra la epidemia, es decir, que están directamente expuestos a portadores del virus.

En tanto, el presidente chino pidió que se revise el sistema de respuesta ante emergencias sanitarias del país. “Debemos ganar esta batalla contra el contagio creyendo en la ciencia y tomando medidas decisivas”, expresó el mandatario.

Una empleada de un supermercado en Wuhan acomoda vegetales en un estante, vestida con un traje protector. /REUTERS

Una empleada de un supermercado en Wuhan acomoda vegetales en un estante, vestida con un traje protector. /REUTERS

Después de una reunión con varios altos cargos del gobierno en Beijing, Xi Jinping remarcó la importancia de poner en marcha “medidas a largo plazo”. Para ello, pidió que se “aprenda de lo ocurrido”, para “fortalecer las áreas en las que han surgido debilidades”.

El líder chino solicitó, además, una revisión de las leyes sobre la prevención y el tratamiento de enfermedades infecciosas, así como de la legislación sobre la protección de la vida silvestre y los animales salvajes, ya que se cree que el brote se originó en un mercado de Wuhan donde se vendían animales vivos.

coronavirus-epidemias-comparadas

“No estamos suficientemente preparados para una catástrofe, no se están implementando los estudios de riesgo, la investigación y la gestión en profundidad para emergencias de este tipo”, remarcó el presidente. “Existe una supervisión inadecuada, por lo que los sistemas de alerta deben ser reforzados”, insistió.

Aunque la mayoría de casos de este virus se registran en China, se han detectado enfermos en otros países del sudeste asiático, Europa y América. Sólo hubo hasta ahora tres muertes fuera de China continental:una en Japón, otra en Filipinas y otra en Hong Kong.

Los signos comunes de infección incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos y dificultades para respirar. En casos más graves, puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo o insuficiencia renal, especialmente en personas mayores de 60 años o con enfermedades previas, según los expertos.

Fuente: AFP, EFE, AP y DPA