Cuando son los padres los que hacen bullying a una compañerita del colegio

Internacionales
Lectura

Una estudiante transgénero de 12 años en una ciudad pequeña en Oklahoma, cerca de la frontera con Texas, fue atacada en una publicación provocadora en las redes sociales, por parte de

los padres de una compañera de clase, lo que llevó a amenazas violentas e impulsó a los funcionarios a cerrar la escuela durante dos días.

Todo comenzó en Facebook. Jamie Crenshaw, cuyos hijos asisten a escuelas públicas en la ciudad, Achille, se quejaron en un grupo privado de Facebook para padres de alumnos, de que la niña transgénero, Maddie, usaba el baño de mujeres.

Quién es Christine Hallquist, la primera transgénero candidata a gobernadora en Estados Unidos
Mirá también

Quién es Christine Hallquist, la primera transgénero candidata a gobernadora en Estados Unidos

“La transgénero ya usa el baño de mujeres”, escribió Jamie la semana pasada. “Nos han dicho de qué manera la escuela avanzó y fue más allá para asegurarse de que él tuviera su propio baño, y sin embargo, todavía usa el baño de mujeres. REALMENTE.... Parece que va a ser un año muy largo”.

Maddie en general usa el baño de los maestros. Sin embargo, el 8 de agosto, su primer día en séptimo grado, usó el baño de mujeres porque estaba en un nuevo edificio y todavía no sabía dónde estaban los baños de los maestros, según afirmó su mamá, Brandy Rose, quien pidió que no se identificara el apellido de su hija.

Brandy Rose, madre de Maddie, la niña trangénero amenazada. / Cooper Neill/ The New York Times

Brandy Rose, madre de Maddie, la niña trangénero amenazada. / Cooper Neill/ The New York Times

Así es la nueva vida de Chelsea Manning
Mirá también

Así es la nueva vida de Chelsea Manning

El grupo de Facebook, Padres ISD Achille, que no está relacionado con la escuela, parece haber sido dado de baja, aunque las capturas de pantalla de la publicación original de Crenshaw y los comentarios atroces resultantes fueron compartidos ampliamente en las redes. Los Crenshaw no respondieron a los mensajes ni devolvieron las llamadas telefónicas pidiendo que hagan comentarios.

Maddie dijo que ahora tiene miedo de dormir sola por la noche; pero, aunque está aterrada, desea seguir en una escuela pública.

Trump limita el acceso de las tropas transgénero en el ejército
Mirá también

Trump limita el acceso de las tropas transgénero en el ejército

“Mantendré mi cabeza en alto y seguiré fuerte para ir a la escuela”, dijo en una entrevista el martes. “Y no voy a permitir que esos patoteros me hagan decaer”.

Burney Crenshaw, el marido de Jamie Crenshaw, compartió una foto de la publicación de su esposa en su propio muro de Facebook, que ya no está más visible en las redes, lo que generó cientos de comentarios adicionales, afirmó Rose.

“Sería de esperar que los niños hostiguen a otros niños”, dijo. “Pero estos son adultos hostigando y amenazando a una niña, además de decir que lo hacen en nombre de Dios”.

Likes y emojis

Y luego agregó: “¿Cómo se puede considerar a eso cristiano?” Un hombre, cuya foto de perfil mostraba una familia, escribió: “Ojalá que Parker le dé latigazos en el trasero hasta que deje de ir a la escuela”. La gente reaccionó a la publicación 16 veces con un “Me gusta” y el emoji de risa.

Una página web que apunta a detener los delitos de odio documentó varias otras publicaciones y publicó la información personal de los individuos que subieron publicaciones. Un hombre convocó a la castración con “un buen cuchillo afilado”. Otro sugirió decirles a los otros niños que golpeen a la niña en el baño para que “¡no vuelva más!”.

No quedó claro cuántos de estos comentarios ofensivos provinieron de los residentes de Achille. La mayoría parecía ser de personas que viven fuera del condado, dijo el alguacil Johnny Christian de la Oficina de Alguaciles del Condado de Bryan, que investiga el episodio.

“Hasta el momento, veo mucho apoyo para Maddie”, dijo Christian acerca de la comunidad, aunque agregó que un “pequeño porcentaje” de las reacciones ha sido negativo. “Es por eso que lo tomamos muy seriamente”.

Rose obtuvo una orden de protección contra Burney Crenshaw después de que ella dijo que él la interceptó en la calle el viernes a la mañana y la atacó “verbalmente” por Maddie, inmediatamente después de que dejaran a sus hijos en la escuela. Un tiempo antes, este año, dijo Burney Crenshaw, se enfrentó con el marido de Rose en un baile entre padres e hijas a la que había asistido con Maddie.

A sugerencia de Christian, se cerraron las escuelas públicas de Achille el lunes y martes como medida preventiva para proteger a los niños en caso de grandes protestas. Hubo manifestaciones reducidas tanto en apoyo como en contra de los derechos de los transgénero el martes, y las escuelas reabrieron el miércoles.

Rick Beene, superintendente de las Escuelas Públicas de Achille, quien tiene a cargo unos 360 alumnos, dijo en una entrevista el martes que había tenido una reunión con el personal, luego de recibir cientos de mensajes sobre el episodio.

“Lo que decidimos es que necesitamos estar más informados”, dijo Beene. “No tanto por lo que hicimos como personal escolar, sino por lo que no hicimos”.

Beene contrató a un preceptor para el hall, que ayudará a asegurarse de que los alumnos no se hostiguen. El distrito escolar tiene una política de tolerancia para el bullying, de acuerdo con su página web.

“Volvamos a los conceptos básicos aquí; ¿Jesús quería proteger a los niños?” se pregunta Beene. “Totalmente”.

En Oklahoma, “todas las personas transgénero son invisibles para la ley”, afirmó Paula S. Schonauer, agente de policía retirada y activista de larga data en nombre de las personas trans en el estado. Los estudiantes trans dependen de las políticas individuales de los distritos escolares para que aborden sus necesidades.

Lisa DelCol, miembro de la junta del capítulo de la Ciudad de Oklahoma de PFLAG, un grupo para las familias de las personas del colectivo LGBT, escribió una carta al distrito de Achille, presionándolos para que denuncien públicamente los comentarios violentos en Facebook.

DelCol dijo que el temor a los otros, es parte de lo que impulsa esos insultos. “Hay algo así como una mentalidad de nosotros versus ellos en esta nación”. Ella es la madre de una adolescente transgénero, que dio una entrevista el martes. “Te lo digo como madre, es aterrador”.

“Las palabras realmente importan”, agregó. “Son poderosas y podemos usarlas para bien como para destruir a otra persona”.

La prohibición de Trump

Las protecciones para los alumnos transgénero que les han permitido usar los baños que corresponden a su identidad de género fueron rescindidas por la administración Trump el año pasado.

La publicación original de Jamie Crenshaw hizo detonar los comentarios, en parte porque acusaba a Maddie de “mirar por encima de los compartimentos en los baños de mujeres”, refiriéndose al período de tiempo antes de que Maddie usara los baños de los maestros. Rose negó con vehemencia que Maddie hubiera hecho algo así.

“Mi hija tiene que inclinarse mucho hacia adelante para usar el baño”, dijo Rose. “Creo que alguien la vio inclinada hacia adelante y le pareció que Maddie intentaba mirar por encima del compartimento”.

Maddie y su familia se mudaron a Oklahoma hace un par de años para “un nuevo comienzo”, dijo Rose, después de que Maddie fuera atacada y los instigaran a ella y a su hermano mayor a cometer suicidio en el distrito escolar anterior en Texas.

Cuando llegaron a las escuelas públicas de Achille, Maddie ya vivía como una niña. No había intentado mostrarse públicamente como transgénero, afirmó Rose. Fue entonces, la semana pasada, cuando Maddie atrajo la atención de todo el país de manera forzada.

“Ahora no tiene otra opción”, agregó.

Los miembros de la iglesia a la que asiste Maddie la han estado observando desde que se publicaron los mensajes amenazadores en las redes, según Rose.

De todos los miembros de su familia, Maddie es la más religiosa e “incluso reza por personas que ni conoce”.

“La llamamos nuestra luchadora que reza” dijo Rose. “Todas estas personas dicen que ella necesita a Jesús. Bueno, ya tiene a Jesús”.

El martes por la mañana, más de veinte de personas marcharon bajo la lluvia torrencial con cinta adhesiva plateada brillante pegada en la boca, en una muestra silenciosa de apoyo a Maddie. Una cantidad similar de personas que protestaban en contra se reunieron en todos lados, aunque se dispersaron rápidamente por la lluvia.

TeeJay Pearce, padre de la localidad cercana de Durant, Oklahoma, quien organizó la marcha del silencio, dijo que las publicaciones sobre Maddie estaban “mal en muchos niveles”.

“No se trata del hecho de que la niña es transgénero, se trata del hecho de que es una niña”, afirmó Pearce.

Por Christina Caron

The New York Times

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS