En una semana en la que concluyó la calma chicha en relación con el valor del dólar se pone en marcha el repartido proceso electoral destinado a renovar poderes municipales, provinciales y de la Nación que concluirá dentro de ocho meses, con el ballotage de noviembre.Por Jorge Raventos



El comicio que hoy decidirá quién ha de ser el próximo gobernador de la provincia de Neuquén inaugura en la práctica el año electoral.

Neuquén es un espejo alterado de la situación política nacional. Si bien, como en el país, hay tres fuerzas que se destacan con probabilidades de triunfo entre las nueve candidaturas que participarán, ninguna de estas tres refleja con precisión a las que compiten con chances en el escenario mayor.

La coalición oficialista -Cambiemos- tiene una representación aparente: la encarna el intendente radical de la capital neuquina, Horacio Pechi Quiroga. En verdad, por él han apostado sus correligionarios radicales (algunos de ellos han viajado a la provincia a hacer campaña) pero no el gobierno nacional, que íntimamente considera que la candidatura de Quiroga no tiene verdaderas posibilidades de triunfar y que,en realidad, favorece indirectamente a la oposición al distraer votos que podrían apoyar al actual gobernador, Omar Gutiérrez, que va por la reelección. Tres días atrás, desde Buenos Aires y a tono con esa mirada de la Casa Rosada, el diputado nacional de Cambiemos Leandro López exhortó a sus comprovincianos a inclinarse por el “voto útil” y a “evitar votar a opciones que no tengan chance de ganarle a Rioseco” (el postulante opositor de perfil peronista). No hace falta un intérprete para entender que se los invita a evitar la boleta de Cambiemos y a votar por el gobernador. Según las encuestas que maneja el gobierno nacional, Gutiérrez está uno o dos puntos detrás de Rioseco.

Leal descendiente del Movimiento Popular Neuquino, creado cinco décadas atrás por los hermanos Felipe y Elías Sapag, Gutiérrez ha sido convergente con la administración nacional diferenciándose de ella sólo en temas atinentes al interés provincial. Ese fue el estilo tradicional de los Sapag: manejo dominante de lo local y disposición a intercambiar adhesión o acompañamiento al poder central por respeto a su autonomía y buena disposición frente a las políticas que interesan a la provincia.


¿Vaca muerta o Vaka Muerta?


Con el creciente desarrollo de la producción de gas y petróleo no convencionales las convergencias se incrementaron tanto como las disonancias , pese a lo cual la Casa Rosada ha considerado hasta aquí a Gutiérrez un virtual aliado.

Ese criterio se ha visto acentuado por la fuerza que adquirió la candidatura opositora de Ramón Rioseco, ex intendente de Cutral Có. Con un pasado reciente como dirigente sindical combativo y una buena gestión municipal, Rioseco está alto en las encuestas y podría convertirse en gobernador electo el domingo.

El gobierno y los observadores empresarios más sensibilizados suponen (o quieren hacer suponer) que Rioseco es la expresión local del kirchnerismo y que un triunfo de su fórmula sería equivalente a una victoria de la señora de Kirchner en la provincia que atesora una de las mayores reservas de shale oil y shale gas del mundo.

¿Vaca Muerta se transformaría en Vaka Muerta? Se trata de una confusión: si bien el candidato ha recibido con gusto al apoyo de la expresidente, utiliza el sello Unión Ciudadana que el kirchnerismo registró oportunamente y admite a todos quienes quieran colaborar con él sin distinguir pelo ni marca, su liderazgo tiene perfiles autónomos y su práctica hace tiempo que ha virado a una prudencia que supera inclusive la que la señora de Kirchner ha procurado exhibir en las últimas semanas. “El candidato soy yo” -declaró Rioseco.

Si la Casa Rosada teme un triunfo de Rioseco es menos por su eventual irradIación estrictamente política (la provincia cuenta con un padrón electoral de apenas medio millón de personas) que por el influjo que ese resultado podría ejercer tanto sobre las esperadas inversiones en el sector energético como, en general, sobre los inquietos mercados que han impulsado la nueva trepada del dólar y sobre la anhelada recuperación de la economía, claves de su destino en las urnas de octubre. En cualquier caso, confiado en la victoria de su sector, Rioseco se comprometió a ofrecer “todas las garantías jurídicas para que las inversiones sigan viniendo” y aseguró que “se van a respetar todos los convenios que firmaron los gobernadores que estuvieron antes que nosotros”. El candidato peronista no quiere que lo usen como un cuco para explicar la extrema sensibilidad de los mercados: “No habrá cambios bajo ningún punto de vista. Si hay alguien en este país que no garantiza las reglas del juego es Mauricio Macri, que es imprevisible jurídicamente”.

En Neuquén se define una situación local y un capítulo de la pulseada nacional.Lo más probable es que hoy por la tarde Quiroga reserve a Cambiemos, la Coalición oficialista, el tercer puesto en las pizarras de resultados. El intendente-candidato declara con caballeresca ironía que “si pierdo, no será una derrota de Macri”, un giro sutil para insinuar que él nunca llegó a ser el candidato del gobierno nacional. Tal vez crea que lo que sí se viviría como derrota en Balcarce 50 sería una caída del gobernador Gutiérrez. Lo que no está en discusión es que el caso neuquino es un nuevo motivo de queja de la UCR, que observa con disgusto el espíritu pragmático de la Casa Rosada, al que atribuye disposición a sacrificar candidatos radicales en beneficio de acuerdos con gobernadores de otro signo.


Los radicales y Cambiemos


Las rencillas radicales con el macrismo ya son un clásico: hace meses que reclaman sin suerte mayor participación en las decisiones de gobierno y a eso han sumado en los últimos meses exigencia de apoyo a sus candidatos y de incorporación de radicales en las fórmulas de gobierno. El Pro viene cediendo y concediendo después de competir y perder en La Pampa, pero hay algo que la Casa Rosada no está dispuesta a autorizar: la intromisión del radicalismo en cuestiones atinentes al binomio presidencial. En este punto no admite ni la idea de habilitar una PASO para definir la candidatura protagónica (se sigue agitando la figura de Martín Lousteau como challenger eventual de Macri) ni a abrir la fórmula a un miembro del radicalismo. Esta inflexibilidad augura renovadas tensiones, que obviamente se intensifican en la medida en que la economía no se muestra en condiciones de aceitar los engranajes.

La situación de Córdoba merece un párrafo aparte. En las presidenciales de 2015, la provincia mediterránea le dio a Macri el triunfo más significativo y, de yapa, le facilitó el diálogo amable con el gobernador adversario más representativo. Ahora, ante la elección local, la coalición oficialista navega por aguas interiores turbulentas y el gobierno nacional, tardíamente, trata de retroceder a un puerto tranquilo en el que esa tormenta no lo golpée de modo decisivo.

La primera intención de la Casa Rosada fue imponer a los aliados cordobeses una solución para definir la fórmula de gobierno que evitara la elección interna y facilitara la candidatura de Mario Negri, un radical bendecido por Elisa Carrió y por el jefe de gabinete, Marcos Peña. El intendente de Córdoba capital, Ramón Mestre, que quiere ser candidato a gobernador, defendió contra viento y marea su derecho a serlo y la vía electoral para decidir la fórmula.

Desde Balcarce 50 no cejan aún en su intención de evitar la elección, que tiene fecha para el 17 de marzo, y uno de los laderos de esa estrategia, Luis Juez, que acompaña la boleta de Negri, ha impugnardo la interna en la justicia para impedirla. “No hay garantías”, argumenta Juez. Todo parece indicar que sus objeciones no encuentran eco en los tribunales.

Negri, por su parte, amargado por la intransigencia de Mestre tanto como por la impotencia de la Casa Rosada para someterlo, ha esgrimido un argumento políticamente imprudente: “No quiero una interna a lo Maduro”, dijo. Ese tipo de razonamiento es veneno puro para el oficialismo: si también en el seno de la coalición de gobierno se pueden sospechar métodos “a lo Maduro”, se desbarata un instrumento valioso de la propaganda: el uso del drama venezolano como ariete para demonizar en exclusividad al kirchnerismo.


Venezuela y un Negri ofuscado


La ofuscación de Negri puede entenderse: viene de perder su posición en el Consejo de la Magistratura por decisiones del gobierno que él atribuyó a incapacidad táctica; en diciembre concluye su mandato como diputado (y, por lo tanto, su posición como jefe del interbloque de la coalición) y, en virtud de una norma interna de Cambiemos, por el solo hecho de presentarse a la interna por la gobernación y aspírar a una posición ejecutiva, no podría aspirar en este turno a un nuevo período en el Congreso. Perder la vidriera parlamentaria por la candidatura a gobernador es una cosa, perderla por la candidatura a la candidatura es algo muy distinto, muy aleatorio. Sobre todo si desconfía de la limpieza de la interna. Y ese es el caso.

Para ahorrarle a Negri la posibilidad de quedarse sin el pan y sin las tortas la Casa Rosada podría trabajar no ya sobre Mestre, sino sobre él mismo, para convencerlo de que dé un paso atrás en la puja por la gobernación y permanezca en el Congreso, donde Cambiemos se quedará desde diciembre sin varias primeras espadas que necesitará mucho, especialmente si Macri consiguiera la reelección. Claro que ese paso sensato tendría un costo para la conducción de la campaña nacional: implicaría el reconocimiento de un retroceso frente a la obstinada postura del radicalismo cordobés que conduce Mestre y la admisión de una gruesa falla de cálculo.

Por su parte, al mismo tiempo que se muestra firme en su apuesta política, Mestre actúa con prudencia y evita desafiar verbalmente a la Casa Rosada. Convencido de que conseguirá la candidatura a gobernador, es conciente de que de allí en más tendrá que hacer clinch con Macri y con la campaña nacional, porque necesitará todos los recursos posibles, humanos y materiales, si pretende una performance competitiva frente a Juan Schiaretti, el más fuerte de los gobernadores peronistas.

A partir del comicio de hoy en Neuquén, el mecanismo electoral se pone en movimiento.

El despertar del dólar, sumado al temible dinamismo de la inflación, vuelve a agitar los temores y las expectativas económicas.

No son tiempos tranquilos, son tiempos interesantes.

La divisa de EEUU se ofrece a $42,40 en sucursales del Banco Nación, 51 centavos por encima del récord del pasado 28 de septiembre. Por Juan Gasalla


 

 

 

El dólar se negocia con alza este jueves, por cuarta rueda consecutiva, a $41,30 en el mercado mayorista, unos 55 centavos o 1,3% por encima del cierre anterior.

 

Para este jueves, la zona de no intervención delimitada por el Banco Central tiene un piso de $38,79 y un techo de 50,199 pesos. El viernes el piso se trasladará a 38,815 pesos.

Al público se negocia a $42,40 en sucursales del Banco Nación, con alza de 80 centavos, en un récord histórico por encima de los $41,89 que promedió al cierre de la operatoria el 28 de septiembre pasado.

 
 

Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones, recordó que se "limitó otra vez las compras de divisas por parte del BCRA" a solo USD 50 millones diarios si el tipo de cambio cae por debajo de la banda de libre flotación. "En tanto, a partir de abril, el ajuste de las bandas será de 1,75%", frente al 2% de ajuste mensual actual, "para dar una señal más certera sobre la devaluación esperada".

En la plaza cambiaria se enfrentan fuerzas contrapuestas: ingresan divisas por exportaciones y las reservas internacionales están en un récord histórico, por encima de los USD 68.000 millones. Ese flujo positivo se va a mantener al menos hasta mitad de año.

Pero en sentido inverso, hay una enorme masa de pesos colocados en depósitos a plazo fijo a menos de 60 días, que puede pasarse rápido a dólares a medida que avanza el calendario electoral y la inflación no da muestras de bajar.

 Los ahorristas observan si las tasas para depósitos en pesos son suficientes frente al riesgo de devaluación

"Lo más relevante para la dinámica de la divisa pasa por la creciente dolarización de carteras, un proceso que se anticipaba que iba a llegar al ritmo de una mayor incertidumbre electoral, por lo cual el BCRA -a diferencia del año pasado- no debería buscar frenar el deslizamiento del dólar sino apuntar a que dicho proceso sea gradual y ordenado", advirtió Gustavo Ber, titular del estudio Ber.

Por ahora los depósitos a plazo fijo resisten sin una oscilación que pueda preocupar. En su Informe Monetario el BCRA detalló que los depósitos a plazo del sector privado ascienden a unos $1.136.849 millones ($1,1 billón), un monto estable respecto de los $1.092.344 millones de 30 días antes, pues su aumento de 4,1% es similar al de la inflación de ese lapso.

Hoy la tasa de interés para plazos fijos a 30 días promedia 35,48% anual, contra un 42,21% de un mes atrás. La tasa Badlar, para depósitos de más de un millón de pesos bajó en el mismo período a 36,06% desde 43,36 por ciento.

Son rendimientos que apenas cubren la inflación – se anticipa más de 3% para marzo- y no disuaden a los inversores de pasarse a divisas, cuando el riesgo de devaluación del peso argentino siempre es alto en medio de procesos inflacionarios.

Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA, la inflación esperada en el año es 31,9%, un salto de 2,9 puntos respecto de la medición anterior, cuando se esperaba un 29% para 2019.

LA INCIDENCIA DEL REAL BRASILEÑO

En Brasil el dólar sube cinco centavos (+0,9%), a 3,87 reales, después de haber trepado 1,8% el miércoles, movimiento que le agregó impulso a la devaluación del peso argentino.

"A nivel cambiario, la revalorización del dólar a nivel global impactó en las monedas emergentes y así es que aceleró la escalada del dólar mayorista", explicó el economistaGustavo Ber.

También la atención del mercado cambiario estará puesta en un esperado incremento de la tasa de política monetaria del Banco Central para atenuar una suba de la divisa norteamericana.

 El BCRA debe atenuar con tasas altas el deslizamiento del dólar, para que dicho proceso sea gradual

Un informe de la Bolsa de Comercio de Córdoba señaló que "las condiciones presentes en 2018 llevaron a que se proponga para 2019 la eliminación del déficit primario, junto con un ambicioso plan monetario para la estabilización de la inflación y el tipo de cambio".

"A pesar de que esta decisión de política resulta impopular debido al impacto en el corto plazo sobre la economía real, la eliminación del déficit fiscal significará quitar el principal obstáculo para alcanzar un crecimiento sostenido en el largo plazo, a la vez que atacará otras vulnerabilidades como el déficit externo y la inflación", expresó el análisis de la entidad.

fuente infobae

El ex embajador ante el Vaticano y lobbysta de empresas se presentó espontáneamente ante el fiscal que investiga el caso.Por Daniel Santoro


 

 

 

El ex embajador en el Vaticano y operador de Cristina Kirchner Eduardo Valdés se presentó ante el fiscal Jorge Di Lello para dar una versión inverosímil de las conversaciones que mantuvo con el detenido ex secretario de Transporte K Juan Pablo Schiavi, el 17 de enero, en las que queda claro que ambos conocían de antemano las denuncias contra Carlos Stornelli, el fiscal de la Causa de los Cuadernos.

Valdés se refiere en esa conversación -que fue grabada por la Justicia- como el "Operativo Puf Puf" y dijo que la frase la tomó de una nota periodística y que le contó con "alegría" que se haría una denuncia al fiscal ante el juez de Dolores. Lo hizo 11 días antes de la presentación de la denuncia del “empresario agropecuario” Pedro Etchebest, que se supone era reservada y está en secreto de sumario. Pero Valdés, dijo ante Di Lello, se enteró gracias a la confesión de “un sacerdote amigo” de Etchebest.

Di Lello, junto con el juez federal Claudio Bonadio, investiga la denuncia de la diputada de Cambiemos Elisa Carrió según la cual el “Operativo Puf Puf” fue armado por presos K desde la cárcel de Ezeiza.

En su presentación espontánea, que se hace generalmente para evitar ser llamado a indagatoria, Valdés dijo que visita frecuentemente a Schiavi. "En esas visitas conoció al señor (Fabián) De Sousa y también estaba el señor Baratta. La última vez que fui a la cárcel a ver a Schiavi fue el 29 de noviembre de 2018”.

“Luego él me llamó dos veces por teléfono desde Ezeiza a mi celular. Creo que una vez fue el 18 de enero y la otra el 2 de febrero. En esa conversación del 18/1, yo hice una referencia a que 'Bonadio y Stornelli Puf' porque el 10 de enero, el periodista Carlos Pagni había denunciado en su columna del diario La Nación que el fiscal Stornelli estaba usando los servicios del Dr. Blanco Bermúdez -abogado de Jaime Stiuso- para que el detenido Campillo se transformara en colaborador, pero para que el fiscal le firmara ese carácter, la exigencia que le pedían a Campillo era que nombrara a Isidro Bounine, ex secretario privado de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner", dijo Valdés en su presentación.

Cristina y sus hijos, a juicio por lavar dinero con los hoteles
Mirá también
Cristina y sus hijos, a juicio por lavar dinero con los hoteles
"Según la nota de Pagni", afirmó Valdés ante el Di Lello, "Bounine hablaría mal de ella, porque desde su época de secretario de la expresidenta reportaba al señor Larcher y al señor Stiuso, es decir a la SIDE, pero el 17 de enero, ya detenido Bounine, este rechazó todo lo que Campillo le imputaba, de manera que a los funcionarios judiciales les había salido mal esa jugada que Pagni denunciaba, por lo que le dije a Schiavi 'Bonadio y Stornelli Puf".

Según la inverosímil respuesta de Valdés, la denuncia de las diputadas de la Coalición Cívica Paula Oliveto y Mariana Zuvic, apoyadas por Carrió, "es una maniobra orquestada por el mismo D'Alessio para despegar a Stornelli de las acusaciones".

"Las escuchas ilegales utilizadas por las legisladoras de la Coalición Cívica se las habría dado el mismo D'Alessio", aseguró sin desmentir el contenido de las mismas y sin aportar un dato sobre esa extraña hipótesis.

Valdés agregó que "respecto de la conversación del día 2 de febrero, me volvió a llamar Juan Pablo Schiavi y le conté con alegría que el fiscal Stornelli había sido denunciado por extorsión en el Juzgado de Dolores por un empresario, Pedro Etchebest. El día 28 de enero, es decir hacía cuatro días, que estaba presentada esa denuncia en la ciudad de Dolores, en ese momento no existía secreto de sumario, y yo conocí el tema por vía de un sacerdote amigo del señor Etchebest”.

Cristina Kirchner festejó su cumpleaños: parientes, artistas K y la discusión de si será candidata
Mirá también
Cristina Kirchner festejó su cumpleaños: parientes, artistas K y la discusión de si será candidata
Entonces, dice Valdés, “ese 2 de febrero cuando hablo con Schiavi le dije 'Stornelli Puf'". Valdés ofreció como prueba de sus dichos su teléfono celular, "para que sea investigado respecto de un hipotético complot como ha presentado Stornelli y quienes amplificaron su denuncia, el Sr, Joaquín Morales Solá, la Sra diputada Paula Oliveto y la legisladora por el Parlasur Mariana Zuvic".

fuente clarin

El Tribunal la remitió a la Cancilleria la documentación para iniciar el trámite de regreso al país. Belice también puede expulsarlo, aunque el empresario también podría iniciar una causa para permanecer allá. Por Martín Angulo


 

 

El Tribunal Oral que juzga al empresario Alberto Samid por presunta asociación ilícita ya envió toda la documentación que se requiere para iniciar la extradición desde Belice, donde fue detenido ayer por la noche tras permanecer tres días prófugo de la justicia.

 

Para agilizar los trámites, junto con la orden de captura nacional e internacional, el Tribunal Oral en lo Penal Económico 1 envió el miércoles a Cancillería, el canal oficial de comunicación con todo país, los documentos que se requieren para pedir la extradición de una persona, informaron a Infobae fuentes judiciales.

Ahora será el Ministerio de Relaciones Exteriores el que haga el pedido formal a Belice. A fin de acelerar el proceso, agentes de Interpol Argentina viajaban al país centroamericano.

Las opciones para que Samid regrese al país son dos: la extradición o la expulsión por parte de Belice. La segunda es la más rápida e inmediata. Las autoridades de ese país deciden la expulsión de una persona por vías administrativas. Para eso deben tener alguna irregularidad del empresario al ingreso al país. De hecho, luego de su arresto, trascendió que éste se debió a un "detalle migratorio". Samid se registró como turista.

 

La extradición es un proceso un poco más largo. Requiere el pedido de un país y el análisisdel caso. En rigor, no hay un acuerdo de extradición entre Argentina y Belice"Pero eso no impide que el proceso se pueda hacer", le dijo a este medio una fuente que trabaja en el caso. "No debería haber ningún elemento que demore esto más de 10 o 15 días", agregó con confianza sobre el plazo en que Samid tendría que estar en Argentina.

Samid en Comodoro Py para una de las audiencias del juicio oral
Samid en Comodoro Py para una de las audiencias del juicio oral

Pero el empresario puede defenderse en Belice. Cualquier pedido de extradición puede ser objetado, lo que significa el inicio de una causa judicial.

Samid fue detenido ayer al noche por la policía de Belice, un país de América Central con costa sobre el mar Caribe, en la localidad de San Pedro, ubicada en Cayo Ambergris, una de las islas del país.

Samid había salido de la Argentina el 24 de marzo pasado hacia Paraguay. No tenía prohibición de salida del país -se le dictó tres días después- pero de todas formas lo hizo de manera irregular porque no quedó registrado en ningún paso fronterizo. De Paraguay tomó un vuelo a Panamá y el 26 de marzo otro a Belice.

A ese país ingresó como turista y en la planilla dejó asentado en qué hotel de iba a hospedar. Cuando se ordenó su detención – el miércoles pasado- se supo su alojamiento por ese dato. Ayer a la mañana se emitió la alerta roja de Interpol con el pedido de detención y la policía lo fue a buscar al hotel con ese dato. Pero no estaba. Pocas horas después fue detenido en la isla Cayo Ambergris.

Ahora se inicia el proceso de regreso al país. Samid comenzó a ser juzgado el 18 de marzo pasado junto a otras siete personas por la presunta asociación ilícita en la evasión del IVA en la comercialización de la carne. Cuando se ordenó la detención de Samid el juicio entraba en su etapa final. El fiscal Gabriel Pérez Barberá pidió que el empresario sea condenado a seis años y seis meses de prisión y que junto con el resto de los acusados devuelvan 23 millones de pesos como multa. Y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que actúa como querellante en el caso, pidió una condena de siete años.

El juicio – a cargo de los jueces José Michilini, Diego García Berro e Ignacio Fornari- continuará el miércoles a las 10 de la mañana con lo que se conoce como "dúplicas" de las defensas. La primera será la de Samid. Y hay dos audiencias más ya fijadas para los miércoles siguientes. El tribunal espera que para ese momento Samid ya esté en el juicio.

A Argentina llegará detenido y acá la defensa de Samid podrá pedir su excarcelación.Con su estado de prófugo, la libertad parece difícil: el tiempo que estuvo fuera del alcance de la justicia es un motivo suficiente para sostener que se va a seguir evadiendo. La única posibilidad de evitar ese riesgo es la prisión. Como Samid tiene 71 años puede puede pedir la prisión domiciliaria. Es un beneficio que la ley otorga a quienes tienen más de 70 años aunque no es automático y se tiene que presentar un argumento que lo justifique como una enfermedad que no se puede tratar en prisión.

fuente infobae