Las largas filas vuelen a Caracas, esta vez por la ayuda humanitaria

Internacionales
Lectura

Cientos de venezolanos van a la Cruz Roja en Caracas para recibir la ayuda humanitaria ingresada al país el pasado martes y por la que hacen una larga fila a

la espera de que les entregaran bidones y pastillas para potabilizar el agua que hoy también escasea en la nación suramericana. Algunos, como el ingeniero de sistemas jubilado José Martínez, de 63 años, acudían con la esperanza de poder conseguir medicamentos, pero se conformaban al conocer que solo recibirían un bidón y una caja de pastillas potabilizadoras. Martínez, quien vestía una camisa roja con una imagen del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), dijo que le parecía “extraordinario” el apoyo humanitario en medio de la crisis, y aunque aseguró que el agua llega “regularmente” a su hogar, hacía su fila para recibir la cubeta de 20 litros.

“Me parece extraordinario y había también una expectativa de que nos entregaran una medicina, yo traje mi justificativo médico, pero el día de hoy solamente están entregando los recipientes para el agua y los potabilizadores”, indicó.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El hombre, que además se apoyaba en un bastón, fue criticado por una mujer identificada como María Teresa Zúñiga, quien, por el contrario, dijo a Efe que recibía agua en su casa cada ocho días y “llena totalmente de arena negra”.

Pese a que las autoridades de la Cruz Roja han pedido no politizar la ayuda humanitaria, la mujer de 57 años no dudó en afirmar que los apoyos ingresados el martes a Venezuela son un logro del “presidente interino”, en referencia al jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó.

AFP

AFP

Desde que ingresaron estas ayudas para enfrentar la crisis que el gobernante Nicolás Maduro se empeñó en negar hasta inicios de año, todos los sectores de la sociedad venezolana, incluidos los políticos, han celebrado este apoyo como una “victoria”.

En el cargamento ingresado hay 24 toneladas de asistencia humanitaria entre los que destacan medicamentos para urgencias, 14 plantas eléctricas y bidones para el mantenimiento del agua.

La entrega de bidones y pastillas a los caraqueños ocurre desde el mismo martes cuando ingresó la ayuda procedente de Panamá.

Según dijeron representantes de la Cruz Roja, los repartos también han ocurrido en otras comunidades populares del centro-oeste de la capital como Caricuao, el 23 de enero, La Candelaria y San Bernardino. Además, la institución ofrece charlas sobre cómo potabilizar el agua con las pastillas y en caso de no tenerlas.

Aunque la fila parecía fluir con rapidez, una vecina de la zona identificada como Yadira y que se encontraba al final de la hilera, dijo a Efe que llevaba dos horas en cola y reiteró la denuncia que han hecho distintas comunidades sobre los fallos en el suministro de agua.

“En mi casa -el agua- llegaba frecuente, pero ahora con el problema que hay, cuando se va la luz se va el agua (...) no se ha ido la luz pero estamos sin agua todavía, no sé si habrá, creo que desde el jueves estamos sin agua”, señaló.

La actividad transcurrió con normalidad hasta que los bidones se acabaron y varios de los que se encontraban en la fila se enfadaron.

En medio de la situación también fue detenido por minutos el periodista Frank Thomas Guerra, del medio venezolano Venepress, según informó el Sindicato de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela.

Según el gremio, el comunicador registraba denuncias de personas que aseguraban que funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) “se llevaron bidones con pastillas potabilizadoras que formaban parte de la ayuda humanitaria”.

El SNTP aseguró que al periodista, ya liberado, le hicieron “borrar el vídeo” que contenían estas denuncias.

Fuente: EFE