51 puñaladas, 2 crímenes y 1 posible "testigo digital": Alexa, ¿quién mató a Christine Sullivan y Jenna Pellegrini?

Internacionales
Lectura

Christine Sullivan tenía 48 años cuando le dieron 8 puñaladas y le fracturaron la cabeza. A Jenna Pellegrini, de 32, la acuchillaron 43 veces.

Eso pasó el 29 de enero de

2017 en la calle Meaderboro 979, una zona boscosa ubicada en las afueras de Farmington, un pueblo norteamericano de 7.000 habitantes en el estado de New Hampshire.

La propiedad de los crímenes, desde el aire. (Google Maps)

La propiedad de los crímenes, desde el aire. (Google Maps)

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir

Dean Smoronk, el dueño de casa señalado como narcotraficante, llamó al teléfono de emergencias 911 a las 3 de la mañana. Recién volvía de viaje y se topó con manchas de sangre en la habitación del piso superior y en la cocina de la planta baja. Y no estaban ni su novia Christine ni su amiga Jenna.

Horas después descubrieron los 2 cadáveres en el patio trasero, tapados por una lona.

"Se notaba que había algo ahí, la levanté un poco y vi un pie humano. Lo toqué y estaba frío", declaró el sargento Brian Strong, de la policía estatal.

Además, los investigadores encontraron unos cuchillos enterrados, envueltos en una camisa leñadora. Y drogas.

Al revisar las imágenes de las cámaras de seguridad vieron a las 2 mujeres con un sujeto que usaba una camisa leñadora: Timothy Verrill, amigo de Smoronk.

El sospechoso y las víctimas.

El sospechoso y las víctimas.

Verrill también apareció luego comprando elementos de limpieza, volviendo al lugar del hecho e incluso tapando cámaras. Después se supo que le había dicho a Smoronk que le parecía que Jenna Pellegrini era informante de la policía.

Verrill registró 2 ingresos hospitalarios por colapso nervioso y lo detuvieron tras un tratamiento de desintoxicación de drogas, en febrero de 2017.

“Estoy feliz de que hayan atrapado al que parece ser el culpable. Ahora espero justicia.”

Michael Pellegrini, padre de Jenna

Por supuesto, Verrill es el principal acusado. Pero no hubo testigos de los asesinatos.

O al menos eso parecía.

Los policías que acudieron a la escena de los crímenes secuestraron, entre otros elementos, un dispositivo que estaba sobre la mesada de la cocina.

Se trata de un parlante inteligente Echo con el que funciona Alexa, el asistente virtual creado por Amazon, que interactúa mediante la voz y puede, por ejemplo, poner música o dar datos meteorológicos y del tráfico

Y también puede hacer grabaciones si se activa con alguna palabra clave.

"Aunque no esté encendido, está encendido: está escuchando", remarca David Pierce, de la revista especializada Wired.

El dispositivo quizá haya sido un "testigo digital" del asesinato de Christine, en la cocina.

Eso es lo que piensa el juez del caso, Steven Houran, quien ordenó a Amazon liberar la información, si es que la hay: de haber, está en los servidores de la megaempresa cuya sede central queda en Seattle, estado de Washington.

Timothy Virrill, el sospechoso N° 1. (Captura CBS)

Timothy Virrill, el sospechoso N° 1. (Captura CBS)

"El Tribunal considera que hay causa probable para creer que hay evidencia en los registros", sostuvo el magistrado en su resolución.

De todas formas, la compañía se niega a colaborar con la Justicia: "Amazon no divulgará la información sin una demanda legal válida y vinculante", dijo en un comunicado.

Ya pasó otras veces en situaciones similares. El argumento es la privacidad: proteger los datos de sus clientes.

(Chona Kasinger/The New York Times)

(Chona Kasinger/The New York Times)

El año pasado Amazon sí entregó información de un Echo en relación con un homicidio ocurrido en Arkansas en noviembre de 2015. Pero fue porque el sospechoso, que era el dueño del parlante, dio el visto bueno.

En cambio otra firma gigante de la tecnología, Apple, rechazó desbloquear el iPhone del terrorista detrás de la masacre de San Bernardino, que dejó 14 muertos el 2 de diciembre de 2014, pese a que lo había demandado el Gobierno nacional por motivos de seguridad.

Fuentes:The Washington Post, Global News, wmur.com, El País, ​CBS.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.