En vivo, el debate a cuatro de RTVE: se enfrentan los candidatos a la Presidencia de España

Internacionales
Lectura

Los cuatro principales candidatos a la presidencia del gobierno de España, el socialista Pedro Sánchez, el conservador Pablo Casado, el liberal Albert Rivera y el progresista Pablo Iglesias, se enfrentan este

lunes y el martes en dos debates televisivos decisivos camino a las elecciones generales del próximo domingo.

La prohibición de nuevas encuestas impedirá medir el impacto de las discusiones en los aproximadamente ocho millones de ciudadanos que se mantienen indecisos.

Las últimas encuestas ante las elecciones legislativas españolas, publicadas este lunes, confirman la victoria del Partido Socialista (PSOE), pero no despejan las incógnitas sobre la amplitud de ese triunfo o sobre posibles mayorías de Gobierno.

En ese contexto, Sánchez es el que más tiene que perder, porque encabeza las encuestas y la percepción de que el bloque de derecha (el conservador Partido Popular, los liberales de Ciudadanos y el ultraderechista Vox) no alcanzará la mayoría absoluta que puede terminar perjudicando a los socialistas, que necesitan movilizar al máximo al electorado de centro izquierda.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Pablo Casado, quien se disputa con Albert Rivera la hegemonía de la derecha y la cabeza de un eventual Ejecutivo de coalición, pretende convertir el debate en un "cara a cara" con Sánchez, su enemigo confeso a batir, al que acusa de traicionar a España aliándose con "comunistas" y "secesionistas", sobre todo porque no estará representada el ultraderechista Vox.

Pablo Iglesias, en tanto, tiene la difícil misión de lograr un cambio de foco en el debate para reivindicar su papel como guardián de las políticas progresistas de un eventual gobierno socialista.