La agroindustria en Venezuela, en situación "calamitosa"

Internacionales
Lectura

Manuel Otero es el único argentino que hoy preside una organización internacional. Es el director del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y esta semana estuvo en Washington reunido

con diversas autoridades del Gobierno estadounidense y de agencias globales para ayudar a la reconstrucción de la agroindustria de Venezuela, que considera en una situación “calamitosa”, ya que por la falta de alimentos la ingestión de calorías y proteínas de la población “está por debajo del nivel del Africa subsahariana”, según dijo a Clarín. Con más de 600 funcionarios y una cartera de 300 proyectos, el IICA promueve el desarrollo agropecuario y rural de las Américas con competitividad, inclusión social y el cuidado de los recursos naturales.

--¿Qué conversaciones tuvo en Washington sobre Venezuela?

--El IICA enfatiza en lo técnico y no quiere involucrarse en los temas políticos. Pero el nivel de descalabro institucional, lo que está pasando a nivel productivo en Venezuela hace que yo tenga que estar lo más cerca posible del pueblo venezolano. Los niveles de producción en Venezuela son un 90% inferiores a los que había hace 10 años, los niveles de ingesta calórica y proteica están por debajo del África subsahariana. Todos dependen de los mecanismos gubernamentales para alimentar a su población y hay unos 9 millones que están realmente en condiciones muy vulnerables en términos de alimentación. Frente a ese cuadro, el IICA no puede estar ausente. Estamos alineados con el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, y queremos estar junto al pueblo venezolano para cuando estén dadas las condiciones para la reconstrucción de sus cadenas productivas. Tuve reuniones en el Departamento de Agricultura, en el Departamento de Estado, en la Agencia de Cooperación para el Desarrollo del gobierno de los Estados Unidos. En todas estas reuniones se intercambiaron ideas de cómo armar un plan sectorial, de cuáles podrían ser algunas acciones en el corto y en el mediano plazo.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

--¿Cómo está la situación alimentaria y de producción en Venezuela?

--Tenemos una oficina en Venezuela con unos 12 profesionales. Venezuela ha sido históricamente un país de servicios, basado sobre todo en la producción de petróleo y ha sido vulnerable en cuanto a sus sistemas productivos. Ahora, la situación ya es calamitosa. Está importando prácticamente todos los alimentos y cuando uno analiza los recursos naturales, las tierras y los recursos humanos llega a la conclusión de que Venezuela podría recuperar su capacidad productiva en la medida de que se dieran una serie de condiciones. Estas condiciones obviamente no están dadas hoy.

-- ¿Cuáles han sido los principales cultivos que se desarrollaron y ahora es prioridad recuperar?

--Ha tenido altos niveles de producción de café, de cacao y caña de azúcar como cultivos emblemáticos, también frijoles y arroz. Todo eso está bastante diezmado. El nivel sanitario del ganado es preocupante porque no se está vacunando, por ejemplo, contra la aftosa y esto genera enormes problemas en Colombia o en Brasil. Todo está interconectado y lo que necesitamos es una Venezuela con un sector agropecuario rural que esté de pie, con animales y con cultivos con niveles adecuados de sanidad.

--¿Qué pasó con esos sectores productivos durante el chavismo y el gobierno de Maduro?

--Ha habido expropiaciones, han desestimulado todo lo que son tareas del empresariado. En Venezuela eran característicos algunos complejos agroindustriales. Cuando se ahoga la iniciativa privada se termina generando niveles de producción que no alcanzan para satisfacer las necesidades mínimas. Yo estoy de acuerdo con generar políticas para ayudar a los productores, pero después hay que dejar actuar al sector privado para que asuma riesgos y para desarrollar actividades al interior de las cadenas productivas.

Washington, corresponsal

CB​