El flagelo del ébola no se detiene: ya hay más de 1.200 muertos

Internacionales
Lectura

El brote de ébola que sacude el noreste de la República Democrática del Congo (RDC) ha causado más de 1200 muertos y 1800 contagios desde que se declaró en

agosto pasado, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En un informe remitido a la agencia EFE con cifras vigentes hasta el pasado 18 de mayo, las autoridades situaron en 1.209 el número de muertos, de los cuales 1.121 dieron positivo en pruebas de laboratorio, y el resto son casos probables.

Esos datos representan el fallecimiento de 85 personas en menos de una semana, en tanto que los casos de contagio ascienden a 1.816, de los cuales 1.728 fueron confirmados en el laboratorio.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) advirtió el pasado jueves de la rápida expansión de ébola en RDC.

Soldados del ejército de la República Democrática del Congo patrullan una aldea en Butembo, en la provincia de Kivu del Norte, uno de los epicentros del más reciente brote de ébola. / EFE

Soldados del ejército de la República Democrática del Congo patrullan una aldea en Butembo, en la provincia de Kivu del Norte, uno de los epicentros del más reciente brote de ébola. / EFE

Pese a algunos éxitos en la contención del brote, se ha producido un alarmante aumento de nuevos casos diarios en las últimas semanas.

"No podemos permitir que el ébola se atrinchere en las provincias de Kivu del Norte e Ituri o que se extienda a áreas urbanas donde será mucho más difícil de controlar, y tampoco podemos permitir que cruce las fronteras internacionales", subrayó el director de Salud y Atención de la Cruz Roja, Emanuele Capobianco.

Este brote (el más letal de la historia de RDC y el segundo del mundo por muertes y casos, tras la epidemia en África Occidental de 2014), se declaró el pasado 1 de agosto en Kivu del Norte e Ituri.

Sin embargo, el control de la epidemia se ha visto minado por el rechazo de algunas comunidades a recibir tratamiento y la inseguridad en la zona, donde operan grupos armados y milicias rebeldes que han atacado centros de atención a pacientes de ébola.

Desde el pasado 8 de agosto, cuando se iniciaron las vacunaciones, más de 119.600 personas han sido inoculadas, en su mayoría en las ciudades de Katwa, Beni, Butembo, Mabalako y Mandima, según las últimas cifras publicadas por el Ministerio de Sanidad.

El brote de ébola más devastador a nivel mundial fue declarado en marzo de 2014, con casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea-Conakri, país del que se extendió a Sierra Leona y Liberia.

Casi dos años después, en enero de 2016, la Organización Mundial de la salud (OMS) proclamó el fin de esa epidemia, en la que murieron 11.300 personas y más de 28.500 fueron contagiadas, cifras que, según esta agencia de la ONU, podrían ser conservadoras.

El virus del ébola se transmite a través del contacto directo con la sangrey los fluidos corporales contaminados, provoca fiebre hemorrágica y puede llegar a alcanzar una tasa de mortalidad del 90%.

Preocupación en la OMS

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que el riesgo derivado del brote de ébola en el este de República Democrática del Congo (RDC) sigue siendo "muy alto" ya no solo por la enfermedad en sí, sino también por la creciente inseguridad en la zona.

"Es una de las emergencias sanitarias más complejas a las que nos hemos enfrentado", ha señalado el responsable de la OMS durante una asamblea en Ginebra en la que ha recordado que se trata de "uno de los virus más peligrosos en una de las zonas más peligrosas del mundo".

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió respecto al riesgo que significa el más reciente brote de ébola en la República Democrática del Congo. / AP

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió respecto al riesgo que significa el más reciente brote de ébola en la República Democrática del Congo. / AP

"No luchamos solo contra un virus. Luchamos contra la inseguridad. Luchamos contra la violencia. Luchamos contra la desinformación. Luchamos contra la desconfianza. Y estamos luchando contra la politización de un brote", agregó.

Los ataques a centros médicos se cuentan por decenas y, como ha resaltado Tedros, "cada ataque da una ventaja al virus", por lo que ha llamado a no bajar la guardia para lograr más "triunfos" como el que representa Fausztin Kalivanda, un superviviente de Beni que tras perder a su esposa y su hija de cinco años ahora siente que su "deber" es ayudar a otros a superar la enfermedad.

Agencias EFE y DPA.​

GML

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS