Es padre y abuelo de seis nietos, y a los 73 años se ordenó sacerdote

Internacionales
Lectura

Nicola Pacetta tiene una vocación que maduró en una edad insólita, pero que había nacido en la adolescencia y se interrumpió cuando decidió casarse y empezó una vida como padre de

familia.

Es que Pacetta, que acaba de ser ordenado sacerdote, tiene 73 años, sin mencionar que es padre y abuelo seis nietos. El sábado pasado, en la Parroquia San Antonio de Padova, en Italia, recibió la ordenación presbiterial por imposición de las manos y rezo consagrado de parte de monseñor Giancarlo Maria Bregantini, arzobispo en la región del Molisse.

Al día siguente de su ordenación celebró su primera misa en la Parroquia de Campolieto, siempre en provincia de Campobasso. El ahora padre Pacetta nació en Catanzaro en 1946, y a los 70 años entró en el Seminario diocesano Redemptoris Mater de Campobasso, después de la muerte de su esposa.

Al día siguiente de su ordenación padre Pacetta celebró su primera misa en la Parroquia de Campolieto.

Al día siguiente de su ordenación padre Pacetta celebró su primera misa en la Parroquia de Campolieto.

Pero su vocación por el sacerdocio nació en la juventud cuando entró en un seminario franciscano, arribando al noviciado. Pero luego abandonó el camino religioso, conoció a una mujer y se casó.

Al quedar viudo retornó la vocación eclesiástica en su corazón. Él lo explica: "Mi cambio está ligado a la fidelidad que tengo por Dios, que me muestra un camino en el que encontré el amor del Señor".

La Parroquia de Campolieto en provincia de Campobasso. La Iglesia donde da misa el nuevo padre Pacetta.

La Parroquia de Campolieto en provincia de Campobasso. La Iglesia donde da misa el nuevo padre Pacetta.

Quien dio un fuerte impulso a su fe, fue su madre, que cuando era niño lo hacía leer revistas de información y cultura religiosa, en especial El mensajero de San Antonio. Cuando estaba bordeando los 30 años olvidó lo leído y decidió que debía formar una familia. Se casó, pero según él, "siempre estaba caminando bajo los efectos del amor de Dios".

A los 70 años, al enviudar, volvió al seminario y se puso el traje talar (la túnica negra que llega hasta el piso y usan los religiosos), siguiendo la guía del arzobispo Bregantini. Padre Pacetta cuenta: "Mi casa siempre fue un santuario donde la fe fue vivida por todos los componentes de mi familia y donde la comunión fue observada a la luz de la fe".

A los 70 años, al enviudar, Pacetta volvió al seminario y tres años después fue ordenado sacerdote.

A los 70 años, al enviudar, Pacetta volvió al seminario y tres años después fue ordenado sacerdote.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El arzobispo Bregantini, al ordenarlo sacerdote, dijo: "Este evento es el triunfo de un camino, el camino de Cristo. Lo que ha hecho padre Pacetta es el gesto más bello y verdadero que puede hacer un hombre. La Iglesia no es una aduana sino la casa paterna donde hay puesto para todos como afirma Papa Francisco".

Mientras la vocación sacerdotal está en caída en el mundo, un hombre hizo el camino inverso. Dejó la vida familiar para abrazar la religiosa. A los 73 años.

Fuente: La Gazzetta del Sud.

Traducción: Gustavo Marcelo Londeix.

GML

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...