Derechos Humanos: La Scala de Milán devolvió a Arabia Saudita millonarios donativos

Internacionales
Lectura

El Teatro alla Scala en Milán decidió devolver más de tres millones de euros de fondos a Arabia Saudita, en medio de la creciente crítica de que el principal templo de

la música de Italia no debería aceptar dinero de un país con un historial polémico de derechos humanos. El alcalde Giuseppe Sala dijo que la junta directiva del teatro “decidió por unanimidad devolver el dinero”. Los directores archivaron otras iniciativas, incluida la asignación de un puesto en la junta al ministro de cultura de Arabia Saudita a cambio de inversiones sustanciales .

Sala y otros funcionarios italianos dijeron que la decisión no fue un desaire para los saudíes. Dijeron que se basaron en otras consideraciones, entre ellas las implicaciones legales de la membresía extranjera en la junta del teatro. “No hay una lista negra”, aclaró el alcalde.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Sin embargo la ruidosa silbatina, una especialidad de las audiencias de La Scala, se escucharon en Italia cuando las noticias de un acuerdo entre el teatro y Riad se hicieron públicas en las últimas semanas. Una preocupación especial fue la posibilidad de que un funcionario saudí pudiera formar parte de la junta de la casa de ópera. Los nueve miembros actuales representan a gobiernos municipales, regionales y nacionales, así como a bancos italianos y al gigante petrolero italiano Eni.

El historial de derechos humanos de Arabia Saudita ha sido controversial durante mucho tiempo, y fue criticado nuevamente después de que agentes saudíes mataron a un periodista de The Washington Post, Jamal Khashoggi, en el interior del Consulado de Arabia Saudita en Estambul el pasado mes de octubre. En todo el mundo, las compañías e instituciones se han alejado de Arabia Saudita desde ese asesinato. Este mes, la agencia de emprendedores Endeavour anunció que había devuelto una inversión de 400 millones de dólares.

Los críticos en Italia dicen que el historial saudí de derechos humanos es discordante con los valores de un país democrático encarnado por La Scala. La novedad llevo a la milaneses a sostener que el gran director Arturo Toscanini se revolvería en su tumba. El columnista de Corriere della Sera, Giangiacomo Schiavi, advirtió que Arabia Saudita, “un país que en lugar de respetar los derechos humanos, los pisa”, ganaría legitimidad a través de La Scala. Una indignación similar recibió la decisión de organizar un juego de fútbol de exhibición, la Supercoppa, entre los equipos italianos Juventus y A.C. Milan en Jidda, Arabia Saudita, en enero. Alexander Pereira, el superintendente de La Scala, fue quien comenzó a reunirse con funcionarios sauditas el año pasado para negociar paquete de donaciones de hasta 15 millones de euros.

Roma. The New York Times