Las elecciones parlamentarias europeas, un test político para Emmanuel Macron

Internacionales
Lectura

Las elecciones europeas en Francia del próximo domingo se han transformado en un referéndum a favor o en contra del presidente Emmanuel Macron y su legitimidad política. Frente a él,

está Marine Le Pen y su reciclado Frente Nacional, ahora llamado Rassemblement Nacional (RN),como en las presidenciales del 2017, que busca forzarlo a renunciar si es derrotado.

Cuenta con el apoyo de Steve Bannon, el jefe de estrategia del presidente Donald TRump,instalado en un suite de 8000 euros en el Hotel Bristol, frente al palacio del Eliseo. El arquitecto de la victoria de Trump considera a Francia como el “Ground Zero del futuro de Europa contra los globalizadores”. Evitó ir a Milán, a la internacional de la ultraderecha, para quedarse en París y saturar los medios franceses con su discurso populista.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En Europa hay solo dos alternativas. Es el movimiento populista en favor de la Europa de las Naciones o es la burocracia de los Estados Unidos de Europa de Macron. Y como va a haber una débil participación por todos lados, es acá en Francia donde se juega todo”, dijo Bannon a la prensa francesa.

Con los Chalecos Amarillos en la calle durante meses exigiendo “Macron dimisión” y el jefe de Estado impopular, con 67 por ciento de los franceses descontentos con su actuación, los electores van a participar el próximo domingo en un triple referéndum, con las europeas como telón de fondo. Se juega la estabilidad presidencial, la suerte del futuro de Europa y el proyecto presidencial hasta el fin de su mandato.

Antes que nada estará en juicio la legitimidad del presidente Macron. Si la oficialista República en Marcha (LREM) no gana, será la extrema derecha de Marine Le Pen(RN) quien se imponga. Un duelo donde el entonces llamado Frente Nacional en las presidenciales del 2017 fracasó y fue derrotado ampliamente tras el desastroso debate de Marine Le Pen frente a Macrón, que dejó al desnudo su falta de formación y de proyecto “Este campaña se juega país por país.Pero una vez más, yo no soy partidario de ésos que piensan que no es grave que Rassemblement National sea una vez más el gran ganador de esta elección. Hace 5 años fue el ganador. No hay que olvidarlo.Y no podemos en el resto de Europa poner buena cara frente a este hecho. Ellos están ahí. Ellos han votado contra todos los proyectos que Francia ha defendido en Europa y comprenden aquellos para protegernos (ante el terrorismo) .Son una catástrofe”, alertó el presidente Macron, de lleno en la campaña europea.

Presencia. El presidente de Francia, Emanuel Macron recibe al primer ministro portugués, Antonio Costa antes de una reunión en el Palacio del Elíseo, en París (EFE).

Presencia. El presidente de Francia, Emanuel Macron recibe al primer ministro portugués, Antonio Costa antes de una reunión en el Palacio del Elíseo, en París (EFE).

Las consecuencias serán pesadas para el gobierno macronista si pierde. En el palacio del Eliseo advierten que “habrá consecuencias” si la derrota llega. Si bien Le Pen quiere forzar la renuncia de Macron y disolver la Asamblea Nacional, estos no son escenarios habituales en la V República.

Las críticas van a apuntar al primer ministro Édouard Philippe, que está haciendo campaña en esta elección . “Yo puedo cambiar todo y sobre todo, la configuración alrededor de esta mesa”, amenazó Emmanuel Macron en el Consejo de Ministros. La sobrevivencia política de Édouard Philippe y de su gabinete depende del triunfo o la derrota del domingo.

Una derrota de la candidata macronista Nathalie Loiseau frente al RN dejaría al primer ministro en una posición extremadamente frágil. Por eso Philippe ha organizado su participación en 10 actos electorales esta semana. La candidata Loiseau no entusiasma a la macronía.

Las elecciones europeas son hoy un riesgo para Macron y van a tener un enorme impacto doméstico. Revelarán cuál será la identidad europea, cuando la crisis económica y social está reformando las sociedades, cargándolas de prejuicios contra los inmigrantes, xenofobia, broncas antisistema y miedo al mundo laboral del futuro.

Una derrota o una victoria será vital para su futuro y el de una Europa Federal. Esas fuerzas de las Naciones , representadas por figuras de extrema derecha como como Viktor Orbán en Hungria, Tomio Okamuyra de la República Checa y Mateo Salvini en Italia quieren ver derrotado a Macron y su modelo europeo y recuperar la soberanía de estados nación cedida a la Unión Europa para sus países.

Desafiante. La lider de la ultraderecha francesa, Marine Le Pen, titular del partido Rassemblement National (RN) (AFP).

Desafiante. La lider de la ultraderecha francesa, Marine Le Pen, titular del partido Rassemblement National (RN) (AFP).

La hija de Jean Marie Le Pen ha conseguido un defensor peligroso y astuto. “Marine Le Pen es una heroína de los tiempos actuales”, dijo Steve Bannon desde el Bristol. ”Ella terminará por ganar porque es la más resistente de todos. Ha comprendido que el voto del 2017 no era un voto pro Macron sino un voto anti Le Pen. Ha comprendido que esta elección europea es un partido de vuelta, un poco como las de mediano término americanas . Ganarle a Macron el domingo próximo podría cambiar completamente el panorama en Europa porque él es el autoproclamado jefe de la UE y ha invertido toda su energía en un proyecto europeo”, explicó.

Estos comicios pueden ser un test y un anticipo de lo que puede pasar si hay después elecciones nacionales. Van a reflejar sociedades con una clase media empobrecida, con miedo al futuro, a la robotización laboral y a la pérdida de su estilo de vida, como sucede en Francia con los Chalecos.

Una encuesta realizada por la empresa YouGov arrojó como resultado que más de la mitad de los votantes en países como Francia, Alemania, Italia y Polonia creen que la desintegración de la Unión Europea podría ocurrir “y que tal vez sean las últimas elecciones” en la que ellos participan.

El objetivo de los soberanistas antinmigrantes euroescépticos es construir un gran bloque en el Parlamento Europeo, que por primera vez podrían tener peso e impedir una Europa más política, con ejército propio. Una Unión más federal. Ante el retiro de Ángela Merkel, el objetivo es Macron y su visión de Europa , cuando le faltan tres años para terminar su mandato.