Cinco sanciones que Rusia guarda bajo la manga para castigar a Donald Trump

Internacionales
Lectura

La semana pasada, Washington anunció sanciones nuevas contra Rusia en respuesta al supuesto intento de Moscú de envenenar al ex espía ruso en Inglaterra, Serguei Lavrov, con un poderoso agente nervioso,

algo que el Kremlin ha negado con insistencia. Con la amenaza de una nueva tanda de represalias en 90 días (si Rusia no cumple con inspecciones a su arsenal químico) Moscú está considerando la maneras de responder a los EE.UU "ojo por ojo".

Según RT, la agencia rusa de noticias favorable al Kremlin (considerada un instrumento de propaganda rusa por parte de EE.UU.) Moscú podría responder a lasa sanciones de Washington con un paquete de represalias que caerían como un balde de agua fría en suelo estadounidense.

La primera tanda de sanciones estadounidenses, prevista para entrar en vigencia el 22 de agosto, denegará licencias de exportación a Rusia de muchos productos relacionados con la seguridad nacional.

Las sanciones vigentes ya prohíben la exportación de una amplia variedad artículos militares y de seguridad, pero la prohibición se extenderá a turbinas a gas, equipos electrónicos y equipos de calibración que hasta ahora requerían autorización caso por caso.

El Departamento de Estado dijo que esto podría afectar transacciones por valor de cientos de millones de dólares.

Rusia aseguró este lunes que el año pasado terminó por eliminar su arsenal de armas químicas, pero una nueva ronda de sanciones podría ser inevitable.

Si se amplían las sanciones, eso será básicamente una "declaración de guerra económica", dijo el primer ministro ruso Dmitry Medvedev el viernes.

Por eso Rusia ya viene considerando desde abril la mejor manera de responder. Aquí van cinco posibles represalias, según detalló RT.

Titanio

El titanio es una de las exportaciones más grandes de Rusia a los EE.UU. Si esas compras se interrumpen podrían tener un gran impacto en la economía estadounidense, particularmente en la industria aeronáutica.

La compañía rusa VSMPO-Avisma es el productor más grande del titanio del mundo y produce un tercio de las piezas de titanio del mundo para la industria aeronáutica y suministra el 70 por ciento de sus productos al mercado global. Un freno a la exportación de titanio tendría un gran impacto en compañías estadounidenses como Boeing.

Espacio aéreo

Rusia también podría usar su situación geográfica estratégica entre Europa y Asia para tener un impacto en el tránsito en su espacio aéreo para todos los aviones de los EEUU. Podría introducir tarifas más altas o prohibir los vuelos en su totalidad. Esto significaría pagar más para acceder a las rutas más cortas y perdiendo ante la competencia de otras aerolíneas europeas o asiáticas.

Rusia ha considerando esta opción por muchos años en respuesta a sanciones. Sin embargo, según el Washington Post, este método podría tener una consecuencia negativa para Rusia, porque si las aerolíneas estadounidenses no vuelan en su espacio aéreo Moscú dejaría de recibir las regalías.

Gas natural

Otro método de impactar en los mercados estadounidenses sería prohibiendo o reduciendo las exportaciones de gas ruso a EE.UU. Según RT, las exportaciones de petróleo y productos petroquímicos de Rusia a los Estados Unidos representan US$8.000 millones, pero solo representan el 4,6 por ciento de las exportaciones totales de energía de Rusia.

Prohibir las exportaciones a los EE.UU. no dañaría a Rusia, que a su vez podría ampliar sus operaciones a compradores asiáticos.

Empresas estadounidenses en Rusia

En respuesta a las sanciones, según Reuters, legisladores rusos también están considerando una legislación que prohibiría o restringiría las importaciones estadounidenses. Las industrias nombradas en el borrador de la legislación incluyen software, agricultura, farmacéuticos, tabaco y alcohol.

Rusia podría poner en aprietos a empresas que trabajan en el país como PepsiCo, McDonald's, Boeing, General Motors, Johnson & Johnson, entre otras.

Sería difícil para Washington responder porque hay menos empresas rusas en los EE.UU. Pero esta medida también impactaría a la economía rusa porque las empresas estadounidenses en Rusia emplean los ciudadanos rusos.

Cohetes rusos

A principios de esta semana, un legislador ruso advirtió que Moscú podría dejar de suministrar los cohetes RD-180 para responder a las sanciones.

Los cohetes son cruciales para el programa espacial de los EE.UU, y el Pentágono los utiliza para lanzar satélites. Estados Unidos no ha podido producir una alternativa nacional, según RT.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.