Confirman que los asesinos tiraron el cuerpo de Sheila desde 6 metros de altura

Policiales
Lectura

A Sheila Ayala (10) la ahorcaron con una sábana y la descartaron como basura en un hueco entre dos paredes, desnuda y envuelta en una bolsa de nylon. Según la autopsia,

ya muerta, en la caída sufrió la fractura de cinco costillas. Para los forenses, la distancia desde la que arrojaron el cadáver podía coincidir con la altura del balcón del departamento de los acusados por el crimen. Este jueves confirmaron esa hipótesis.

Esa fue la principal conclusión a la que llegaron los investigadores que hicieron una inspección ocular en el predio conocido como Tupasy en Villa Trujui, en San Miguel, donde vivía la familia paterna de Sheila. Allí desapareció la chiquita el domingo 14 de octubre y allí fue encontrado su cuerpo el jueves 18.

Sheila Ayala tenía 10 años.

Sheila Ayala tenía 10 años.

Durante la inspección ocular, los peritos confirmaron que es posible arrojar un cuerpo desde el balcón del departamento del segundo piso que compartían los detenidos por el homicidio y hacerlo caer en el hueco donde apareció. Eso habrían hecho los sospechosos, la tía y madrina de Sheila, Leonela Ayala; y su esposo, Fabián Esequiel González Rojas (24).

La medianera del departamento constituye parte del perímetro del hueco donde se encontró el cuerpo de Sheila. La altura que hay entre el balcón y el piso de ese espacio, donde los vecinos solían descartaban basura, es de seis metros.

Para el fiscal Gustavo Carracedo, que investiga el crimen de la nena, Leonela Ayala y su esposo son los "coautores" del homicidio agravado por alevosía. Los dos están presos y los resultados de las pericias serán clave para confirmar o descartar la teoría de los investigadores: que ambos participaron del crimen.

Así estaba este jueves el predio de Villa trujui donde fue encontrado el cuerpo de Sheila Ayala. (Mario Sayes)

Así estaba este jueves el predio de Villa trujui donde fue encontrado el cuerpo de Sheila Ayala. (Mario Sayes)

Así, se aguardan los resultados del ADN encontrado debajo de las uñas de la nena, como así también el de los hisopados que se le hicieron al cadáver de la chiquita. Será pruebas concluyentes para probar la participación de los detenidos en el crimen.

Es que, el fiscal sospecha que Sheila se defendió de sus asesinos. Es más, cuando le tomó indagatoria a los dos detenidos observó que ambos “poseían lesiones traumáticas de reciente data, que podrían tratarse de lesiones de defensa producidas por la menor al intentar en forma infructuosa defenderse ante el ataque de dos personas que la superaron en fuerza y tamaño", según los fundamentos de la acusación.

Lo que buscan descartar con el ADN también es la segunda versión que dio Leonela, luego de que trascendiera que no bien fue detenida junto a su pareja habría confesado: "Tomamos alcohol y drogas y no sabemos lo que pasó". Es que cuando la mujer estuvo frente al fiscal negó esos dichos y dijo que el domingo que desapareció la nena abandonó su casa del barrio Trujui entre las 12 y las 18. Según aseguró, se fue acompañada de sus hijos.

Fabián Esequiel González Rojas y Leonela Ayala, los tíos de Sheila, acusados del homicidio.

Fabián Esequiel González Rojas y Leonela Ayala, los tíos de Sheila, acusados del homicidio.

Para el fiscal, Leoneal y su esposo "idearon un plan común para causar la muerte de la menor". Para comprobar esa hipótesis también serán cruciales la pericias que revelará la data de muerte de Sheila, que aún no se pudo precisar, como así también el análisis del colchón de la casa de los detenidos, que está recubierto en parte por un nylon negro.

Los investigadores creen que allí mataron a la nena y que la parte de nylon que le falta al colchón se habría usado para envolver el cuerpo y descartarlo por el hueco donde se arrojaba la basura.

Con la presencia del fiscal Carracedo gran parte de la mañana y de los abogados de Yanina Pereyra (la mamá de Sheila), Martin Francolino y Violeta Muratorio, la inspección ocular del predio culminó a las 13 con resultados que complican aún más a los detenidos.

El hueco entre dos paredes donde encontraron el cuerpo de Sheila. Los tios viven justo al lado.

El hueco entre dos paredes donde encontraron el cuerpo de Sheila. Los tios viven justo al lado.

“Pido justicia por mi hija. Fueron los dos. Son responsables, que queden presos, que les den la condena máxima y que no salgan nunca más”, había dicho la mamá de Sheila el lunes pasado mientras Leonela, su ex cuñada, era trasladada a la Unidad N° 3 de La Plata y González Rojas era derivado a la alcaidía de San Martín.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.