Vigilia para conmemorar los 20 años de Columbine, la masacre que marcó a los Estados Unidos

Internacionales
Lectura

Estados Unidos inició los eventos conmemorativos por el 20 aniversario de la masacre en la secundaria Columbine de Littleton, Colorado, en lo que fue el despertar del país a la tragedia

contemporánea de las matanzas en escuelas de toda la nación, un horror que aún sigue sucediendo.

Decenas de personas -incluídos sobrevivientes- se reunieron en torno del memorial en una vigilia el viernes por la noche, en el inicio de las actividades.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Encendieron velas, oraron y dejaron flores junto a las placas con los nombres de los fallecidos. En el memorial, una pared circular interior contiene biografías de las víctimas grabadas en el mármol. La pared exterior enumera a los heridos en el ataque.

A principios de esta semana, la sobreviviente Amanda Duran había expresado su enojo por los persistentes tiroteos en las escuelas.

"Hubiera pensado que alguien vendría con más leyes para regular las armas, o con requerimientos de salud mental antes de que sea entregado un permiso para comprar un arma. Pero nada pasó. Estoy enojada", dijo Duran, que tenía 15 años en el momento del ataque.

La masacre ocurrió el 20 de abril de 1999. (Reuters)

La masacre ocurrió el 20 de abril de 1999. (Reuters)

Las secuelas de Columbine todavía se sienten en Colorado: una adolescente estadounidense cuya obsesión con la masacre provocó el cierre de escuelas y una persecución en Denver fue hallada muerta el miércoles a causa de una herida de bala aparentemente autoinfligida.

Dean Phillips, agente especial a cargo de la oficina del FBI en Denver, dijo que Sol Pais, de 18 años, había hecho comentarios en el pasado que expresaban "una obsesión" con la masacre de Columbine y sus responsables.

La primera masacre

La matanza de Columbine ocurrió minutos antes del mediodía del 20 de abril de 1999, cuando los estudiantes Eric Harris y Dylan Klebold, armados con escopetas y armas semiautomáticas, entraron al instituto y comenzaron a abrir fuego indiscriminado durante media hora en las clases, en los pasillos y en el comedor.

Mataron a 12 compañeros de entre 14 y 18 años y a un profesor de 47 antes de quitarse la vida.

Cuando la policía llegó por primera vez a Columbine durante las últimas horas de la mañana asumieron que estaban lidiando con una situación de rehenes y recurrieron a un procedimiento habitual: trazar un perímetro para contener la situación y luego establecer contacto con los sospechosos en el interior.

Sin embargo, Harris y Klebold no tenían intención de salir vivos del instituto. Mientras los agentes perdían tiempo asegurando los alrededores, los dos estudiantes seguían abriendo fuego dentro de las instalaciones.

El otro gran error fue uno de coordinación: a pesar de la gran cantidad de oficiales que respondieron a la llamada de auxilio, se presentaron en el lugar multitud de efectivos de diferentes agencias, que operaban en diferentes frecuencias de radio; una confusión que hizo imposible una actuación coordinada hasta que el daño ya estaba hecho.

El memorial, con placas en las paredes. (Reuters)

El memorial, con placas en las paredes. (Reuters)

A las pérdidas humanas se añadió un interés mediático sin precedentes que escrutó las vidas y personalidades de Harris y Klebold, quienes antes de dirigirse al instituto escribieron sus intenciones en una carta en la que, además, pidieron perdón a sus padres de antemano por los actos que iban a cometer.

La madre de Klebold, Susan, compareció por vez primera ante los medios para aclarar aspectos de la personalidad de su hijo. "Si hubiera reconocido que Dilan estaba padeciendo un trauma psicológico, no habría acabado en el instituto. Habría pedido ayuda. Pero que nadie se llame a engaño: soy perfectamente consciente del hecho de que era un asesino", declaró a la cadena CNN.

Un legado de sangre

Desde Columbine, un total de 124 estudiantes han muerto por disparos en los colegios, institutos y universidades de Estados Unidos. Son cinco al año, según las estimaciones de las fuerzas de seguridad.

El suceso más grave fue el ocurrido el 14 de diciembre de 2012: Adam Lanza, un joven de 20 años de edad, entró en el colegio Sandy Hook (Newtown, estado de Connecticut) armado con un fusil de asalto semiautomático. Mató a tiros a 20 niños y a seis profesores.

Y solo en 2018, 17 estudiantes y educadores fueron asesinados por un exalumno en Florida.

Fuente: AFP y DPA