Rechazaron la propuesta de Theresa May sobre el Brexit

Internacionales
Lectura

La primera ministra Theresa May obtuvo este miércoles un absoluto rechazo de todos los partidos a su propuesta de Brexit en la Cámara de los Comunes y piden su “inmediata renuncia”

.

Un día antes de las elecciones europeas en Gran Bretaña que han implosionado a los Torys y fortalecido el Partido del Brexit, la premier presentó su plan reciclado de divorcio europeo de 10 puntos. El incluye una votación de los diputados por una unión aduanera temporaria, iguales derechos para los trabajadores británicos que los europeos y la posibilidad de un segundo referéndum.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Pero los conservadores rechazaron la propuesta al igual que el resto de los partidos. El líder laborista Jeremy Corbyn dijo que Theresa May “ha perdido toda autoridad para una negociación”, apoyó una unión aduanera “definitiva” y exigió “inmediatas elecciones generales para que la gente decida”.

Corbyn acusó a la primera ministra de presentar “su nuevo” acuerdo en la sede de la firma contable PWC antes que en el Parlamento. Aclaró que su acuerdo de compromiso no sobrevivió ni su reunión de gabinete ayer y pidió “un voto libre por un segundo referéndum” para los diputados.

“Es claro que un compromiso en el Parlamento no puede sobrevivir la batalla por el liderazgo conservador” dijo Corbyn, en clara referencia a la carrera que se ha lanzado entre los Torys para reemplazarla en Downing St.

La primera ministra británica, Theresa May, sale este miércoles de su residencia oficial de camino al Parlamento (EFE).

La primera ministra británica, Theresa May, sale este miércoles de su residencia oficial de camino al Parlamento (EFE).

En lo que probablemente será una de sus últimas presentaciones en la Cámara de los Comunes, May dijo que “nosotros necesitamos ver terminar el Brexit”.

Ella cree que la mayoría de los diputados piensan lo mismo, ”más allá de las divisiones y desacuerdos sobre el acuerdo” que ella negocició con Bruselas. También confirmó que “no hay mayoría en el Parlamento para irse sin acuerdo”, como desean los Brexitiers, ni cancelar el Brexit, que implicaría la revocación del artículo 50.

May insistió que ella está “en contra de un segundo referéndum “ porque el gobierno debe implementar “ el resultado del primero”. Pero reconoce “el genuino y fuerte sentimiento” de algunos diputados que lo desean. Los legisladores podrán votar por aprobar o rechazar un referéndum si pasan el paquete del Brexit, que ella quiere que sea debatido y aprobado en junio.

Ni aplausos, ni insultos, ni nada. Los diputados respondieron con el más absoluto silencio las propuestas de Theresa May de su reciclado Brexit, que ella había enunciado el lunes lejos del Parlamento. No la escuchan más. El peor signo en un Parlamento como el británico, donde los debates son vigorosos y ruidosos en el recinto. Cuando ella hablaba presentando el plan, el recinto de la Cámara de los Diputados se vació y la mitad de su gabinete desapareció.

May confirmó que el proyecto de ley de divorcio europeo será publicado el viernes, justo cuando el Parlamento está en receso y termina el período de silencio electoral tras los comicios europeos.

El laborista Hilary Been urgió a la primera ministra a dar un “ultimo paso” y ofrecer otro referéndum, que el llamó “confirmatorio”, a cambio de que los diputados pasen su paquete del Brexit.

Nigel Dods, el líder de los unionistas protestantes de Irlanda del Norte y ex aliado de la premier, confirmó que “el acuerdo no ha cambiado” y que son “intentos de mitigar un mal acuerdo”.

Con los conservadores divididos y los Brexitiers impulsando un No Acuerdo en plena campaña para reemplazarla, Liz Saville Roberts, del galés Playd Cymru, le advirtió a la primer ministra que ella está pidiendo a los diputados aprobar un paquete del Brexit “cuando su autoridad se escapa de sus manos cada hora”.

Una imagen de la reunión de este miércoles en el Parlamento inglés (AFP).

Una imagen de la reunión de este miércoles en el Parlamento inglés (AFP).

Todo el debate se está realizando sin que nadie conozca el texto de la ley que ella busca imponer, que puede ser modificado con enmiendas, cuando se presente (si se presenta un día) en el mes de junio.

En medio del debate, una rebelión crece. La primera ministra Theresa May podría ser forzada a renunciar esta misma noche porque su gabinete se niega a votar el acuerdo de Brexit que ella propone. No consigue controlar una rebelión de los ministros y diputados Brexitiers, que quieren que se vaya “inmediatamente”.

Los 34 diputados que apoyaron su paquete del Brexit en la última votación se han evaporado. Entre ellos Boris Johnson, David Davis, Iain Duncan Smith y Jacob Rees Mogg, todos euroescépticos. Al menos 70 diputados de su partido están dispuestos a votar en contra de su proyecto.

“Los ministros del gabinete no van a apoyar esto. Es un desastre” dijo una fuente de su gabinete.

Esta drama institucional se agrava con las consecuencias económicas del Brexit. British Steel, una de las últimas compañías de acero británicas, colapsó en insolvencia hoy y dejó 25.000 trabajadores en riesgo. Los liquidadores están en el interior de la fábrica, que incluye 4500 empleados directos y 20.000 proveedores.

En su primer comunicado, los administradores judiciales quieren continuar “en una operación segura” y agradeció al personal su apoyo en “este tiempo difícil”. Pero el futuro es incierto y este debilitado gobierno quiere encontrar un gobierno con sus propietarios, que compraron la planta por una libra esterlina, cuando estaba en grandes dificultades. Pero legalmente no está autorizado a otorgarles un crédito.

GML