Brexit: Claves, dudas y preguntas sobre la peor pesadilla británica

Internacionales
Lectura

Restan desde este miércoles 10 días para el divorcio británico de la Unión Europea y todo parece encaminarse a un abismo. El tema es de una gravedad única. No hay precedentes

de un país que se cause un daño a si mismo de semejante profundidad y sin capacidad para controlar la crisis.

* Las características económicas suicidas del proceso impulsado por una minoría política ultraderechista y las dificultades para llevarlo adelante, precisamente por el peso de esos costos, llevaron a la primera ministra Theresa May a fracasar en el manejo de este desafío y acabar claudicando de un modo impensado ante el liderazgo de la UE.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

* La mandataria había elaborado un acuerdo de salida con Bruselas que evitara las catastróficas consecuencias de una ruptura drástica. Pero no consiguió apoyo parlamentario debido a que ese pacto era una versión debilitada del Brexit, según los más duros rupturistas, y mantenía atado al país al mercado común pero recortando los poderes políticos de Londres, según quienes rechazaban la salida.

* También genera dificultades la situación de las dos irlandas, que mantienen una frontera blanda que tiene gran relación con los acuerdos de paz alcanzados en esa región. Pero si hay una ruptura con la UE la frontera se tornará dura y los irlandeses no podrán cruzarla libremente como hasta ahora. La alternativa de un esquema temporal para eso, generó más dudas que certezas que conspiraron con su aprobación.

* El acuerdo fue votado dos veces en el Parlamento que lo rechazó con niveles aplastantes. May intentó ponerlo a consideración una vez más pero el presidente de la Cámara se negó a convalidar la maniobra. Y le exigió que su plan incluyera cambios sustanciales para validar ese tercer intento.

* El pedido de prórroga de la salida planteado por May a Bruselas, pretende eso. Un cambio de fecha implicaría un agregado sustancial al acuerdo lo que permitiría una tercera votación.

* La premier ha propuesto que el país deje la comunidad el 30 de junio y no este 29 de marzo. Pero ayer Bruselas volvió a jaquearla. Los líderes de los 27 le dicen que sí pero con la condición ineludible de que el Parlamento vote el polémico acuerdo. Es un objetivo difícil por la enorme grieta política y social que ha generado esta pesadilla.

* También ha quedado por ahora enterrada la posibilidad de otro referéndum, o el archivo de la cuestión. Los militantes de la salida no lo aceptarían.

* Existe otro problema. En la segunda quincena de mayo se realizan las elecciones parlamentarias europeas. Si el Reino permanece en la UE hasta el 30 de junio debería participar en esas elecciones y elegir a sus casi cien representantes. May se niega a eso, pero Bruselas le recuerda que no hacerlo sería una violación a los reglamentos lo que acarrearía una salida abrupta automática de Gran Bretaña de la UE. Es decir, no hay casi ya salidas.

* La realidad es muy dura con estos juegos. El Banco de Inglaterra ha planteado que si el Reino abandona la UE de modo abrupto y sin un pacto que le de forma al divorcio, su economía se desplomara 10% en promedio, con el golpe consecuente a los ingresos de los ciudadanos. Al mismo tiempo se disparará una migración de empresas y sedes bancarias al Continente para evitar que se pierdan 46 años, nada menos, de acuerdos financieros y comerciales que habría que reescribir tras el divorcio.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...