El cardenal y arzobispo de Santiago deja su cargo por encubrir abusos sexuales

Internacionales
Lectura

Sin hablar de temas delicados y con un discurso de agradecimiento al papa Francisco, el cardenal Ricardo Ezzati, uno de los principales jerarcas de la Iglesia chilena, dejó su cargo este

domingo. Ezzati, de 77 años, es arzobispo de Santiago y fue cuestionado por encubrir abusos sexuales en su diócesis.

La justicia lo acusa de encubrir al menos tres casos de abusos cometidos por religiosos. El papa Francisco había aceptado el sábado la renuncia de Ezzati, quien este domingo dejó su cargo con una homilía en la Catedral de Santiago. En su mensaje, le dió la bienvenida al sacerdote español Celestino Aos, de 73 años, nuevo administrador designado por el Vaticano.

“Con clara conciencia pido perdón por mis debilidades y mis flaquezas y estoy confiado en la misericordia de Dios, creo profundamente en la verdad y en la justicia”, afirmó Ezzati en la Catedral santiaguina. En su discurso de despedida, agradeció también a sus colaboradores y al papa Francisco por su decisión, dándole la bienvenida a Celestino Aos.

Reemplazo. El obispo español Celestino Aos, quien reemplaza a Ezzati por orden del Vaticano, asumió su cargo este domingo en la catedral de Santiago (EFE)

Reemplazo. El obispo español Celestino Aos, quien reemplaza a Ezzati por orden del Vaticano, asumió su cargo este domingo en la catedral de Santiago (EFE)

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo que la salida de Ezzati “le hace bien” a la iglesia católica porque implica un “recambio” en la institución. Ahora, Ezzati tendrá que enfrentar investigaciones judiciales por acusaciones de encubrimiento.

Por una de esas causas, que investiga la violación de una persona en la Catedral de Santiago de Chile, Ezzati tendrá que presentarse esta semana en la Fiscalía Nacional. La otra causa se refiere al encubrimiento de Oscar Muñoz, quien fue canciller del arzobispado y estuvo a cargo de la investigación de delitos sexuales. Muñoz confesó haber abusado de menores.

Ezzati viene de la orden de los salesianos y nació en Italia. Fue nombrado obispo por Juan Pablo II en 1996. En 2010 el papa Benedicto XVI lo nombró arzobispo de Santiago de Chile. En 2014, el papa Francisco lo designó cardenal.

En cuanto a Celestino Aos, un sacerdote capuchino de 73 años y origen español que hasta el sábado era obispo de la ciudad de Copiapó (ubicada 700 kms al norte de Santiago de Chile), asumió su cargo haciendo referencia al tema. Aos vive desde hace más treinta años en Chile.

Los abusos sexuales marcaron a la iglesia chilena en los últimos tiempos. La Fiscalía Nacional de Chile investiga a 219 religiosos chilenos en 158 casos de abusos sexuales contra 241 víctimas, de las cuales 123 víctimas eran menores de edad al momento de los hechos. En enero de 2018 durante el viaje papal a Chile, se difundió el caso del sacerdote Fernando Karadima, quien era muy influyente en la élite social del país. En un principio, Francisco lo defendió públicamente pero luego cambió de postura y en septiembre de 2018 lo expulsó de la iglesia. Luego todos los obispos chilenos renunciaron ante Francisco, quien aceptó la renuncia de siete obispos.

Por todo esto, Aos prometió que atenderá “a los que sufren atropello a su dignidad, resultado de abusos y delitos injustificables e intolerables por parte de clérigos. No bastan retoques de maquillaje. Necesitamos reformas y cambios profundos”.

Fuente: agencias AP, EFE