Cómo es el plan migratorio que presentará Donald Trump

Internacionales
Lectura

Donald Trump anunciará este jueves una reforma legal inmigratoria que "ignora a los indocumentados que ya viven allí y prioriza la migración por méritos", según adelantaron altos funcionarios de la Casa

Blanca a Univisión.

Newsletters Clarín
Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Planeta redes | Te contamos cuáles fueron las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Todas las semanas.

Recibir newsletter

El plan que buscaría dar una respuesta a la crisis en la frontera está basado en la protección fronteriza y contempla un sistema de migración por puntos, prioriza la educación sobre los lazos familiares y no ofrece una solución a los llamados "dreamers".

Telemundo consignó por su lado que, de ser aprobada por el Congreso, lo que no parece fácil por los demócratas y el escepticismo de los republicanos, el plan de Trump "revolucionaría por completo el sistema migratorio estadounidense".

Los medios analizaron que el presidente de Estados Unidos podría utilizar este plan como "caballito de batalla" para ganar la reelección en 2020, a pesar de que no pareciera políticamente viable.

El mismo fue diseñado por su asesor principal y yerno, Jared Kushner, y consta de seis puntos principales:

  • La protección de la frontera.
  • La protección de los salarios de los estadounidenses.
  • La atracción y retención de los mejores trabajadores (para lo que proponen un sistema de visado por puntos).
  • La reunificación inmediata de las familias.
  • El trabajo en industrias críticas.
  • La preservación de los valores humanitarios a la hora de priorizar los casos de asilo legítimos.

En la actualidad EE.UU. concede 1,1 millones de permisos de residencia (green cards) al año. "La mayoría (el 66%) son permisos de reunificación familiar, es decir, ciudadanos y residentes que traen a familiares al país por ser sus hijos, padres, hermanos, etcétera. El 12% son permisos basados en el trabajo, y el 22% restante son humanitarios (para refugiados, por ejemplo) o repartidos al azar mediante la conocida como "lotería de diversidad"", escribió Telemundo.

Con el nuevo plan de la Casa Blanca, las visas de reunificación familiar caerían a la mitad, del 66% al 33%. Es decir, pasarían aproximadamente de 725.000 a 360.000 al año. "Eso implicará probablemente reducir los casos en los que se puede conseguir la green card para un familiar, como ya había intentado antes el Gobierno de Trump, que llama a esto 'inmigración en cadena'", cerró el medio.

El plan también omite a los "dreamers" (soñadores) lo que podría dificultar el apoyo de los demócratas. Estos son los jóvenes llegados a los Estados Unidos ilegalmente de la mano de sus padres cuando eran niños, que se enfrentan a la deportación si la Corte Suprema, como parece previsible, respalda el final del programa de "acción diferida" que los protegió hasta el momento (DACA).

El último lunes, el presidente estadounidense elogió la política migratoria y la supuesta defensa del cristianismo del primer ministro de Hungría, Viktor Orban, al que describió como "controvertido" sin llegar a pronunciarse sobre el panorama democrático y de derechos humanos en ese país. La visita de Orbán a la Casa Blanca marcó su primera reunión con un presidente estadounidense desde 1998, cuando se entrevistó con Bill Clinton apenas inició su primer mandato, y el comienzo de un proceso de deshielo para el polémico líder, al que tanto George W. Bush como Barack Obama se negaron a recibir en el Despacho Oval.