El alcalde de Nueva York peleará por la presidencia: "Hay que parar a Donald Trump"

Internacionales
Lectura

Los sondeos no lo favorecen. Ni siquiera los neoyorquinos lo respaldan. Pero dispuesto enfrentar al presidente Donald Trump, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció este jueves que se

presentará a las internas demócratas para las elecciones presidenciales del año que viene en Estados Unidos.

"Hay que parar a Donald Trump. Soy Bill de Blasio y me postulo para presidente porque es hora de que pongamos a los trabajadores primero", anunció el jueves el alcalde en un video subido a YouTube.

El alcalde de la ciudad más grande del país desde hace seis años se une así a más de 20 aspirantes demócratas a la Casa Blanca, entre ellos el ex vicepresidente Joe Biden, los senadores Bernie Sanders, Kamala Harris y Elizabeth Warren, el ex congresista Beto O'Rourke y el alcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg.

Today I am proud to announce my candidacy for president of the United States of America, because it's time to finally put working people first.https://t.co/p7LYipgAPg

Join me: https://t.co/sjKUWB2LwR#BdB2020

— Bill de Blasio (@BilldeBlasio) 16 de mayo de 2019
Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

"Hay mucho dinero en este mundo. Hay mucho dinero en este país. Simplemente está en las manos equivocadas", aseguró De Blasio en el video, de poco más de tres minutos.

Electo por primera vez como alcalde de Nueva York en 2013, la candidatura de De Blasio no despierta mucho entusiasmo ni siquiera en su ciudad, donde un 76% de los votantes resisten la idea de que dispute la presidencia, según un sondeo de la Universidad de Quinnipiac divulgado a fines de abril.

Figura entre los últimos de los 23 demócratas que buscan la presidencia, pero sus ambiciones presidenciales, destacan expertos, pueden tener como meta mantenerse relevante en la cúpula y la agenda demócrata, aunque pierda.

De Blasio propone la subida del salario mínimo a 15 dólares la hora, la licencia por enfermedad remunerada, la extensión de la cobertura médica a la salud mental y la educación infantil gratuita, medidas que ha implementado durante su mandato en Nueva York.

En el video de presentación de su candidatura interviene su esposa, Chirlene McCray, que ha estado muy involucrada en la gestión local de su marido a través de iniciativas de salud mental, y asegura que los ciudadanos "agradecen" a De Blasio sus políticas, que "marcan una diferencia en la vida de las familias".

El político demócrata, que considera a Trump un "matón", pero dice saber "enfrentarse" a él, critica la separación de familias inmigrantes en la frontera con México, recuerda que la ciudad tomó medidas legales para apoyarlas y reniega también de la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París contra el cambio climático.

A este respecto, De Blasio muestra imágenes de un acto en el que propone un "Green New Deal" neoyorquino, un paquete de medidas medioambientales, precisamente después de protagonizar el lunes pasado un acto de protesta en una propiedad de Trump para advertirle que lo multará si no reduce las emisiones de gas de efecto invernadero.

"Como presidente, me enfrentaré a los ricos y a las grandes corporaciones, no descansaré hasta que este gobierno sirva a la gente trabajadora. Como alcalde de la mayor ciudad de Estados Unidos he hecho esto. Donald Trump debe ser frenado, lo he vencido antes y lo haré otra vez", concluye De Blasio.

El segundo mandato del alcalde progresista de 58 años al frente de la mayor ciudad estadounidense culmina en 2021, y su índice de aprobación es de 42% en promedio, según el mismo sondeo.

Situado bien a la izquierda del espectro político desde siempre -fue simpatizante de los sandinistas en Nicaragua y se acercó a Bernie Sanders en las últimas presidenciales- De Blasio ha impulsado ideas progresistas como alcalde: aprobó el acceso gratuito a la salud para todos los neoyorquinos -incluidos los inmigrantes indocumentados- y la educación preescolar gratuita.

También impulsó la despenalización de pequeños delitos ligados a la marihuana y busca que todos los neoyorquinos tengan al menos dos semanas de vacaciones pagas obligatorias (500.000 trabajadores no tienen ningún tipo de vacación paga).

Desde que Trump llegó a la Casa Blanca, de Blasio ha intentado proteger a los inmigrantes sin papeles en Nueva York, y ha enarbolado la bandera de la lucha contra el calentamiento climático vía la aprobación de un paquete de medidas pioneras.

Pero De Blasio no ha logrado cumplir su principal promesa de campaña. Durante su mandato se han registrado cifras récords de neoyorquinos que viven en las calles o en refugios, actualmente unas 63.000 personas.

En las últimas semanas, De Blasio ha viajado a varios estados que serán claves en la votación, ha participado en eventos de recolección de fondos y se ha reunido con activistas.

Fuente: AFP y EFE