Torturas y narcotráfico dentro del SEBIN, la inteligencia de Venezuela

Internacionales
Lectura

El teniente coronel retirado del USMC, Dakota Wood, dice que dejar todas las opciones sobre la mesa es un movimiento diplomático inteligente para los EE. UU. Por Hollie McKay

 

 

En octubre, Fernando Alban, el concejal del disidente partido político venezolano Primero Justicia, se pronunció en contra del líder de la nación asediada Nicolás Maduro en las Naciones Unidas en Nueva York. A su regreso al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, fue capturado silenciosamente por el Servicio Nacional de Inteligencia Bolivariano de Venezuela (SEBIN). Tres días después, Alban se lanzó a la muerte desde un edificio secreto en el décimo piso mientras era sometido a un interrogatorio.

La línea oficial es el suicidio, pero muchos están apuntando sospechosamente a su muerte a manos del ala de seguridad e inteligencia más formidable del país.

 

Bajo el gobierno de la Vicepresidenta de Venezuela, actualmente Delcy Rodríguez, los auspicios de seguridad interna han registrado un extenso archivo de violaciones a los derechos humanos y acusaciones de tortura de quienes se oponen al régimen de Maduro.

"La SEBIN opera en todo Venezuela realizando la vigilancia y patrullando como una policía política", dijo a Fox News Johan Obdola, ex jefe antinarcóticos venezolano y fundador de la firma de Seguridad e Inteligencia centrada en América Latina, IOSI. “Sin embargo, sus operaciones principales se basan en operaciones de inteligencia física en todo el país y en el extranjero, y tienen sus objetivos principales para neutralizar a los opositores políticos del régimen. Son los más temidos ”.

Mientras que SEBIN tiene su sede en El Helicoide en Caracas, con una prisión críptica, los lugareños llaman a la tumba (La Tumba) cinco pisos por debajo de la superficie en una de sus oficinas de Caracas, sus sucursales y ubicaciones satélites engendran el país. Algunos dicen que los agentes también operan en representaciones diplomáticas venezolanas en varias partes del mundo. En 2012, el Nuevo Herald informó que alrededor de una docena de agentes aparentes de SEBIN que operan en la esfera diplomática en los Estados Unidos se vieron obligados a irse.

SEBIN, que durante décadas fue llamada Dirección Nacional de Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP) hasta que el ex presidente Hugo Chávez cambió el nombre en 2009, incrementó su participación en el comercio de drogas alrededor de 2006, dijeron fuentes bien ubicadas. El impulso se produjo solo unos meses después de que Chávez expulsó a la Agencia de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA) de Venezuela.

Un desertor del gobierno venezolano de 54 años, que solo puede ser identificado por el seudónimo de Ras dado los lazos familiares que aún se encuentran dentro del país en rápido deterioro, sirvió durante mucho tiempo como un fiel confidente de inteligencia cercano a Hugo Chávez. Luego fue ascendido a la sección de comando superior de la SEBIN con el cargo de comisionado hasta finales de 2014, cuando el "nivel de represión que la agencia recibió la orden de implementar contra los manifestantes" se convirtió en demasiado difícil de entender, y en su opinión, los narcóticos cambiaron se atrincheraron demasiado en sus propias misiones diarias.

El narcotráfico se disparó alrededor de 2004, subrayó Ras, y en 2007 saltó a un nuevo nivel. Afirma que Chávez ordenó personalmente misiones encubiertas para enviar cocaína a Estados Unidos y Europa, en coordinación con los rebeldes de las FARC en la vecina Colombia, y luego a través de los carteles mexicanos que estaban activos en empresas transfronterizas.

“También hablaron sobre la participación de un narcotraficante venezolano, Walid Makled, que era un importante capo de la droga en Venezuela y que recibió grandes contratos del gobierno venezolano. Más tarde, las operaciones de drogas de Walid Makled comenzaron a molestar a Chávez. Entonces, en 2008, Chávez le ordenó a Tareck El Aissami, entonces ministro del Interior, que "sacrificara" a Walid ", dijo Ras. "Así que Tareck ordenó el arresto de Walid, luego Chávez ordenó a Tareck que se hiciera cargo de la operación de drogas, ya que esta acción contra Estados Unidos no se pudo detener".

El lunes 8 de octubre de 2018, miembros del personal del concejal encarcelado Fernando Alberto Albán Salazar se abrazan frente a la sede del Servicio de Seguridad Nacional Bolivariano (SEBIN) en Caracas, Venezuela. El Fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab, dijo el lunes que Salazar, quien fue arrestado por sospecha participación en un intento fallido de asesinato del presidente Nicolás Maduro, ha muerto de suicidio.  (Foto AP / Fernando Llano)

El lunes 8 de octubre de 2018, miembros del personal del concejal encarcelado Fernando Alberto Albán Salazar se abrazan frente a la sede del Servicio de Seguridad Nacional Bolivariano (SEBIN) en Caracas, Venezuela. El Fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab, dijo el lunes que Salazar, quien fue arrestado por sospecha participación en un intento fallido de asesinato del presidente Nicolás Maduro, ha muerto de suicidio. (Foto AP / Fernando Llano)

A principios de 2017, Maduro nombró a Aissami para que fuera su vicepresidente y, por lo tanto, quedó relegado a la función crítica de supervisar el SEBIN. Aissami, nacida de una madre libanesa y un padre sirio, es uno de los hombres más ricos del país y durante años ha estado bajo investigación por parte de los fiscales de los Estados Unidos por tener relaciones cercanas con Hezbolá y la financiación del narcotráfico.

Aissami permaneció en el segundo puesto al mando hasta junio de 2018, cuando fue trasladado al puesto de Ministro de Industrias y Producción Nacional.

“Venezuela no es un país para operaciones internas de carteles de drogas, sino un centro estratégico no solo para los dos carteles del gobierno venezolano; "A otros grupos regionales e internacionales de drogas, criminales y terroristas que operan con la protección y el apoyo del régimen", enfatizó Ras. “La mayoría de estas drogas llegan a Estados Unidos y Europa, a través de México, República Dominicana, África, Brasil. La mayoría del personal militar en Venezuela está involucrado en estas operaciones en todos los niveles de la nación ”.

Ras también subrayó que durante años los miembros de Hezbollah, que se estaban beneficiando en gran medida del refugio narco en Venezuela y que operaban desde la notoria región de la triple frontera, entre Argentina, Paraguay y Brasil, habían estado adquiriendo pasaportes venezolanos durante mucho tiempo.

"A partir de 2010, de diez a quince hombres llegarían cada dos o tres meses a una unidad militar en particular, el Batallón de Infantería Especial 421, donde se los alimenta y se los lleva a la Oficina Nacional de Identificación SAIME en el estado de Aragua, donde reciben una identificación de Venezuela, incluidos pasaportes ", recordó. "Luego se envían a otras naciones latinoamericanas, algunas de ellas con la aerolínea Cubana de Aviation, que se dirige a Cuba, así como a otras islas del Caribe".

Un periodista de Caracas señaló que "todo el mundo sabe que esto está sucediendo, pero el grado en que ha estado ocurriendo la operación de drogas es mucho más elaborado de lo que nadie sabía".

Emanuele Ottolenghi, miembro principal y experto en América Latina de la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD), describió a SEBIN como un servicio que debería funcionar como la versión de Venezuela del FBI, pero en la práctica es "una herramienta estatal de represión política utilizada para Silenciar la disidencia y aterrorizar a los oponentes ".

“SEBIN se mantuvo hasta hace muy poco, el látigo que el régimen usaba para romper la disidencia. "En los últimos días, han comenzado a surgir preguntas con respecto al posible papel de algunas figuras de alto nivel en el cambio de lealtad y la búsqueda de eliminar a Maduro", dijo. "Sigue siendo una herramienta formidable de represión".

En esta foto publicada por la Oficina de Prensa de Miraflores, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a la derecha, acompañado por su ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, saluda su llegada a Fort Tiuna, en Caracas, Venezuela, el jueves 2 de mayo de 2019. (Jhonn Zerpa / Miraflores Oficina de prensa vía AP)

En esta foto publicada por la Oficina de Prensa de Miraflores, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a la derecha, acompañado por su ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, saluda su llegada a Fort Tiuna, en Caracas, Venezuela, el jueves 2 de mayo de 2019. (Jhonn Zerpa / Miraflores Oficina de prensa vía AP)

Ottolenghi estuvo de acuerdo en que la agencia es un gran cerebro detrás del creciente tráfico de drogas.

"Han brindado protección a al menos un señor de la droga clave y han tratado de aprovechar su largo alcance para tomar como rehenes a un periodista estadounidense en un intento por cambiarla por los dos sobrinos del presidente Maduro después de que fueron detenidos en los EE. UU. Por cargos de drogas, " El lo notó.

Los sobrinos de Maduro, quienes fueron criados principalmente por su esposa Cilia Flores, fueron sentenciados a 18 años de prisión a fines de 2017, dos años después de ser extraditados a Estados Unidos desde Haití y condenados por cargos de narcotráfico.

Además, Ras está lejos de sorprenderse de que, dada la fortaleza de la SEBIN y el financiamiento de las drogas, el régimen dentro de una vez una nación próspera y rica en petróleo todavía no se desmorone.

"Es extremadamente difícil ya que hay una estructura criminal y terrorista complicada que apoya a Maduro", afirmó.

Los oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela forman un cordón alrededor del edificio de la Asamblea Nacional cuando el congreso controlado por la oposición se reunió para discutir un movimiento que podría proporcionar cobertura política para una mayor participación internacional en la crisis de la nación, en Caracas, Venezuela, el martes 7 de mayo de 2019. La policía militar impidió que los periodistas ingresaran a la Asamblea Nacional, y algunos reporteros fueron hostigados por partidarios del gobierno fuera del edificio.  (Foto AP / Fernando Llano)

Los oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela forman un cordón alrededor del edificio de la Asamblea Nacional cuando el congreso controlado por la oposición se reunió para discutir un movimiento que podría proporcionar cobertura política para una mayor participación internacional en la crisis de la nación, en Caracas, Venezuela, el martes 7 de mayo de 2019. La policía militar impidió que los periodistas ingresaran a la Asamblea Nacional, y algunos reporteros fueron hostigados por partidarios del gobierno fuera del edificio. (Foto AP / Fernando Llano)

Obdola se hizo eco de que, desde la llegada de Maduro al poder en 2013, SEBIN ha "radicalizado sus acciones violentas contra la oposición, los manifestantes y el resto de la población civil".

"Al estar bajo la orden directa del Vicepresidente del país, SEBIN puede incluso mantener presos políticos después de que un juez haya ordenado su liberación, en casos excepcionales", continuó.

No obstante, los EE. UU. Están generando incentivos incluso para los operadores de SEBIN que rompen con su rango superior.

A principios de este mes, el general Manuel Cristopher Figuera, quien fue nombrado jefe del servicio de inteligencia en octubre pasado y luego fue puesto bajo las sanciones económicas de los Estados Unidos, se retiraron esas sanciones después de haber renunciado días antes a su cargo y saltó de la nave para apoyar la misión de Juan Guaido.movimiento de oposicion Él es el oficial de más alto rango hasta el momento que se ha dirigido a su ex Comandante en Jefe.

fuente foxnews

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS