"Las muchachas de abril": se cumplen 45 años de la masacre de tres chicas uruguayas

Internacionales
Lectura

Tras cumplirse 45 años de la masacre de tres jóvenes uruguayas durante la dictadura cívico-militar (1973-1985) del país, los familiares de "Las muchachas de abril" tienen aún esperanza de que los

que se presumen que son sus asesinos sean condenados por la Justicia.

Así lo afirmó en el marco de un acto de homenaje a las denominadas "Muchachas de abril", asesinadas en una casa de Montevideo el 21 de abril de 1974, Horacio Raggio, el hermano una de las víctimas, quien recalcó que a pesar de que luego de 45 años los culpables siguen impunes, todavía hay esperanza.

Diana Maidank tenía 22 años (Museo de la Memoria).

Diana Maidank tenía 22 años (Museo de la Memoria).

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

"A raíz de los testimonios que dio el ex militar José Gavazzo el tema este de las gurisas (chicas) se ha empezado a mover un poquito más en los juzgados. Está empezando a sacarse el polvo de los archivos y vamos a ver ahora si esto sigue, si no ponen otra chicana y lo trancan por otro lado como vienen haciendo hace 45 años", manifestó.

"Dicen que en la cajita de Pandora lo último que quedó cuando se abrió y salieron todos los males del mundo fue la esperanza y eso es lo que nos queda", subrayó.

El 21 de abril de 1974 en el barrio Brazo Oriental, en un pequeño departamento, tres muchachas: Laura Raggio, Diana Maidanic y Silvia Reyes (embarazada), habían preparado la cena y ya estaban durmiendo (eran las 3 de la madrugada) hasta que comenzó el infierno con gritos y golpes terribles en las ventanas y puerta de entrada. “Abran, abran que tiramos”, es el recuerdo que aún guardan los vecinos de aquella noche.

Silvia Reyes tenía 19 años y estaba embarazada (Museo de la Memoria).

Silvia Reyes tenía 19 años y estaba embarazada (Museo de la Memoria).

Siguió una terrible balacera con ametralladoras, sobrevino el silencio y los vecinos presenciaron cómo “sacaron los tres cuerpos” dentro de bolsas de nylon. Tres horas después vieron cómo se llevaron la heladera, la cocina y la cama. No dejaron nada.

Según consta en el libro “Ovillos de la Memoria”, “el operativo de guerra” estuvo a cargo del general Juan Rebollo, y participaron también los generales Julio César Rapella y Esteban Cristi, los mayores Armando Méndez y José Nino Gavazzo, el coronel Manuel Cordero y los entonces capitanes Mauro Mariño, Julio César Gutiérrez y Jorge Silveira”.

Laura Raggio tenía 19 años (Museo de la Memoria).

Laura Raggio tenía 19 años (Museo de la Memoria).

Por otro lado, Raggio, que brindó su testimonio en un cortometraje sobre la masacre realizado por la Comisión Memoria Muchachas de abril, recordó que a pesar de la identificación de los culpables por múltiples testigos, estos aún no han sido condenados.

El operativo militar tenía como fin capturar al marido de una de las tres chicas y militante del Movimiento de Liberación Nacional (MLN) Washington Barrios, pero los familiares creen que los militares ya iban con la intención de matarlas.

Barrios fue detenido en setiembre de 1974 en Córdoba, Argentina, y hasta ahora su paradero es desconocido.

Los pocos recuerdos que quedan de las chicas, una carta de Laura a su familia (Museo de la Memoria).

Los pocos recuerdos que quedan de las chicas, una carta de Laura a su familia (Museo de la Memoria).

"Las gurisas se querían ir del país porque habían sido torturadas y violadas (...) lo único que habían hecho de repente era repartir volantes, llevar algo, pero no habían agarrado un arma, no era un arma contra arma, esto era una idea contra las armas", apostilló Raggio.

"No iban con afán de agarrarlas presas, iban derecho a matarlas, porque patearon la puerta y ya entraron a disparar, no era tomar gente presa, era matar con saña", añadió.

Por su parte, el periodista e investigador Roger Rodríguez, aseguró que el caso de Las muchachas de abril no es ajeno al proceso político que se vivía en esa época tanto en Uruguay como en otros países de la región.

La carta de Laura, una adolescente que dibujaba flores y peces. Apenas tenía 19 años (Museo de la Memoria).

La carta de Laura, una adolescente que dibujaba flores y peces. Apenas tenía 19 años (Museo de la Memoria).

Rodríguez indicó que a raíz del estudio de diversos documentos hoy se puede decir que si bien en 1974 Argentina aún estaba en democracia, ya había indicios de un intercambio de información y una coordinación represiva entre los militares y las autoridades de los países suramericanos que integraron el Plan Cóndor.

"No es una casualidad la forma en que se actuó en el caso de las chiquilinas pero ese año 74 no está lo suficientemente investigado, no está lo suficientemente encarnizado en la historia oficial ni aún nosotros lo tenemos concientizado como algo que no es solo de Uruguay sino que está dentro de un contexto", valoró.

De todas formas, el periodista puntualizó que cree que en poco tiempo puede haber novedades sobre el caso y es optimista al respecto.

"Todo este clima de absoluta cultura de impunidad puede ser revertido", concluyó.

Agencia EFE.

GML

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS