Afirman que la policía ingresó a la embajada de Venezuela en Washington y detuvo a los activistas que la ocupaban

Internacionales
Lectura

La policía de EE.UU. ingresó en la mañana del jueves a la embajada de Venezuelaen Washington y desalojó a los cuatro activistas que aún permanecían en el interior de la sede,

denunciaron los propios activistas.

Carlos Vecchio, el embajador venezolano del presidente interino de Venezuela Juan Guaidó, reconocido por Washington, celebró el desalojo.

"Fuera los invasores de nuestra embajada. Cesó la usurpación", tuiteó.

La liberación de nuestra embajada fue gracias a la lucha d diáspora Vzlna.Con sacrificio se mantuvo a las afuera contra todas las adversidades. Ejemplo d lucha. Gracias Matthew Burwick por convertirte en ese símbolo d lucha . Nos vemos en la embajada esta tarde. #todosalaembajada

— CARLOS VECCHIO (@carlosvecchio) May 16, 2019
Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El Centro de Comunicación Nacional, que ejerce de oficina de prensa de Guaidó, también proclamó que la Embajada ha sido "recuperada".

Según Vecchio, tras el desalojo, cuerpos de seguridad revisaban este jueves el edificio para asegurar todos los detalles antes de poder tomar control de la sede.

La embajada, cuyo personal diplomático ya no se encontraba en el lugar desde abril, había sido copada por "Code Pink", un movimiento de activistas norteamericanos que, dijeron, habían sido invitados por Nicolás Maduro para proteger la sede.

Medea Benjamin del grupo Code Pink denunció en Twitter el ingreso de la policía y el arresto "ilegal" de los cuatro activistas desalojados en "total violación de las convenciones de Viena. ¡Vergüenza!".

BREAKING NEWS: Police arrested the 4 people remaining in the Venezuela Embassy as part of the #EmbassyProtectionCollective. Total violation of Vienna Conventions. Shameful!!!

— Medea Benjamin (@medeabenjamin) May 16, 2019

Ya el miércoles, la policía llegó con una orden de desalojo e invitó a los activistas a desalojar la sede, pero les advirtió que si se negaban a irse del edificio serían detenidos, lo que finalmente ocurrido este jueves. Solo quedaban cuatro activistas en el interior.

Nicolás Maduro pidió el miércoles respeto a la embajada de Venezuela en Washington.

"El gobierno de Trump ha violado el recinto de la embajada de Venezuela en Washington y es responsable a la luz del derecho internacional de una grave violación no solo legal sino moral", puntualizó.

Maduro felicitó a Samuel Moncada, embajador ante la ONU, a los grupos de ciudadanos estadounidenses protectores de la embajada venezolana y al reverendo Jesse Jackson, defensor de los derechos civiles en Estados Unidos, quien introdujo este miércoles varios cargamentos con comida a la sede diplomática.

"Todos los días estamos dando batalla. Muchas gracias por esa demostración de valentía y de moral. Fuera las manos Donald Trump, fuera las manos imperialistas de Venezuela", sentenció.

Simpatizantes del líder opositor venezolano Juan Guaidó gritan fuera de la Embajada de Venezuela./ EFE

Simpatizantes del líder opositor venezolano Juan Guaidó gritan fuera de la Embajada de Venezuela./ EFE

Este jueves, Carlos Vecchio agradeció al "gobierno de los EE.UU., Departamento de Estado y los cuerpos de seguridad por su apoyo por hacer cumplir las leyes y tratados internacionales".

Desde que fue ocupada a principios de este mes, la embajada en Estados Unidos se ha convertido en uno de los escenarios del pulso político de Guaidó y Maduro.

Vecchio anunció en marzo que había tomado el control de las agregadurías de defensa y aérea y naval en Washington y del consulado en Nueva York, lo que el Ejecutivo interpretó como "una ocupación forzosa e ilegal".

Sin embargo, la Embajada resistía, ocupada por autodenominado Colectivo de Protección o Code Pink.

La semana pasada, Vecchio les cortó la luz, a pesar de lo cual los simpatizantes chavistas permanecían dentro.

Una de las denominados protectores de la embajada recoge una bolsa de comida y agua llevada por el reverendo Jesse Jackson, el miércoles./ EFE

Una de las denominados protectores de la embajada recoge una bolsa de comida y agua llevada por el reverendo Jesse Jackson, el miércoles./ EFE

La embajada está en Georgetown, un elegante barrio de Washington poco acostumbrado a ver carpas en las calles, toldos y centenares de personas con pancartas y música a todo volumen. Es que durante su ocupación, la diáspora venezolana pro Guaidó rodeó la sede, pujando por su desalojo.

La sede quedó rodeada de vallas, patrulleros, policías y agentes del servicio secreto que controlan todos los movimientos. Los vecinos miran incrédulos un paisaje inesperado en este barrio de casas típicas inglesas de ladrillo a la vista que cuestan varios millones de dólares.

En el pico de la ocupación de la embajada, unas 50 personas estaban dentro, durmiendo en sofás o en el piso, compartiendo tareas de cocina y participando en actividades artísticas y musicales. Luego quedaron 15. Y este jueves solo cuatro, que fueron finalmente desalojados.

Fuente: dpa y ANSA