Frenan en el Parlamento una tercera votación del acuerdo de Theresa May sobre el Brexit

Internacionales
Lectura

Otra excepcionalidad británica entierra el proyecto de Brexit del gobierno conservador y coloca a la premier en una posición imposible, en una semana clave para la sobrevivencia del divorcio con la

Unión Europea. En una espectacular intervención, el “speaker” de la Cámara de los Comunes John Bercow decidió el lunes por la tarde que la primera ministra Theresa Mayno podrápresentar por tercera vez el plan Brexit este martes en la Cámara.

Para impedir la votación, John Bercow se remontó a una legislación del año 1604, donde no se puede repetir un voto sin cambios en el Parlamento. Era la tercera vez que el derrotado plan de May pretendía volver a la legislatura.

“Mi responsabilidad es decirle la verdad al poder”, dijo Bercow, el más excéntricospeaker del Parlamento británico. ”Nunca he sido empujado y no voy a comenzar ahora”, dijo para explicar su declaración.

La primera ministra Theresa May negoció todo el fin de semana con el DUP, los democráticos unionistas protestantes de Irlanda del Norte, para conseguir su apoyo para hacer pasar por tercera vez su proyecto de Brexit y con los conservadores, que decidieron defender los “intereses nacionales” antes que su visión.

John Bercow./ Reuters

John Bercow./ Reuters

May pretendía ganar esta votación antes de la Cumbre Europea, que debe el jueves decidir la extensión del Brexit en Bruselas. No había conseguido aún el sí del DUP cuando Bercow lanzó su declaración.

Bercow implicó que el no va a autorizar otro voto “sobre el Brexit antes de que Europa acuerde cambios sobre él”. Esto significa que el speaker va a aplicar toda su capacidad para devolver al Parlamento todos los poderes que Theresa May quiso quitarle durante la negociación.

El speaker dijo que se rumoreaba que se iba a aplicar un tercer y cuarto voto. Por eso quiso mostrar su punto de vista sobre el voto que May quería imponer el martes. El exigió que se use el tiempo de la Cámara de los Comunes respetuosamente. Esta medida, que sorprendió a todos y rompió la estrategia oficialista, significa que May irá sin acuerdo aprobado a la Cumbre europea y que un tercer voto -si se hace- sería la semana próxima. Pero el speaker ha advertido que él va a analizar cuidadosamente cada proposición y enmienda que los legisladores aporten.

El Speaker -el presidente de la Cámara de los Comunes- dijo que se rumoreaba que se iba a aplicar un tercero y cuarto voto. Por eso el quiso mostrar su punto de vista sobre el voto que May quería imponer mañana. Y exigió que “se use el tiempo de la Cámara de los Comunes respetuosamente”, cuando el gobierno busca extender las sesiones del Parlamento para volverlo a tratar.

Esta medida, que sorprendió a todos y rompió la estrategia oficialista, significa que May irá sin acuerdo aprobado a la Cumbre europea y que un tercer voto-si se hace- sería la semana próxima. Pero el Speaker ha advertido que va a analizar cuidadosamente cada proposición y enmiendas que los legisladores aporten.

La resolución del Speaker fue que la primera ministra no puede volver con su “voto significativo” para su acuerdo del Brexit si antes ni produce “significativos cambios”. Imposible legalmente porque este es el acuerdo del Brexit ya establecido con la UE, que solo acepta que se sume y agrande la “declaración política” del post Brexit, pero no lo substancial del acuerdo.

Bercow explicó que “repetidamente la Cámara de los Comunes ha sido consultada sobre la misma cuestión”, en un gesto que va a enfurecer pero, al mismo tiempo, dejar políticamente desnuda a la primera ministra.

Bercow sugirió que los cambios deben surgir “de una negociación a nivel europeo”, antes que una aclaración unilateral del asesoramiento legal del procurador general del reino, Geoffrey Cox.

El Speaker advirtió al gobierno que el plan ya fue presentado dos veces y derrotado en el Parlamento. Solo sería aceptable una tercera presentación “si se cambian sus términos” y son “fundamentalmente diferentes”, antes que una reinterpretación unilateral británica. La diferencia debe ser en “la substancia” para permitir un nuevo voto.

Ante una Cámara atónita, Bercow dijo que son los legisladores los que pueden cambiar la legislación para que una moción idéntica sea reiteradamente votada.

La decisión del Speaker ganó inmediatamente el apoyo de los euroescépticos, como Bill Cash. ”Esto aportó un gran sentido común porque ha sido derrotada ya dos veces”, dijo.

Con su decisión, Bercow ratificó el poder del Parlamento. Pero también dejó la puerta abierta a un período largo de ampliación del artículo 50 para divorciarse de la UE, y abrir la posibilidad a una real negociación, con el Parlamento con el control del Brexit. El gran interrogante es cuál es el futuro de la primera ministra Theresa May ante este nuevo panorama.

Londres, corresponsal