Nepotismo religioso: un ministro le "cedió" el control de su congregación a su hijo

Internacionales
Lectura

Una de las iglesias presbiterianas más grandes del mundo está inmersa en una polémica desde que el pastor principal decidió dejar las riendas de la adinerada institución en manos de su

hijo.

Manifestantes en Seúl protestan por la controvertida maniobra del ministro de la Iglesia Myungsung, quien decidió ceder el control a su hijo. / AFP

Manifestantes en Seúl protestan por la controvertida maniobra del ministro de la Iglesia Myungsung, quien decidió ceder el control a su hijo. / AFP

La religión desempeña un papel importante en Corea del Sur y las organizaciones espirituales son muy influyentes. Seúl es conocida como "la capital mundial de las mega-iglesias", con una decena de ellas con gigantescos y lujosos edificios de culto y decenas de miles de fieles.

Unas instituciones que llegan a amasar millones de dólares anuales procedentes de actividades comerciales y de donaciones de particulares, que en algunos casos están dispuestos a ceder el 10% de sus ingresos. Los dirigentes gozan de ventajas materiales y de un peso político considerable.

El nepotismo se mete en la iglesia

La más grande de todas es la Iglesia Myungsung, en el este de Seúl, fundada hace 40 años por Kim Sam-whan y que cuenta con aproximadamente 100.000 fieles.

Además de su iglesia monumental reconocible por sus dos agujas negras, posee una cadena de televisión evangélica, dos hospitales y un centro médico en Etiopía, dos colegios, una guardería, varios centros educativos y un edificio de seis plantas que usa para conferencias y bodas.

La decisión de Kim, de 73 años, de traspasar el control de este imperio terrestre y espiritual a su hijo Kim Ha-na, de 45 años, suscitó una fuerte polémica.

El protestantismo es la religión predominante en Corea del Sur (22% de la población), por delante del budismo (21%) y del catolicismo (7%), según un estudio de 2014 que concluye que la mitad de los habitantes se declara no creyente.

Imagen exterior de la iglesia Myungsung, en el este de Seúl. / AFP

Imagen exterior de la iglesia Myungsung, en el este de Seúl. / AFP

En 1997 ya estalló una polémica por una sucesión hereditaria a la cabeza de otra iglesia, y le siguieron otras. Algunas voces lamentan que los dirigentes de instituciones espirituales se comporten como empresarios de los conglomerados que dominan la economía surcoreana.

El escándalo fue tal que en 2013 la Iglesia presbiteriana de Corea (EPC) -organismo que engloba a todas ellas- estableció enmiendas internas para prohibir las sucesiones hereditarias.

Varias personas se escandalizaron por lo que tachan de nepotismo en la Iglesia Myungsung y llevaron el caso ante las instancias religiosas, que lo desestimaron alegando que Kim dimitió dos años antes del nombramiento de su hijo, de modo que la sucesión no fue directa.

Este "dictamen" ha complicado las cosas. Un total de 900 pastores participaron en una manifestación de protesta, estudiantes de teología boicotearon las clases y se abrieron foros críticos sobre el tema.

"Una iglesia debe tener un pastor, pero un pastor no debe tener una iglesia. Si se invierte este principio, entonces la iglesia se vuelve corrupta", declaró la semana pasada el pastor Kim Ji-chul.

Ante este descontento, una asamblea general de la EPC anuló el "dictamen" emitido por su instancia. Destituyó a los 15 "jueces" y anunció la revisión del caso.

Yu Kyung-jae, pastor de la Iglesia Andong, piensa que al final, la EPC invalidará la sucesión, pero en la práctica resulta muy difícil anularla y la situación se estancará mucho tiempo. Este pastor estima que Kim "no quiere perder el control de la Iglesia ni renunciar a las ventajas materiales correspondientes".

"Habrá más ejemplos de discordia y fricciones en las mega-iglesias del país que se centraron en su expansión material", predice. "No se puede servir a la vez a Dios y a Mammón", añade en referencia a la encarnación de la riqueza material, en el Antiguo Testamento.

Un patriarca combativo

La Iglesia Myungsung afirma que el nombramiento de Kim Ha-na "se ha hecho de la forma más democrática y legítima, y la mayoría de los miembros de la congregación dieron su acuerdo", declaró Kim Jae-hoon, un portavoz, a la cadena JTBC.

"No se trata de legar una empresa, sino de transmitir una carga de sacrificio y dolor", declaró la semana pasada Kim Sam-whan a los fieles durante una oración.

Echando mano de las metáforas bíblicas, acusó a sus opositores de intentar "matarnos con todos los medios posibles, lapidándonos". "Los demonios nos atacan", aseguró.

Fuente: AFP

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.